lunes, 18 de junio de 2018

El publicista Enrique Rodda hará un documental con "El siglo murguero"

La imagen puede contener: una persona, primer planoFotógrafo, publicista, virtuoso del timple y, sobre todo, enamorado de su tierra. Un chicharrero que hace diez años se instaló en Madrid, de donde acaba de regresar. No tiene el concepto de venir de hacer las Américas, pero sí con el convencimiento de llevar a la pantalla la historia de las murgas del Carnaval, un género que le enamora, desde su visión y con una interpretación apta para todos los públicos. Sin ánimo de hacer caja, solo para divulgar.

Así nace el proyecto "El siglo murguero", título del documental en el que trabaja ya Enrique Rodda. "La película narrará estos 100 años de historia de manera cronológica y estará dividida en cinco bloques temporales. El primero se encargará de ofrecernos una visión breve sobre el Carnaval de comienzos del siglo XX para conocer el terreno en el que se germinó la murga chicharrera", explica Enrique Rodda.

El segundo bloque, dedicado al desembarco de la cañonera "Laya". "El hecho de que el contramaestre del navío obtuviera el permiso para constituir una chirigota con sus marineros sin duda es el punto de partida de toda esa historia". Tal vez la cinematografía más elaborada y costosa del documental se centre en este hecho. Sería un magnífico aporte visual reproducir con actores y figurantes a aquellos marineros andaluces. Anidar una secuencia de imágenes basadas en las fotografías que se conservan y con ello trasladar al espectador a aquel domingo de febrero de 1917". Será también el bloque encargado de rememorar figuras tan importantes como la de "El Flaco", "El Chucho" o "El Manco", precursores de las primeras agrupaciones murgueras formadas en los barrios del viejo Santa Cruz. Este tramo concluye con la aparición de las primeras murgas infantiles y situaremos por primera vez en esta cronología a un icono de nuestras fiestas: Enrique González Bethencourt".



El tercer y cuarto bloque, explica Enrique Rodda, van de la mano. Parten desde 1937, cuando se publica la orden ministerial de la prohibición del Carnaval y avanza con el análisis de los mecanismos políticos que consiguieron disfrazar la celebración de Fiesta de Invierno. El documental se adentrará en las figuras de Opelio Rodríguez Peña, el origen de la Ni Fú-Ni Fá, los futuros Triqui-Traques, Diablos Locos o Ni Pico-Ni Corto. O la historia viva que encarna Nicolás Mingorance.

El quinto y último bloque Enrique Rodda lo dedicará desde la instauración de la democracia hasta el presente, haciendo énfasis en los años 80 y 90 con el nacimiento de Mamelucos, Singuangos, Bambones, la creación de las fases y las finales, las vibrantes actuaciones en la plaza de España o el análisis de por qué el concurso de murgas se ha convertido en la actualidad en un auténtico fenómeno de masas. No es solo un documental histórico; sino un análisis de dónde viene y a dónde va, desde la proximidad con los componentes anónimos que dejan en casa sus problemas para engrandecer el nombre del Carnaval.

Humberto Gonar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario