viernes, 11 de mayo de 2018

CC y PP cierran filas en torno al Carnaval y mantendrán las galas

Resultado de imagen de gladis de leon si se puede comisión control"No queremos reinas magas a lo Carmena, ni galas a lo Frías". Esa fue alguna de las expresiones con las que el grupo de gobierno de Santa Cruz (CC-PP) cerró filas ayer en torno al Carnaval, tras la polémica que ha generado el cuestionamiento realizado por Sí se Puede (SsP) de determinados actos como las galas de elecciones de la reina, que consideran sexistas.

En este caso fue el portavoz nacionalista, José Alberto Díaz-Estébanez, el que, con vehemencia, acusó a la formación de izquierdas, en el transcurso de la comisión de control, de "no querer lo que no puede controlar", y remarcó que el Carnaval es "demasiado grande y nada sexista" para que lo utilicen como "arma política".

Antes que él había sido la edil de Fiestas, Gladis de León, la que había dejado claro que el ayuntamiento va a mantener las galas de elección de la Reina del Carnaval y de las Fiestas de Mayo, al considerar que representan "una parte muy importante" de las tradiciones de la ciudad y en ningún caso reproducen conductas sexistas o machistas.

Además, De León había reprochado a Sí se Puede, en este caso a su edil Asun Frías, que se haya "dañado" la imagen exterior de la capital, y "el trabajo y la ilusión de miles de personas", a raíz del debate suscitado por la utilización del término "sexismo" para las fiestas del municipio.



La edil de Fiestas mostró una captura de imagen de internet para demostrar que las galas de las reinas del Carnaval y de Mayo están ahora etiquetadas por el buscador Google como "acto sexista". Y recordó que las bases de las galas son aprobadas por el Consejo del Organismo Autónomo de Fiestas "siempre con el apoyo de todos los grupos políticos de la Corporación, que están representados en este órgano".

En esta línea, el portavoz del PP, José Carlos Acha, criticó a Sí se Puede "por intentar adoctrinar" a la sociedad sobre lo que son actos sexistas. "Lo que están haciendo es aberrante. Ya solo les falta que pidan al ayuntamiento que prohíba que los pequeños vean Blancanieves o Frozen y que solo vean Lara Croft", sostuvo.

Asun Frías, sin embargo, insistió en que con su planteamiento no pretende "cargarse ninguna tradición, sino actualizarla". "Soy carnavalera, que nadie cuestione mi amor a esta fiesta", enfatizó.

La concejal de la oposición reconoció que la situación que ha vivido con la polémica que ha generado su propuesta "ha sido muy dura", pero remarcó que, al menos, ha logrado su objetivo: abrir el debate. "Solo estamos pidiendo que, por ejemplo, se hagan galas mixtas, en las que puedan participar niñas y niños, ya que lo que se está eligiendo, tal y como lo ha dicho el grupo de Gobierno, son las fantasías, los trajes", apuntó.

A su juicio, "tarde o temprano" los cambios se van a producir "porque la sociedad cambia". "El Carnaval no es mío, ni de Sí se Puede. Pero tampoco es de Coalición Canaria", aseveró.

A este respecto, la concejal de Fiestas expresó la disposición del grupo de gobierno a escuchar y, en su caso, promover medidas que mejoren la igualdad, pero sin que esto signifique una modificación en las galas, "en las que se valora la creatividad de un diseño y no el aspecto de la mujer".

También señaló que las bases no establecen limitaciones en función del aspecto físico de las candidatas y que durante su trabajo al frente de Fiestas se han cuidado especialmente los asuntos relacionados con la igualdad y la inclusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario