lunes, 9 de abril de 2018

Las murgas comienzan sus fichajes para 2019

La imagen puede contener: una persona
Lolo Tavío
El homenaje del sábado al recordado Berto Marichal, director y presidente de la infantil Chinchositos, supuso el "fin de fiesta" del Carnaval 2018 y el pistoletazo de salida a la nueva edición. De hecho, ya ese día en el mercado de La Salud Lolo Tavío -recién salido de La Traviata- se dejó ver con sus nuevos compañeros para 2019: Zeta-Zetas.

Ha comenzado el particular "mercado de verano" murguero, por mantener el símil futbolístico, que se ha adelantado en esta oportunidad a abril, y ya se ha confirmado el nacimiento, o al menos la intención de participar, de dos formaciones noveles: Arremangados, presidida por "Papuchi", de Candelaria, y con Marco González, exdirector de Triqui, al frente de toda la maquinaria artística. No serán las únicas caras nuevas, pues en el mercado de La Salud se gesta la creación de la sección adulta de Lenguas Largas, que será mixta y estará encabezada por Graci Martín, director que se forjó primero en Guachi adulta y luego en la infantil del mismo nombre, Lenguas Largas, y que hasta febrero dirigió Jocikudos. La presidencia la asumirá Leonor Cortés, hija de Leo Cortés, de la familia Rebeldes. Se trata de un proyecto que ha estado en mente desde hace varios años y en el que de cara a su estreno podrían contar con Romén Soriano en el apartado musical y con Yone Expósito en las letras. En las filas, Josua Sánchez, de Castorcitos, sinónimo de éxito, que si en 2018 se estrenó como diseñador con Marchilongas, el próximo año hará la fantasía a Diabólicas.



Con estas dos murgas nuevas, el total de participantes se eleva a 24, el número máximo que permiten las bases, reservando plaza a la ganadora del norte. Forzando, podría entrar una más si finalmente fructifica una sorpresa que se trama desde marzo.

En paralelo, se ha disparado el "mercado de fichajes". Francis Trujillo, La Juana, hasta febrero en Trabas, regresará a Triqui-Traques, coincidiendo con la marcha de Pipo, Carreño y el Chiri, en un nuevo proyecto que sigue comandando José Castilla. En las letras, la "tribu del Carnaval" ha incorporado a Juan Bazzochi, que llegó a militar años atrás en Mamelucos y vuelve a escribir a las adultas con las mieles de los éxitos cosechados en Rebobinados, cuyo director musical fue tentado, pero al final no cuajó. Tampoco seguirá Romén Soriano en Diabólicas.

Más cambios. Lolo Tavío, de La Traviata a Zeta-Zetas; Hucho Rodríguez, de Trabas a La Traviata; El Chiri, que dejó Triquis para ir a Mamelucos y a quien finalmente el presidente, Manolo Peña, recolocó al menos en 2019 en No Tengo El Chichi Pa Farolillos y se negocia que salga en la rondalla.

Nuevo movimiento de La Traviata a Mamelucos. Si el año pasado fue Javi "El Pechi", este sigue su estela Javi "El Conga". Y no será el único. Pero los de Juan Díaz no se quedan huérfanos, pues sigue Jose "El Flaco", Juani Febles finalmente se queda, regresa Lalo Díaz y Juan quita el polvo a la guitarra para montar también. Se fueron 20 y volvieron otros tantos. Recuperan históricos en busca de un estilo más puro. El equipo de Bambones se apuntala con un Javier Nóbrega más comprometido, mientras Triquikonas asume una refundación, con nueva directiva tras la marcha de Naara Hernández y el nombre de la murga en manos de la propia Naara y Yerai Lorenzo, que pelearán por hacer historia con Trinkosos, en el Norte, y el regreso de Paralepípedos.

Humberto Gonar

No hay comentarios:

Publicar un comentario