martes, 20 de marzo de 2018

¿Puede desaparecer la Reina infantil del carnaval chicharrero?

Aunque algunos lo vean como un titular alarmista, quizás no esté muy alejado de una realidad que ya se ha dado en otro municipio de nuestra isla, como Candelaria. Hace tres años se produjo un pacto entre Coalición Canaria y el PSOE en la Villa sureña. El área de Fiestas recayó en el nacionalista Juan Carlos Armas. Carnavalero de pro y amante de nuestra fiesta, lo primero que hizo fue volver a restablecer las elecciones a Reina del Carnaval adulta e infantil, además de una Gala Drag Queen. El pacto se rompió en este municipio el pasado 2017. El PSOE se quedó gobernando en solitario con el apoyo de Podemos y esta última formación no es partidaria de los certámenes que tengan que ver con el mundo infantil, ya sea en fiestas patronales, de mayo o carnavales. Por ese hecho el pasado febrero ya se eliminó la elección de la Reina infantil en el municipio candelariero.

Podemos tiene cada vez más apoyo en nuestra isla y quizás en el próximo 2019, que hay elecciones municipales, puede entrar en el Consistorio capitalino e incluso puede ser la llave para la formación de un gobierno. Si entran en el Ayuntamiento de Santa Cruz, ¿peligraría la Gala de la elección infantil? Sería una pena perder este acto. Son cantera de nuestro Carnaval y de la cultura de nuestra fiesta, ya que perderíamos ese aliciente que las niñas hoy en día tienen en presentarse a soberana infantil de las carnestolendas chicharreras.



La primera Gala de la elección infantil se realizó por el año 1975, en el Teatro Guimerá de Santa Cruz. Con el paso de los años, las fantasías han ido evolucionando hasta la actualidad, cuando estas tienen unas dimensiones de 3 metros de ancho por 3 metros de alto y cuatro metros de fondo. Del Teatro Guimerá pasaron a la Plaza de Toros, donde el volumen de las fantasías aumentó, también animadas por la nueva ubicación que tenía en un escenario mucho más grande que el anterior. Lo mismo ha pasado con los otros dos traslados del epicentro del Carnaval a la Plaza de España o el Recinto Ferial, con el paréntesis de los aparcamientos del Parque Marítimo en el 2008.

En la actualidad, los diseñadores que más Reinas infantiles en la capital tinerfeña tienen son Luis Dávila, con 7; Santi Castro, con 6; y Ángel Ramos y Eduardo Martín, con 4 cada uno. Han derrochado, año tras año, imaginación creando fantasías infantiles para que las niñas las luzcan como verdaderas reinitas, en ese día que se vuelven el centro de todas las miradas. Desde personajes de dibujos animados hasta animales, cada año los creadores agudizan su ingenio en busca de fantasías sorprendentes.

Esperemos que aunque esta formación política entre en el Ayuntamiento capitalino, se respete este acto que tiene más de cuarenta años de antigüedad.

La Opinión de TenerifeGrupo Mascarada Carnaval

No hay comentarios:

Publicar un comentario