martes, 13 de marzo de 2018

La búsqueda de la originalidad

Los Bambones.
Como en todos los aspectos en esta vida, el Carnaval no es ajeno a los cambios que se producen en nuestro entorno diario. No vivimos igual que hace diez años o veinte, lo hacemos de un modo diferente. Así también sucede en el Carnaval, se vive de forma diferente y los grupos del carnaval intentan también ser diferentes cada año para lograr sorprendernos.


Vemos cómo con el paso de los años van buscando su lugar dentro del panorama carnavalero, ese elemento que los haga destacar, y que el público se fije en ellos. En las murgas podemos distinguir claramente la diferencia de estilos de unos y otros; mientras para Los Bambones, las voces y la buena letra son clave para el repertorio de cada año, vemos como Diablos Locos busca sacarnos una sonrisa con un repertorio de lo más irracional con el que logran desternillarnos de la risa. Mamelucos opta por crear historias apoyándose en impactos visuales con letras muy cargadas de significado. Sin embargo Zeta Zetas se ha convertido en la murga de los efectos (espejos, luces y apariciones) o Triquikonas, que se han erigido como, las Reinas del humor, siendo una pieza clave en los temas de cada año.

Pero esta búsqueda de lo diferente, no solo la vemos en las murgas, ya que las comparsas, también indagan para conseguir esa diferenciación. Los Joroperos crea un espectáculo diferente cada año con el que incluso busca separarse de lo estrictamente carnavalero para poderle sacar partido el resto del año. Sin embargo, Los Cariocas sí ven en los sonidos del Carnaval la pieza clave para las canciones que crean para cada fiesta; son los más fieles al estilo comparsero tal y como lo conocemos en la actualidad. Pero hemos visto cómo se ha ido cambiando patrones dentro de este concurso, sacando desde instrumentos de viento a solistas.



El de los diseñadores es otro de los colectivos que se enclavan dentro del Carnaval y que siempre busca la innovación por bandera. Los últimos que se han arriesgado a sacar efectos en la Gala de Santa Cruz, han sido, Borja Abreu y Eduardo Martín con luces en ambas fantasías y la Reina del Carnaval, de Jorge González que lanzó humo durante su pase en el escenario. Pero hemos visto cómo las fantasías han tenido elementos diferenciadores, desde las luces, fuegos artificiales, movimiento mecánico, elevaciones, transformaciones? Siempre con la única finalidad de sorprender y crear algo novedoso. Pero estos elementos externos en los últimos años han sido menos debido a las necesidades técnicas que se deben tener tras el desgraciado accidente ocurrido en el año 2013 y que han obligado a extremar las medidas de seguridad en las fantasías.

Las Rondallas, las agrupaciones musicales o hasta los grupos coreográficos intentan "rizar el rizo", como dice el dicho, en una búsqueda por sacar o mostrar algo diferente que haga que el espectáculo que han creado con tantos meses de ensayo sea original y merecedor de un premio, hacer valer tanto esfuerzo y meses de entrenamiento.

La Opinión de TenerifeGrupo Mascarada Carnaval

No hay comentarios:

Publicar un comentario