jueves, 22 de marzo de 2018

Convierten un antiguo almacén municipal en un espacio cultural para dos murgas adultas de la ciudad

La imagen puede contener: casa y exteriorLa Concejalía de Cultura y la de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Icod de los Vinos ha convertido un antiguo edificio destinado a almacén municipal en un reformado espacio cultural para las murgas Ni Pa Tanto y Tiralengüines, transformando un inmueble casi abandonado en una infraestructura para uso cultural.


Así, este antiguo colegio unitario de La Centinela cambia su imagen tras unas actuaciones de mejora que han consistido en la impermeabilización de techos; limpieza de canales; repintado de la fachada; y reparación de grietas. La labor de estos dos colectivos ha sido fundamental dado que se han encargado del acondicionamiento del interior del local.
Esta obra forma parte del plan de mejora y rehabilitación de los diferentes espacios culturales del municipio.

Tras la reforma del edificio de la Escuela de Folclore, próximamente le tocará el turno a los centros culturales de La Vega y La Centinela, además de pequeñas obras de mantenimiento en los restantes edificios dedicados a albergar este tipo de actividades.



El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Icod de los Vinos, Javier Sierra, “agradece el compromiso de estas agrupaciones culturales”, y recalca la “importancia de continuar con una hoja de ruta encaminada a mejorar y adecentar los centros culturales del municipio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario