sábado, 3 de febrero de 2018

Maxi Ferrer se proclama alcalde del Carnaval Encantado

Pregón del Carnaval de ArrecifeArrecife tiene nuevo alcalde, al menos hasta el próximo 14 de febrero, Miércoles de Ceniza y fin de las fiestas de carnaval en la capital. El regidor de Don Carnal es el showman, dj y locutor de radio lanzaroteño Maxi Ferrer, quien en la noche de este viernes ha inaugurado con su pregón el Carnaval Encantado de la ciudad.

El conocido carnavalero, lleva medio siglo participando en las fiestas, llegó a Las Cuatro Esquinas, donde arrancó su intervención, tocando el timple a ritmo de los populares temas Niña bonita y la Batea del gofio. Alexis Niz, convertido en Papa Revolutionary, le dio la bendición una vez nombrado alcalde arropado de la parranda carnavalera. Recorrió la historia de las carnestolendas de Arrecife en tres actos con paradas en Las Cuatro Esquinas, el Cabildo Viejo y el Quiosco de la Música.

Rememoró la ciudad "envuelta en salitre y brea, acariciada por alisios, adormecida en su siesta eterna" y despertando de su letargo para dar la bienvenida al carnaval con la llegada de los costeros para "correr los carnavales". No era época de lentejuelas, ni de purpurina ni de plumas, sino de forito, guitarra y  timple y de "torrijas, buches de marrajos y parranda", del carnaval tradicional con "el hervidero de gente desde la Boca del Muelle hasta Las Cuatro Esquinas" y con "los buchazos por ´toíta´ la ciudad".


Cualquier refajo servía para la batalla carnavalera con los heroicos marineros como principales actores del carnaval porteño, recordó el pregonero.

Y llegó la transición en el carnaval de Arrecife con parada en el Cabildo Viejo, donde cuatro voces femeninas interpretaron Carnaval te quiero.

En los años sesenta los patrones de la revista Burda servían para "confeccionar nuestros pantalones y camisas con las telas mas llamativas que traía El Kilo [tienda de telas que aún existe] en esos tiempos", señaló Ferrer.

Carrozas de arte
Ferrer apenas era un niño cuando "las comparsas de colegios y agrupaciones recorrían la avenida de Arrecife con sonidos de cuerdas y percusión, haciendo melodías del Caribe y bailes brasileños" y desde "el Llano de los Betancores salían las carrozas, hechas de verga y yeso, auténticas obras de albañilería y arte". Los ritmos más calientes los ponían la comparsa Camaguey y el grupo Cumbanceiros con el incombustible Tito Arroyo.

Las carrozas mas ingeniosas, aseveró Ferrer, "durante muchos años f ueron las de Fernando Socas, con su helicóptero o su robot, llamaban tanto la atención que eran invitadas al coso de Las Palmas de Gran Canaria".

Hasta los políticos se revestían y "compartían juntos un guisqui con agua en la barra de cualquier sociedad o verbena. Y no como ahora, que existe rabia, mala educación y falta de respeto. Vamos, que no se pueden ver. Y eso, lo tenemos que arreglar, por ustedes y por nosotros", deseó el pregonero.

La Casa del Miedo, la murga Re La Mi Do, las orquestas Salsa Verde, Los Jarvac, Voces Nuevas, Janubio y Walquinairos ponían la música.

Ferrer no se olvidó de El Almacén, el centro cultural creado en los años setenta por César Manrique, Yayo Fontes y Luis Ibáñez. "Manrique con sus máscaras de lapas o corcho y túnicas blancas y naranjas. Nacían las fiestas en El Almacén, con dos grandes anfitriones, César y Pepe Dámaso".

Fue también la época del ritmo callejero de Mojo con Morena y de las fiestas del primer viernes del carnaval en el Instituto Agustín Espinosa, "el viernes más carnavalero de la semana",  de la  "chiquita fiesta que se montaba en el Hoyo del Parque Nuevo (Islas Canarias)".

"La calles se llenaban de tul, plumas, lentejuelas, ritmo, sexo. Ese era el carnaval de la transición", apuntó el pregonero. Agradeció a Toni Orosa, Manuel Camejo, Toño Aparicio, José María Oncina y Jaime Romero "haber llevado sus creaciones a miles de lanzaroteños e ilusiones a muchas reinas del carnaval" y la participación de los carnavaleros solitarios "como Juan Medina (Charlot), Domingo ´Tomillito´, Manolito, José García, el Groucho Marx... y mi amigo Alexis Niz compañero de muchas batallas carnavaleras".

La tercera y última etapa del recorrido de Ferrer fue el carnaval del siglo XXI, al que se refirió en el Quiosco de la Música.Un carnaval, relató, que "para los murgueros y murgueras empieza en agosto, cuando se reúnen para aportar ideas, letras, melodías... Más de once murgas y murgueritos hacen que la esencia, el pito y disfraz no se pierda".

El ritmo de las batucadas - y "quien no se mueva con una es que no tiene sangre", dijo- y las comparsas, "al más estilo caribeño con ese colorido y luz, que parece un arcoiris en Timanfaya" son otros de los componentes del carnaval moderno, junto a los paseos a las dos de la madrugada "desde El Tambo a El Almacén y los tambores tronando. Yassss extasis total".

Y llegaron las reinonas con las Drag Queen: "Nada que envidiar a otras islas. Tacones de cuarenta centímetros, plumas y lentejuelas por doquier, paquete marcado, y a bailar".

Y con el avance de la sociedad "hemos tenido que adaptarnos a los tiempos modernos para bien o para mal. Olvidados los timples, guitarras, vino y buches , giramos 180 grados y llega, el regetón, botellón, burocracia, ITV de la carroza, patrimonio, camiones de seguridad por alerta, y políticos con antojos absurdos... pero el pueblo, gozando, bailando y comiendo el nuevo siglo con el carnaval de día, el carnaval porteño, vamos la feria de la tapa, doce horas, donde niños, ancianos, jóvenes y adultos, compartimos, bailamos y reímos, nuestra fiesta mas popular".

Pidió a las autoridades "presentes y futuras" que "devuelvan el Sábado y Domingo de Piñata que nos robaron hace 25 años el último fin de semana de fiesta. Somos la única capital del Archipiélago donde el carnaval termina el Miércoles de Ceniza. "Exijo como Alcalde de Don Carnal que me devuelvan ese sábado pijama y Domingo de Piñata, uno de los mas divertidos que teníamos". Prometió abrir la avenida marítima para las carrozas el día del entierro de la sardina.

Animó a los jóvenes a divertirse haciéndose el disfraz, que es "tan divertido como disfrazarse", pues "es muy fácil ir al chino y comprarse cuatro trapos". A partir de ahí se desató el duende para inaugurar el Carnaval Encantado. Que se sepa, estará suelto hasta el 14 de febrero.
Este sábado llega el cuarto concurso de murgas infantiles en el recinto ferial de Arrecife a las 17.00 horas. El domingo, a partir de las 21.00 horas, gala de elección del Drag Queen 2018.

La Provincia - Diario de Las PalmasAránzazu Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario