miércoles, 21 de febrero de 2018

Las confesiones religiosas consideran “inaceptables” las ofensas “amparadas en la libertad de expresión”

Resultado de imagen de drag sethlas 2018Las cuatro principales organizaciones de católicos, musulmanes, judíos y evangélicos españoles se han unido en contra de lo que califican como "constantes y reiteradas ofensas a los sentimientos" de sus fieles. "Nos resulta inaceptable que las mismas pretendan ampararse en la libertad de expresión", afirman en un comunicado conjunto emitido este martes. Las cuatro confesiones denuncian que "se profanan templos y símbolos" y "se hace burla y escarnio público de los referentes más sagrados de la fe religiosa de millones de personas".

Las celebraciones de carnaval que tienen lugar este mes en todo el país les preocupan particularmente. En opinión de la Federación de Comunidades Judías de España, la Conferencia Episcopal Española, la Comisión Islámica de España y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, en estas fechas se observa "un espectáculo bochornoso con provocaciones" que creen que no serían admitidas si la ofensa fuera dirigida "contra los sentimientos o valores compartidos por otros colectivos".

Los representantes de las principales confesiones afirman que no entienden por qué en España se ha avanzado mucho en la defensa de las víctimas de racismo, xenofobia, homofobia o persecución política, pero no con respecto a "discriminación o delitos de odio por motivos religiosos". Aseguran, además, que la libertad de expresión "no es un derecho absoluto".



Juristas y defensores del laicismo piden suprimir del código penal los artículos 523, 524 y 525, que prevén multas y penas de hasta seis años de cárcel por ofensa de los sentimientos religiosos. La asociación Europa Laica ha pedido al Ministerio Público que oriente a los fiscales sobre “el alcance y contradicciones de la aplicación práctica de este tipo penal que está limitando gravemente la libertad de expresión”.

Las cuatro entidades religiosas consideran en cambio que la libertad de expresión "no puede invocarse para vulnerar otra libertad" y que la ley protege "la libertad religiosa y los sentimientos religiosos vinculados a esa libertad". En el comunicado manifiestan "preocupación y tristeza" por la situación actual y piden "respeto mutuo, para creyentes y no creyentes".

Desde 2012, las denuncias por supuestas ofensas a los sentimientos religiosos se han multiplicado. Pero las condenas escasean. A lo largo del año pasado, la justicia archivó distintas causas relacionadas con este delito. Uno de los casos que ha creado más polémica entre defensores de laicismo y algunos colectivos religiosos fue el de la drag queen Sethlas, que ganó el certamen del carnaval de Las Palmas en 2017 con una actuación en la que apareció disfrazada de Virgen María.

Tras una denuncia de la asociación Abogados Cristianos por ofensa a los sentimientos religiosos, el Juzgado de Instrucción 8 de Las Palmas archivó la causa, al considerar que "no existía intención de ofender". El argumento del juez mantuvo la misma postura que había tomado la fiscalía. En el carnaval de este año, Sethlas volvió al escenario con una representación de La ultima cena y apeló a la libertad de expresión.

Resultado de imagen de logo el pais

No hay comentarios:

Publicar un comentario