viernes, 9 de febrero de 2018

La ganadora "más madura"

Aquella chica que un día pensó que nunca nadie la escogería como candidata, por "no cumplir con las características supuestamente exigidas", se ha convertido en 2018 en la Reina del Carnaval de Santa Cruz. Así lo cuenta a la opinión de tenerife Carmen Laura Lourido, la chicharrera de 33 años que se hizo en la Gala celebrada este miércoles, 7 de febrero, con el ansiado título. Asegura que para ella es un orgullo ser la Reina adulta "más madura", por su edad, de la historia del Carnaval santacrucero, "pues hasta ahora todas las ganadoras habían sido menores de 30 años".

"Creo que a la hora de escoger a las candidatas, los diseñadores y las empresas patrocinadoras también deberían tener en cuenta la madurez, porque es algo que te hace sentir más segura defendiendo una fantasía. Además, el Carnaval no tiene edad", indica Laura. En este sentido, la Reina 2018 anima a todas aquellas mujeres que han soñado con subirse al escenario de la fiesta chicharrera que lo sigan intentando, "sea cual sea su edad y sean como sean físicamente".

Laura ha logrado hasta repetir, "quién me lo iba a decir a mí". Participó en la Gala de 2017, con el diseñador Antonio Santos, ocupando un octavo puesto entre 16 candidatas, y se volvió a subir al escenario este año, de la mano, en esta ocasión, de Jorge González, con quien ha conseguido ser la Reina del Carnaval de Santa Cruz.



"Yo me presenté al primer casting carnavalero con 25 años y no me cogieron. La verdad es que en aquel entonces perdí la esperanza y pensé que nunca me elegirían. Soy bajita, por lo que creía que no cumplía con las características adecuadas. Asimismo, y a medida que pasaban los años, más me convencía de que nadie me daría la oportunidad. En 2014, empecé a participar en certámenes de belleza para mujeres mayores de 30 y cogí confianza en mí misma. A los 32, y gracias a que el Ayuntamiento por fin había eliminado de las bases del concurso de la Reina del Carnaval el límite de edad, que se situaba en los 27, me atreví a probar otra vez con un casting para candidatas. Ahí cambió mi suerte", cuenta Laura Lourido.

Fue en la Gala de 2017 cuando el diseñador Jorge González, que ya acumula en su currículum tres Reinas y una tercera dama de honor, se fijó en aquella chica elegida en un casting por el diseñador Antonio Santos. A González le gustó la energía con la que Laura había defendido su traje y pensó en ella para el año siguiente. "Cuando Jorge se puso en contacto conmigo yo no me lo podía creer. No dudé ni un solo segundo en ponerme en sus manos. Quería que me volviese a subir al escenario del Carnaval y sin pasar por un casting. Había pasado de pensar que nadie nunca se fijaría en mí a tener la suerte de poder repetir", manifiesta la Reina de Santa Cruz 2018.

Pero Laura no solo ha repetido, sino que también se ha convertido en la Reina. "Yo estaba convencida de que algún título íbamos a conseguir, aunque fuese una dama de honor, porque el trabajo de Jorge González es maravilloso. Para mi ha sido un honor y un privilegio trabajar con él. Pero nunca pensé que me iba a convertir en Reina. No pude evitar romper a llorar, era demasiada emoción contenida. Pensé en mi diseñador; en su equipo; en mi empresa patrocinadora, Fuentealta; en mis abuelos fallecidos y en Manuel Monzón, el padre de las comparsas, quien un día me animó a participar en una Cabalgata, y fue entonces cuando se despertó del todo en mí el gusanillo por el Carnaval, al que amo, pues esta fiesta siempre ha estado presente en mi familia, apunta Laura Lourido.

La joven está convencida de que ser Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife supondrá un cambio en su vida. "Mi fantasía, Renacida, y yo pasaremos a formar parte de la historia de la fiesta chicharrera. Esto es algo que aún me cuesta creer. Soy Reina", señala. Laura aprovechará todo este año de reinado "representando cada segundo a mi querido Carnaval".

Carmen Laura Lourido Pérez trabaja actualmente como administrativo en una administración pública, aunque ella lo que quiere es dedicarse al Turismo, que "fue lo que estudié". "Espero conseguirlo algún día", concluye.

La Opinión de TenerifeEloísa Reverón

No hay comentarios:

Publicar un comentario