sábado, 10 de febrero de 2018

“La descalificación de Saida fue un problema de falta de ensayo”

El director artístico de la Gala de Elección de la Reina del Carnaval, Enrique Camacho, achacó a la falta de ensayo la descalificación de la candidata Saida Prieto, en representación de DIARIO DE AVISOS y EL ESPAÑOL.


Camacho aseguró que pacta “con los diseñadores y las candidatas una serie de señales para ayudarlas a cumplir el tiempo en el escenario. Cuando está en 3:15, ahí yo avisó con las presentadoras: “¡Despedimos a la candidata…!”, pero esto lo puedo hacer si ya están entrando en la zona del posible mutis, aunque en el caso de Saida, es que ni siquiera había llegado a la mitad del recorrido para poder despedirla”. Para el director de la Gala, la candidata perdió mucho tiempo al inicio, “cuando se quitó las prendas del vestido y giró la fantasía”.

“Tampoco jugó a su favor -continuó- la decisión de su diseñador [Santi Castro] de no ensayar con su fantasía la noche anterior. Es un riesgo terrible, porque hablamos de subir a la chica a desfilar con un traje de más de 300 kilos por primera vez, sin haber probado ni chequeado que está todo bien. Me dio la impresión de que el carro de Saida tenía problemas de movilidad, porque la vi sufrir para mover el traje sobre el escenario. Incluso el ensayo con trajes sirve para que las chicas puedan medir los ritmos y los tiempos, pues cada vez que terminan de desfilar les paso unas instrucciones para que les dé tiempo a llegar a la zona de despedida. Si no llega a esa posición, pero está más allá de la mitad del escenario, la despedimos y, aunque no queda bonito, es preferible a descalificarla. Pero es que Saida no había llegado ni a ese punto. Yo creo sinceramente que fue un problema de ensayo. No sé por qué Santi no quiere ensayar la noche anterior, pues el resto de los diseñadores ya lo hacen. Yo soy partidario de practicar todo lo que se pueda y, en el caso de las fantasías, creo que hay que hacerlo sí o sí, porque es muy difícil moverlas por tamaño y peso”. Camacho deja en el aire cuestiones como: el porqué no ordenó bajar la música y las luces a Saida una vez consumido su tiempo, así como la razón por la que fué llamada de nuevo al escenario para la lectura del fallo, habiendo estado ya descalificada, y por último, por qué no se le comunicó a ella y a Santi Castro esa noche la decisión de eliminarla.



Enrique Camacho realizó un balance muy positivo de la Gala: “A nivel de ejecución, siempre hay cositas que se pudieron mejorar, pero prefiero quedarme con ese 99% de las cosas que salieron bien”. Además, se mostró feliz por el hecho de que “funcionaron las apuestas más arriesgadas. Muchas veces hacemos un buen trabajo de ejecución, pero después falta la parte de si le ha gustado o no al público, y en este caso la felicidad es plena. Este año la gala ha quedado muy bonita”.

Para el director de la Gala, la actuación de todas las murgas fue “un momento precioso. Esa era una actuación que tenía claro que iba a funcionar, porque era un momento de fantasía. Era la primera vez que iban a sonar los pasacalles en la Gala de la Reina y, encima, le dimos la vuelta a la tortilla para que los cantaran aquellos grupos que jamás pensaríamos que los iban a cantar. Salió redondo por cómo se involucraron los murgueros. La gente muy murguera probablemente fue la que más lo valoró”. Otro de los puntos culminantes de la Gala fue la actuación de la cantante puertorriqueña Olga Tañón, a la que Camacho alabó. “Olga Tañón fue brutal, fue una actuación para la historia del Carnaval de Tenerife. Se involucró con la fiesta y con los grupos desde el primer minuto. Hizo un arreglo musical especial con las comparsas para la gala y ahí ya definitivamente se convirtió en una carnavalera más”.

EL CARNAVAL NECESITA ESTE TIPO DE ARTISTAS
Su actuación también supone recuperar para la fiesta a grandes estrellas, como Celia Cruz o Chayanne. “A la Gala le viene muy bien un artista invitado internacional, siempre y cuando tenga algo que aportar, pues debe involucrarse y hacer un espectáculo de Carnaval. Además, ha tenido una gran repercusión para la promoción turística de Tenerife, ya que Olga Tañón tiene millones de seguidores en todo el mundo que han estado pendientes y que la han seguido en sus redes sociales, Facebook, Twitter o Instagram, donde colgó ocho o nueve posts de lo bien que se lo estaba pasando. Es una repercusión con un gran valor, por lo que es el tipo de artista que merece y necesita el Carnaval”.

Tras el interés del alcalde, José Manuel Bermúdez, para que continúe el próximo año, Camacho se mostró “encantado de la vida”. Después de conocer el tema elegido, comenzará a trabajar en la próxima Gala. “Mientras me vea con capacidad, ganas y creatividad, estaré encantado de seguir, pero el año que me vea sin nada que aportar, seré yo el que diga que ya se acabó”.

El director de la Gala defendió su postura de no subir a todas las candidatas al escenario, “pues los trajes son muy grandes”. “Mi intención es colocar primero a las 10 premiables y después intentar subir a las demás. No soy partidario de subirlas a todas, pues es demasiado rebumbio. No podemos diferenciar a ninguna candidata y el momento de coronación se complica muchísimo. Menos mal que la Reina pudo moverse, porque si nos sale una de las que estaban en los laterales, nos olvidamos de que llegue a la plataforma giratoria para la coronación”, finalizó.

Diario de AvisosJuan Jesús Gutiérrez

No hay comentarios:

Publicar un comentario