sábado, 10 de febrero de 2018

La Cabalgata se queda sin 'fantasías'

Recorrido de carrozas y grupos del Carnaval
Con algo de retraso sobre el horario fijado, la Cabalgata Anunciadora del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife discurrió a toda pastilla por las calles de la capital tinerfeña. Tanto fue el ímpetu que le imprimieron los participantes en la comitiva carnavalera que solo una hora después ya había completado la cabecera de la misma, con la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá al frente, todo el trayecto. En esta ocasión, el desfile estuvo más deslucido que en años anteriores debido a que muchas de las candidatas a Reina no participaron en el desfile, con la única salvedad de la Reina Adulta, Carmen Laura Lourido, en representación de Fuentealta; la Reina de los Mayores, Marta Morales, en representación del Ayuntamiento de Güímar, Tic Tac Talleres y Pirotecnia La Candelaria; dos candidatas adultas sin premio, Rocío Pérez Dorta en representación de Dentalmep y Taller Las Zocas, así como Verónica Delgado, en representación de El Gusto por el Vino. También se subió a una de las plataformas la Reina del Hogar Canario en Venezuela.

Las previsiones de viento y lluvia comunicadas por la mañana por Protección Civil al Organismo de Fiestas del Ayuntamiento capitalino, hizo que los patrocinadores y los diseñadores de las fantasías del resto de las candidatas a Reina, en las tres categorías, decidieran no participar en la Cabalgata ante el riesgo de que los trajes pudieran sufrir un percance o daños.



El parte meteorológico trasladado señalaba que en la noche del viernes el viento sería de "Norte a Noroeste, velocidad media de 20-30 kilómetros por hora, con rachas máximas en predicción de 40-50 kilómetros por hora, con algunas localmente más fuertes que no llegarían a los 60 kilómetros por hora en la parte más cercana al mar, entre el Auditorio, Plaza de España, Salida Túnel Plaza de España". "En cuanto a las lluvias, la probabilidad de precipitaciones débiles es superior al 70%".

Ante esta previsión, el Organismo Autónomo de Fiestas les remitió un comunicado para que los patrocinadores y los diseñadores confirmasen por correo electrónico su participación en la Cabalgata.

La mayoría de los diseñadores de las candidatas premiadas, tanto de las infantiles, como adultas y mayores, se opusieron a media tarde a participar en la comitiva anunciadora del Carnaval en la calle pues entendían que si lo hacían "era bajo la estricta responsabilidad de cada uno" de ellos.

El colectivo recordó además, que en las bases para la elección a Reina del Carnaval "se exige que los trajes deben soportar rachas de viento de hasta 30 kilómetros por hora y las previsiones meteorológicas remitidas por Protección Civil apuntan a vientos que superarían los 50 kilómetros por hora con rachas de hasta 60 kilómetros por hora".

Pero al final todo quedó en una previsión que si se llegó a cumplir, desde luego que no fue durante el tiempo que duró la Cabalgata, pues solo hubo un pequeño e intermitente chipi-chipi que no molestó a nadie. Y del viento, pues brilló por su ausencia, llegando incluso a no correr ni siquiera una ligera brisa, por lo que quien no quiso salir a la calle a ver la Cabalgata o a disfrutar de la primera noche del Carnaval chicharrero fue demasiado previsor. Pero ya se sabe que en ocasiones las previsiones del tiempo más parecen una jugada a la ruleta sin acierto. Quizás las previsiones de mal tiempo hizo que algunas personas descartaran salir a la calle para ver el discurrir de la comitiva carnavalera, sin embargo, las aceras estaban repletas de personas que animaban a las murgas, comparsas y demás grupos del Carnaval que no iban a dejar pasar la oportunidad de dar por inaugurado el Carnaval en la calle.

Alrededor de unas 80.000 personas pudieron disfrutar del desfile que abría la FuFa. Detrás de ellos, la comparsa ganadora del concurso, en esta ocasión Los Joroperos que danzaban a un lado y otro de la calle mientras las ensordecedoras batucadas ponían el ritmo al cuerpo de baile. Tropicana les seguía y Los Mamelucos, que consiguieron el doblete, saludaban con el redoble de la caja y el machacón paso del bombo y platillos.

Cariocas, Salsabor, Danzarines canarios, Luz de Luna, siguieron en el orden de la comitiva que pasaba por las calles a un ritmo fluido. Los Zeta-Zeta, Bahía Bahitiare, Sabor Isleño, Ni Pico Ni Corto, Chaxiraxi, Los Yuppies y Los Diablos Locos, les perseguían discurriendo desde la Avenida de Madrid, Avenida Bélgica, pasando por la plaza de la República Dominicana, Avenida de Los Asuncionistas, calle Ramón y Cajal, Galcerán, Méndez Núñez, El Pilar, Villalba Hervás, Alameda del Duque Santa Elena hasta concluir en la Avenida Marítima.

Tras estas primeras agrupaciones en las que se intercalaban comparsas y murgas, les tocó a los niños ser los protagonistas. Así, las murgas Los Rebobinados, Los Guachipanduzy, Los Mamelones, Los Distraídos, Tropicana infantil, Star Dance, Echeyde, Ibaute, Retorciditos, Los Rebeldes, Ballet Dance, Odaly, Triqui Traquitos, Sofocados y Lenguas Largas, les siguieron. Los Bohemios se intercalaron hasta que volvieron a aparecer los menudos, con los Carricitos, la murguita llegada desde La Orotava, Los Minivirgues, Chinchositos, Revoltosos, El Cabito y Los Castorcitos.

La comitiva seguía saliendo desde la Avenida de Madrid durante cerca de unas dos horas y media después de que la cabecera hubiera llegado al final. El Cuadrilátero del Carnaval, mientras tanto, se iba llenando de noveleros que no querían esperar ni un minuto más allá de las once de la noche, hora de inicio de los conciertos en los escenarios del Carnaval. Así que ya solo queda por decir: "¿Me conoces mascarita?

La Opinión de TenerifeMiguel Ángel Autero

No hay comentarios:

Publicar un comentario