martes, 20 de febrero de 2018

¡Hasta el año que viene Carnaval!

Final de Murgas21 días. 504 horas. 30240 minutos. 1.814.006 segundos. Este ha sido el tiempo en el que Las Palmas de Gran Canaria se ha puesto su mejor disfraz para disfrutar del Carnaval de La Magia y Las Criaturas Fantásticas, desde que el pasado 26 de enero, Kike Pérez diera el pistoletazo de salida a las carnestolendas capitalinas hasta este domingo, 18 de febrero, cuando los fuegos artificiales clausuraron unas fiestas que brindó medio centenar de actividades.

Ha sido el Carnaval de Los Serenquenquenes, de la Drag La Tullida, de Ana Suárez, reina del Carnaval que representó a La Provincia y La Caja Fría. Pero sobre todo han sido las carnestolendas de la lluvia.

Ante el panorama meteorológico el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria decidió reprogramar varias actividades durante las carnestolendas. Las principales afectadas fueron las murgas que vieron como su calendario sería modificado hasta en tres ocasiones. La tercera fase se celebró una semana después de las dos primeras y justo dos días antes de la gran final, disputada el pasado 16 de febrero. Y justo después de la elección de la Reina y el Drag y del Martes de Carnaval. Algo poco común en las carnestolendas capitalinas.



Final del concurso de murgas

Los Serenquenquenes se alzaron con el primer premio de Interpretación del Concurso de Murgas del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Los de Agüimes consiguieron convertirse en los vencedores del certamen con un repertorio cargado de crítica e ironía que también les sirvió para hacerse con el premio Tomás Pérez a la mejor letra por la canción 'Un local con mucho ambiente'.

En la Gala de la Reina,  Ana Suárez se coronó con el diseño A mi manera de Josué Quevedo, quien se ha estrenado este año por todo lo alto en el certamen arropado por LA PROVINCIA/DLP y La Caja Fría. En una noche envuelta por la magia, la joven consiguió imponerse a sus once compañeras en la gala que congregó a cientos de personas en el parque Santa Catalina.

A la nueva soberana, que cogió el testigo de Esther Pérez, le acompaña una corte de damas de honor compuestas, en primer lugar, por Georgina Pérez, que defendió la creación de Julio Vicente Artiles, Origami. Le siguen en el podio Coraima Falcón, con Esencia, de Nelson Rodríguez; Olivia Alonso, con Scandal de Fernando Méndez y, en cuarta posición, Sara Hernández Jutglar, con Por ti... por todos, de Nauzet Afonso.

Mientras en el Drag, La Tullida reinó en la noche de la transgresión y lo hizo con una performance en la que destacó con su recopilación de los éxitos españoles en Eurovisión. Quedó primer finalista Drag Quirón con sus acrobacias imposibles. Vulcano quedó segundo con un número rodeada de dálmatas. Grimassira Maeva quedó como tercer finalista con su parto de gemelos. Y en cuarta posición Drag Noa con su Amazonía.


Todos los focos en Drag Sethlas

Pero esa noche todas las miradas se centraron en Borja Casilla, el Drag Sethlas, ganador del año pasado despidió su reinado con un espectáculo cuajado de referencias religiosas. Si su número ganador de la Gala Drag Queen 2017 epató al obispo de Canarias y a un puñado de cristianos hasta el punto de llevarle a los juzgados, el de este año va por el mismo camino. La polémica está servida.

Aún no había pisado Borja Casillas caracterizado de Drag Sethlas el escenario del Parque Santa Catalina cuando la asociación de Abogados Cristianos comenzaban ya a pronunciarse, amenazándole con otra querella. La porfía había comenzado. Aviso a navegantes, animado por la expectación sobre la actuación de despedida.

Pese al secreto que Casillas y la organización del Carnaval quisieron mantener sobre el número, trascendió que se iba a armar una buena y algunos detalles, como que saldría a escena acompañado de un coro de doce apóstoles drags. Todo un desafío.

Seguidores y defensores de la actuación de Sethlas del año pasado esperaban un espectáculo transgresor y no defraudó. Borja Casillas no se arredró ante la amenaza de los letrados devotos. Cumplió sobre el escenario e hizo delirar al público en el Parque Santa Catalina.

Salió a escena con más de una veintena de acompañantes. Volvió a aparecer caracterizado como la Virgen y también como Jesús, pero esta vez dejó la cruz en casa. La Virgen iba con nazarenos incluidos y Jesús se trajó a los doce apóstoles drags para celebrar la última cena del reinado. "Quieres mi perdón", preguntó y se adueñó del escenario a ritmo de Like a Prayer, de Madonna; Jesus, de Depeche Mode; Judas, de Lady Gaga; y Kids in the dark, de Filipe Guerra y Bernardo Falcone.

Sin pasar por la cruz, su alma se transmutó en ángel en la parte final del número, que cerró de la misma manera que el del año pasado, con la frase "quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra". De momento, Drag Sethlas ha tirado su última piedra. ¿Recogerán el guante los abogados cristianos?

El nombre de la fantasía Año 1 después de Sethlas. Vuelve a empezar todo define bien que hay un antes y un después de las actuaciones de Borja Casillas. La Gala Drag es transgresión que viaja más allá de Gran Canaria, llevando el nombre de un carnaval chiquitito como el de Las Palmas de Gran Canaria por todo el mundo. Drag Sethlas ha sabido interpretar como nadie el significado de este espectáculo carnavalero que ha cumplido 20 años y ha contribuido a catapultarlo fuera del territorio insular con una polémica.

Mientras los abogados cristianos empleaban Twitter como instrumento de presión sin éxito, la red social convertía la Gala Drag del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria en trending topic nacional, primero, e internacional, después. Sethlas y su expresión de libertad vuelve a dar la vuelta al mundo.

Pistoletazo final
El entierro de la sardina ha puesto fin al Carnaval de 'La magia y las criaturas fantásticas' este domingo un paseo que contó con la asistencia de 12.000 personas entre las que curioseaban por las calles de la ciudad, las viudas y plañideras, y las que se dieron cita en la playa de Las Canteras.

A las 21:30 horas, se prendió el fuego que despedía al clupeido después de haberlo llevado por las calles de la ciudad durante una hora y cuarto. Así, a las 19:00 horas comenzó el recorrido que llevó a la sardina por las calles León y Castillo, Presidente Alvear, Albareda, pasando por el parque de Santa Catalina, y calle Gran Canaria, hasta llegar a la Playa de Las Canteras en donde fue quemada y despedida con fuegos artificiales.

Drag La Tullida, la Reina Ana Suárez, la Gran Dama María Suárez, la concejala Inmaculada Medina, y grupos de figuración y bailarines acompañaron a la sardina sobre un carruaje decorado por Rubén Cabrera, Ninoska Monzón y Ana María del Pino, componentes de XhOXb, colectivo artístico que ha ideado y realizado el escenario de estética victoriana con detalles Steam punk, así como la carroza anunciadora, y que ha incorporado al transporte de la sardina elementos que se nutren de idéntica fuente de inspiración. Sobre el carruaje han destacado colores como el negro, el dorado y el plateado, así como elementos que han formado parte de la escenografía del Carnaval que ahora se sumaron al engranaje de la carroza. Además, para que la propuesta fuera vista con nitidez al caer la noche, se acompañó de una tira de led rgb, cuatro proyectores rgb y cuatro lámparas de led blanco. El sonido del dj que amenizó el paseo pudo oírse a través de ocho altavoces.

La batucada Samba Isleña, la afilarmónica Los nietos de Kika, los componentes de los grupos que lograron subir al podio del concurso de murgas: Serenquenquenes, Nietos de Sary Mánchez, Trapasones, en interpretación; y Despistadas y Twitty's,en vestuario; y representantes de los grupos de disfraces, han abierto una comitiva que fue seguida por la carroza anunciadora –también ganadora del concurso de la Gran Cabalgata- y que contó con la espontaneidad de las plañideras y viudas que lloraban el deceso que se encontraba a la vista sobre esta plataforma que alcanzó los doce metros y medio de largo, sin contar la cabeza tractora, y que llegó a los cuatro metros y medio de alto, a la altura de la aleta dorsal de la sardina, un pescado de El Corte Inglés que medía 6,10 metros de largo.

La Provincia - Diario de Las Palmas

No hay comentarios:

Publicar un comentario