viernes, 16 de febrero de 2018

Diez años con la integración

La gala más inclusiva del Carnaval capitalino cumple diez años de historia. Representantes de los centros ocupacionales de Gran Canaria pisaron anoche las tablas del Santa Catalina para demostrar que ellos también pueden convertirse en verdaderas criaturas fantásticas. Unicornios, hadas, dragones, magos y hasta personajes de la televisión llenaron el escenario para pasarlo bien al ritmo de la música con divertidas historietas.

Bajo una multitud de criaturas fantásticas y seres sacados de cuentos de hadas se celebró anoche la décima gala de la Integración del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Una década en la que usuarios de los centros ocupacionales de toda Gran Canaria despliegan sobre el escenario del Santa Catalina todo su desparpajo y alegría. Los presentadores, Tino Sedran y Carmelo Landin, hicieron un pequeño repaso de esta década de sueños cumplidos. Además, la comparsa Chiramay, tras bailar, formó un pasillo de bienvenida a todos los representantes de los distintos municipios. Tras el colorido desfile, el grupo Music Show se encargó de presentar el nuevo himno de esta gala: Intégrate, una canción que hizo bailar a todos, desde los más pequeños hasta los mayores.

Tras la deliberación del jurado, Luis Martín Rodríguez, en representación de la Asociación Aprosu, se alzó con el primer premio en categoría individual. En los dúos, ganaron Manuel Yeray Morales y Dunia Dolores Medina procentes del centro ocupacional de Guía. Además, en categoría grupal quedaron primeros los participantes del centro ocupacional de Valleseco con su particular rescate gracias al Equipo A.



Cubierta de emoticonos, con un gran disfraz amarillo, Rosa Juana Franquis Mendoza afirmó que acababa de recibir un whatsapp, representó al Centro Ocupacional Comarcal de Guía. Le siguió un singular caballero, Celedonio Santana Suárez, quien pisó el escenario junto a feroz dragón. Llegó en representación del Camp de El Tablero y quedó en segundo lugar en esta categoría.

Con un par de alas y mucha purpurina, Gloria Sarmiento, del camp Obispo Padre Cueto, desfiló para contar al público la leyenda de los erizos de mar. De esta manera logró quedar tercera. Luis Martín, llegó desde Pandora hasta Gran Canaria convertido en una criatura de la película Avatar, bastante marchosa por cierto. Juan Carmelo, de Gáldar, se encargó de cerrar la tanda de disfraces individuales en el papel del cantante Raphael dentro de una televisión.

Rosi Quintana y Pedro Cabrera, del centro ocupacional de Teror y convertidos en la malvada Úrsula de La Sirenita y un ligón pirata, protagonizaron un duelo de amor. A continuación, el mago Jonathan Quintana realizó un truco de magia para sacar de la chistera a un gran conejo blanco: su amiga Rita María Rodríguez. Así, como por arte de magia, lograron quedar segundos en esta categoría.

Desde el centro ocupacional de Ingenio, Carmen María Pérez se puso en el papel de una simpática dentista quien tuvo que lidiar con un Ratoncito Pérez muy juguetón, José María Rodríguez. Los ganadores de esta categoría, Manuel Yeray Morales y Dunia Dolores Medina, sacaron las carcajadas del público metidos en un baño. Ella se puso en el papel de Chona y él en el de Gines, los conocidos personajes del programa de Televisión Canaria En otra Clave. Sus compañeros de Guía, Oliver Jesús Pérez y Mario Jesús Bolaños, consiguieron quedar terceros con su particular polígrafo del programa Sálvame de Telecinco.

El mundo de la televisión también fue el protagonista durante la fase de grupos. Los primeros en actuar, del centro ocupacional y de rehabilitación de Gáldar, salieron al escenario como alegres colegiales. Estos estaban a la espera de sus tres compañeros disfrazados como los payasos de la tele Miliki, Fofito y Milikito. Hasta que decidieron cambiar de canal y entraron las Mamchichos en acción, con su pelucas y su marchoso baile. Con esta actuación quedaron terceros.

Y desde Mogán, los chicos del centro ocupacional pisaron fuerte como unicornios multicolores. Tras este derroche de alegría, las criaturas fantásticas del bosque saltaron al escenario. Pero estas se vieron amenazadas por culpa del fuego. Con este recuerdo al incendio de septiembre consiguieron ser los segundos.

Otro tipo de hadas fueron después apresadas por malignas criaturas, hasta que cuatro chicos de Valleseco, el Equipo A, las liberó. Los de Teror cerraron la gala como simpáticas criaturas marinas que esperaban a que un pequeño dragón rompiera el cascarón.

La Provincia - Diario de Las PalmasAdzubenam Villullas

No hay comentarios:

Publicar un comentario