domingo, 18 de febrero de 2018

Ángel Llanos: “Es un error programar dos jornadas de Carnaval de Día y alargar sus horas de duración”

Apartado, pero no retirado, de la primera línea de la actividad política, Ángel Llanos Castro (12 de octubre de 1970) continúa vinculado al Partido Popular, en el que acumula 20 años de militancia. Con motivo de la undécima edición del Carnaval de Día, una iniciativa que surgió de su mano cuando era primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, reflexiona sobre su evolución e insta al Ayuntamiento a “trabajar en diferenciar el horario” de una actividad que debe “regresar a un solo día” y “reducir sus horas de duración”. Apasionado de la política, Llanos no ha dejado de formarse académicamente en esta rama mientras está a disposición de su partido para, si lo cree conveniente, volver a la primera línea. Cree que el PP está “en el mejor momento para dar el salto de calidad” tanto en Canarias como a nivel nacional, mientras confía en que su formación se centre en su modelo ideológico de centro derecha y obligue a definirse a Ciudadanos.


-¿Cómo surgió la iniciativa de crear el Carnaval de Día que ayer cumplió su undécima edición?

“El Partido Popular se fijó en 2007 el objetivo de que los chicharreros se sintieran de nuevo orgullosos de su Carnaval. Queríamos recuperar una fiesta que estaba cayendo en picado, no solamente por el escándalo de la Gala de Rafael Amargo, sino porque existía la tendencia de los jóvenes de marcharse al Sur. La fiesta de noche comenzaba cada vez más tarde, pues la gente bajaba alrededor de las 2 de la madrugada y, por tanto, acababa bien entrada la mañana. Esto conllevaba que las familias tuvieran dificultades para disfrutar del Carnaval, pues cuando vas con niños pequeños, ancianos o con personas con problemas de movilidad, no quieres ver una ciudad sucia, con mal olor, con apenas establecimientos abiertos y con gente borracha o de amanecida en las calles”.



-¿Esa edición contaba con un programa de actos muy estudiado?

“Si, el primer Carnaval que organizamos en 2008 fue muy bien planificado y estudiado, con un programa detallado de actividades de todo tipo que tenía como culminación el sábado de Piñata con el Carnaval de Día. No fue una espontaneidad sino un proceso en el que estaba la experiencia de Maribel Oñate como concejal de Fiestas, Juan Galarza como autor del cartel, y Jaime Azpilicueta como director de la Gala. Volvieron a tener un protagonismo destacado los grupos del Carnaval y recuperamos la fiesta de finales de los ochenta y principios de los noventa con la Billos’s Caracas Boys. Además, arreglamos el problema del ruido e impulsamos la promoción exterior, porque montamos una lona gigante en la Gran Vía de Madrid y todos los actos fueron retransmitidos por Antena 3”.

-Esta apuesta no contó con el respaldo inicial de sus compañeros de Gobierno de CC, ¿verdad?

“Todo el mundo se sumó después al carro. Las murgas me pusieron a caer de un burro y calificaron el Carnaval de Día como un ‘after para borrachos resacados’. Mis socios de Gobierno no respaldaron la iniciativa hasta el mismo día, pero cuando vieron 200.000 personas en las calles, la opinión cambió y todo el mundo se dio cuenta de su importancia”.

-¿Por qué eligieron la jornada del sábado de Piñata?

“Fundamentalmente porque queríamos llenar el último escalón de la programación de Carnaval y situar a las familias como protagonistas. Si queríamos organizar un evento para que se pudiera bailar, disfrutar en compañía de los hijos, con carritos de bebé, con abuelos o personas con discapacidad, teníamos que dar un giro de 180 grados a la tendencia de retrasar las actividades en la calle al horario nocturno. Contamos con el apoyo de las comparsas y otros grupos del Carnaval y la presencia de las Billo’s atrajo muchas personas.

-Recordamos muchos más escenarios por toda la ciudad y dirigidos a públicos distintos…

“Innovamos ubicando cinco escenarios por toda la ciudad con su publico objetivo distinto: en la plaza de España, en la plaza del Príncipe, al final de la calle Castillo cerca de la plaza Weyler, en la avenida Francisco La Roche y en la calle de La Noria, para que la gente pudiera distribuirse estratégicamente por toda la ciudad según sus gustos musicales. La innovación requiere de capacidad de originalidad, pero también de introducir pequeñas modificaciones para que siga siendo interesante. En la edición de 2009 apostamos por la música pop con Craig David y Álex Ubago, y se puso en marcha por primera vez un escenario específico para la música electrónica. Fueron dos decisiones muy criticadas, pues entendían que no eran música de Carnaval, pero hay que tener en cuenta que a la fiesta acuden personas de todas las edades y gustos musicales”.

-Además, supuso un gran impulso para la hostelería en Santa Cruz ¿Lo esperaban?

“La ciudad hizo un gran esfuerzo en el plano económico, organizativo y humano que revirtió en la generación de puestos de trabajo. Si queríamos que los bares, cafeterías y restaurantes de la ciudad también se beneficiaran de la fiesta, había que cambiar el horario, por eso originalmente el Carnaval de Día era del mediodía a las cuatro de la tarde, para que la gente se quedara a comer en Santa Cruz. Recuerdo que los empresarios nos decían que se quedaban sin mercancía, pues vendían toda la que podían almacenar, y ahora no se produce un beneficio económico tan patente en la recaudación de los establecimientos”.

-La iniciativa se ha mantenido y se ha exportado a otros municipios. ¿Está satisfecho?

“Me gustaría reconocer el mérito que tiene que el alcalde por mantener el Carnaval de Día. Primero porque no es habitual que se reconozca el acierto de una decisión de otro partido y, segundo porque en 2011 le tocó solventar la peor crisis económica por la que ha atravesado España en su historia y, en ese período de recortes, fue capaz de mantener vivo el Carnaval de Día”.

-¿Qué cree que ha pasado para que el Carnaval de Día haya perdido el empuje inicial?.

“Creo que los dos errores que se están cometiendo en los últimos años son programar dos jornadas de Carnaval de Día y alargar excesivamente sus horas de duración, porque pierde su carácter familiar. Creo que hay que trabajar en diferenciar el horario, pues los públicos que acuden al Carnaval de Día, al de tarde y al de noche son distintos. Si los padres ven gente de amanecida o las calles no están del todo limpias, ya no da la impresión de ser una fiesta familiar, sino que se convierte en un boncho continuo, y para eso tenemos el desmadre de la noche”.

-¿Cómo se puede innovar en una fiesta cuya formula parece agotada, mientras Las Palmas se renueva?

“El éxito está en mantener un equilibrio entre tradición y modernidad. Hay que cuidar ambos criterios para mejorar la fiesta, pues si apuestas por uno u otro pierdes una parte del público. Las Palmas tiene la Gala Drag Queen y nosotros el Carnaval de Día y, sinceramente, prefiero lo nuestro. En la época de José Manuel Soria crearon un elemento nuevo y atractivo y se han identificado con ese espectáculo. Pero creo que hay suficientes argumentos y atractivos para seguir innovando en el Carnaval chicharrero. Además, requiere un trabajo intenso durante todo el año, y por eso considero muy interesante iniciativas como poner en marcha un lugar de estudio de la fiesta en la Casa del Carnaval, donde se realicen actividades y talleres durante todo el año. Somos el único Carnaval de Canarias que es Fiesta de Interés Turístico Internacional y merece la pena seguir potenciándolo, pues el beneficio económico para la ciudad es innegable”.

-¿Qué opinión le merece todo lo que ha acontecido a Saida Prieto y su descalificación de la Gala de Elección de la Reina?

“Me llamó mucho la atención su descalificación, pues nunca se había producido algo igual en la historia del Carnaval. El sufrimiento, el padecimiento físico de sus lesiones y heridas, y la cantidad de operaciones que ha tenido que soportar es inimaginable y se me pone la piel de gallina con solo pensarlo. Hay que destacar el esfuerzo, el sacrificio y las ganas de vivir que ha tenido Saida para salir adelante. Pienso que no está nunca de más un poquito de humanidad en todas las actividades del ser humano y, sobre todo, en la toma de decisiones públicas”.

-Fue consejero de Relaciones Institucionales y portavoz del PP en el Cabildo de 2003 a 2007, y primer teniente de alcalde y concejal de Economía, Hacienda, Recursos Humanos y Consumo, y presidente y consejero delegado de la Sociedad de Desarrollo en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife de 2007 a 2011. ¿Se ha apartado definitivamente de la política activa?

“Hubo una época en la que me tocó partirme la cara con Coalición Canaria (CC) y ahora estoy en otra en la que me he formado académicamente, y vivo la política desde otro ángulo. Yo no estoy retirado de la política, estoy en la reserva. Esto es como el fútbol, a veces no estás convocado y tienes que ver el partido desde la grada, pero sigues siendo del mismo equipo. Y sabes que en cualquier momento te pueden convocar. Me llevo muy bien con todos los dirigentes de mi partido y estoy a su disposición. Con 47 años, y casi 20 años de militante en el PP, todavía soy joven”.

-¿A qué se ha dedicado en estos años que ha permanecido alejado de los focos de poder?

“Retomé mi trabajo en Cobega, S.A. (concesionario de Coca-Cola) donde llevo 28 años. Cuando salí de la política activa me especialicé en politología, soy graduado en Ciencia Política y de la Administración. Estoy estudiando tercero de Sociología y estoy finalizando el Máster de Desarrollo Regional en la Universidad de La Laguna. En septiembre haré el doctorado en Ciencia Política. La tesina la he hecho sobre las especificidades económicas de Canarias”.

-Entonces, le entusiasma todo lo relacionado con la política…

“La política me apasiona. Todos estos años no he dejado de hacer política académicamente, acudiendo a congresos, formándome y escribiendo libros de diferentes temáticas de mi interés”.

-¿Cómo ve al Partido Popular de Canarias en la actualidad?

“Da gusto ver a mi partido en esta etapa con Asier Antona en la presidencia regional y creo que está en el momento en el que debe dar el salto de calidad. Cada vez que me llaman del Partido Popular para que les asesore en algo de lo que me he especializado saben que estoy a su completa disposición”.

-¿Qué opinión le merece el presidente del Gobierno y líder popular Mariano Rajoy?

“Mariano Rajoy es uno de los políticos más responsables que hay en estos momentos en España. Tiene claro su línea y sus ideas. Sabe que puede colocar al país en los mejores datos económicos de los últimos tiempos, y está empeñado en crear mucho empleo”.

-Partido Popular y Ciudadanos están luchando por acaparar los favores del nicho de votantes de centro. Como politólogo, ¿qué debería hacer su partido para vencer en esta pugna?

“Creo que el Partido Popular no debe obsesionarse con Ciudadanos, sino pensar en el propio partido. Cada vez que el PP se ha preocupado de otros partidos le ha salido mal. Tenemos el ejemplo de lo que ha pasado en las Islas Canarias, que los otros partidos han estado más pendientes de Coalición Canaria (CC) que de sí mismos, y les ha ido mal, mientras que CC ha estado siempre pendiente de sí misma. Considero que el PP debe centrarse en su modelo de centro-derecha, que es su gran campo de valores humanísticos. No puede caer en lo que llaman catch-all party (los partidos atrápalotodo) que quieren contentar a todos los votantes. En algún momento Ciudadanos tendrá que definirse sobre temas y cuestiones que dividen a los electores como, por ejemplo, el aborto. Eso es lo que debe hacer el PP, obligar a Cs a definirse ideológicamente”.

Diario de AvisosJuan Jesús Gutiérrez

No hay comentarios:

Publicar un comentario