sábado, 10 de febrero de 2018

Ana Suárez, Reina del Carnaval

GALA DE LA REINA 2018La Provincia  y La Caja Fría se alzan con el cetro del Carnaval con la fantasía 'A mi manera', del diseñador Josué Quevedo

La Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria es Ana Suárez.
Primera dama de honor, Georgina Pérez.
Segunda dama de honor, Coraima Falcón Ojeda.
Tercera dama de honor, Olivia Alonso.
Cuarta dama de honor, Sara Hernández.

La obertura más mágica inició la Gala de la Reina que estuvo dirigida por Jorge Fernández, Vidina Espino y Pilar Rumeu. Los presentadores pidieron ayuda al público para encontrar el cetro que la regente saliente, Esther Pérez, debía entrega a su sucesora y que al principio de la noche había desaparecido misteriosamente. Criaturas fantásticas, cuadros parlantes, magia en directo y música inundaron el escenario del Carnaval antes de que las doce candidatas desfilasen por él con sus coloridas fantasías.

La actuación del que ha sido la voz de las fiestas con su Carnavalera, carnavalero, el cantante Foncho, animó al principio la ceremonia en la que también estuvieron representantes de las 21 murgas que participan en esta edición, así como las comparsas que se hicieron con los tres primeros puestos en el certamen que tuvo lugar hace una semana: Kisamba, Baracoa y Chiramay; y los personajes de las carnestolendas.



El momento más esperado de la noche se inció con Ana Suárez Álvarez, que atravesó en primer lugar la puerta del proscenio. La candidata de LA PROVINCIA/ DLP y La Caja Fría deslumbró a los presentes con el diseño de Josué Quevedo titulado A mi manera. La canción que lleva el mismo nombre sonó durante la puesta en escena en la que la joven estrenó la pasarela giratoria que mostró la creación de pedrería blanca adornado con plumas verdes, rosas y nude.

Coraima Falcón Ojeda le siguió de cerca con Esencia. Rojos, burdeos y platas sobresalieron en la fantasía diseñada por Nelson Rodríguez que resaltó en su paso por el escenario de La magia y las criaturas fantásticas.

De papel, muy al estilo de su creador, Julio Vicente Artiles, fue Origami. El diseño que defendió Georgina Pérez trajo la esencia en su versión más elegante y carnavalera al parque con el vestido al que no le faltaron brillos en rosado, blanco y rojo, coronados por una figura redonda de tela con un paisaje pintado a mano.

En cuarto lugar, Sara Hernández desfiló enfundada en un mono de pedrería adornado con una estructura llena de plunas verdes, blancos con toques morados y platas. La Venus de Botticelli bendijo desde lo alto la obra creada por Nauzet Afonso, Por ti...por todos, que ni la lluvia quiso perderse. Una vez más, el agua se coló en uno de los actos del Carnaval con fuerza, provocando que más de un paraguas se pusiera hacia arriba y que hubiese que hacer una pausa antes de que saliese la siguiente candidata.

Con el cielo más estable y dos flamencos rosas entre hojas verdes salió Lorena Ortega, quien al son de una versión de la canción de Madre Tierra, volvió a deleitar a los presentes con su Vida al alba de Manuel Encinoso.

Tras ella, Marta Álvarez cruzó la puerta de la mansión encantada con un llamativo traje en tonos turquesas, verdes y platas. Una enorme estructura en tres dimensiones creada por Grisela Gómez bajo el nombre de El poder de mi verdad.

La segunda tanda arrancó con Naomi Anaya. Acorde al nombre de su fantasía, Rojo eterno, la joven desfiló con el diseño de José Armas en el que también lucieron adornos amarillos y dorados.

La octava candidata en pisar el escenario fue Raquel Perdomo y lo hizo al ritmo de Me conformo de Marisol y con un colorido y llamativo traje cargado de plumas y enormes bolas en tonos blancos, verdosos y neones, sobre todo. Todo ello una creación de Antonio García.

Cual Daenerys de la Tormenta, madre de dragones carnavalera y la banda sonora de Juego de Tronos de fondo al principio, salió en noveno lugar Zuleica Almeida. La joven defendió el trabajo de Antonio Quintana Carrillo en el que abundaron los azules, morados, rosas, naranjas y dorados.

Nuestro Carnaval fue la fantasía que lució Fátima Santana. El diseño de Juan Francisco Sánchez Padrón y Melody Sánchez, llenó el proscenio de alegría con su música y los colores fluorescentes de su creación en naranja y verde.

Aziza Guacimara Suárez envuelta en plumas negras, doradas y rojas en medio de una enorme estructura a la que Loli Arbelo llamó Magia, amor y pasión desde San Borondón. Eso sí, las dimensiones del traje no le impidieron bailar hasta el final de su puesat en escena.

En último lugar llegó el turno de Olivia Alonso, que con su fantasía Scandal, puso el broche de oro con la rococó creación de Fernando Méndez que marcó la diferencia por el estilo de época de la indumentaria en tonos blancos y dorados.

Con la suerte prácticamente echada para las candidatas, a falta de la decisión del jurado y los espectadores, las criaturas fantásticas de cuentos y leyendas volvieron a desplegarse por la mansión encantada del Carnaval para ayudar a resovler el misterio del paradero del cetro real que apareció al final de la noche con la ayuda de tres magos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario