lunes, 5 de febrero de 2018

¡A La Palma, Bambones!

"Ensayo de los cuatro temas. No queremos fallarles y tantos días sin repasarlos no es bueno. Cantaremos lo que nos pidan. Con la ilusión del primer día". Son las palabras de Primi Jesús Rodríguez, director de Los Bambones, la noche antes de un viaje "inolvidable". Rumbo a La Palma, la murga de El Cardonal empieza a quitarse la espinita de haber quedado fuera de la final por vez primera en 35 años.

Es ahora cuando los de Primi empiezan a recibir todo el afecto de su afición por una decisión tan controvertida como injusta. El público que quería oírles en la final bebe los vientos por verles. Y así ocurrió en la Isla Bonita. Era un momento histórico -primera vez que una murga de otra isla acudía a la capital palmera- a la par que especial, pues era el sábado cuando iban a destapar todo su repertorio.


Sus temas Somos ingleses y el dedicado a la educación ya se conocían. Pero había una expectación inusitada por escuchar los otros dos. La sensación para la murga era extraordinaria. Nunca antes el estreno de un par de canciones se había producido en tales circunstancias. Pero las ganas de agradar eran inmensas. Tan grandes como nunca. Además, las noticias que llegaban a través de las redes sociales confirmaban el llenazo.



Ni las inclemencias meteorológicas ni el doble cambio de escenario (primero se anunció el Pabellón Rodríguez Estrello, luego la Avenida Marítima y finalmente por la lluvia se volvió al polideportivo) mitigaron ni un ápice las ganas de murga del público palmero. Muchos de los presentes les habían escuchado ya en Tenerife; pero para otros, la experiencia era completamente nueva. Así que con el pasacalles se vino abajo el pabellón. Y tras un Mi vida es ser un bambón cantado al unísono por mil personas llegó el momento estelar.

Fue un doble estreno. El de Para ustedes, donde Los Bambones piden a los políticos que no les escuchen, pues la interpretación no va para ellos. Le cantan "al que curra en el campo, al joven que estudia para un día trabajar, al que está en el paro, al que hace mil guardias, al que arriesga su vida". Y acaban arriba: "Al político esta noche le hemos dado un buen cachetón, joder, pero sin manos".

Y para cerrar El oportunista, la canción en la que aprovechan para sacudir por varias veces al presidente del Cabildo, Carlos Alonso. Porque se saca demasiadas fotos "para figurar", por las colas, las microalgas... "Nunca lo verás posando con parados por detrás, ni en Urgencias pasar horas, él nunca hará colas en un hospital; no lo verás en una guagua yendo a La Gallega, o en ese circuito del motor que prometía hacerle a los moteros y los engañó". Era un tema preparado para final, con vídeos y más parafernalia que habría lucido más en el Recinto. Pero aún así La Palma vibró... como nunca.

El sábado, los aplausos fueron para reconocer la riqueza de las letras pero también para animarles en su año más difícil. Un fallo muy discutido dejó huérfana la final de Los Bambones. Pero queda la impresión de que estos Carnavales van a ser especialísimos para ellos. Más que nunca son esperadas sus actuaciones (las próximas, en Añaza y la Plaza de la Candelaria el sábado de Carnaval) porque están de estreno. Los Bambones estrenan temas... y sensaciones. "Desde el comportamiento, la seriedad y el compañerismo" de sus murgueros. Lo dice Primi. Est año no han ganado premio. Pero han dado una lección de saber estar.

La Opinión de TenerifeManoj Daswani

No hay comentarios:

Publicar un comentario