martes, 30 de enero de 2018

"Las autoridades nunca apostaron por potenciar el carnaval"

Macarena Perdomo tiene 32 años, es administrativa y estos días vive dedicada a su murga 'Las Sargoriás' de Corralejo que cumple trece años en el Carnaval de Fuerteventura. El año pasado consiguieron los dos premios principales del concurso insular y en 2018 regresan con fuerza las 47 componentes. Nos adelanta que en sus letras no faltará la crítica a los pulpos de la iluminación navideña de Corralejo, y anima a los vecinos a disfrutar de esta fiesta desde dentro, en diferentes grupos.

La murga de mujeres Las Sargoriás de Corralejo ha logrado en trece años muchos premios y es muy querida en Fuerteventura por su diversión, compañerismo, crítica y buen hacer. ¿Siguen con el mismo entusiasmo?
Por supuesto, incluso con más porque los comienzos fueron bastante duros para una murga de chicas que tenía mucha ilusión pero ninguna ayuda, y en estos trece años hemos conseguido que el Ayuntamiento de La Oliva nos preste un local en la Estación de Guaguas, y comprar cosas nuevas. Somos 47 componentes este año pero del grupo de 2005 sólo quedamos dos, María Morera, que fue la fundadora, y yo, que nunca hemos abandonado. Muchas han dejado de salir algún año porque es un esfuerzo tremendo pero todas las componentes se sienten Sargoriás y vuelven cuando pueden. Cuando el empezó yo estudiaba en Tenerife y venía a los ensayos porque el grupo nació con mucha ilusión. El año pasado fue histórico al conseguir el doblete con el Primer Premio de Interpretación y el primero de Presentación que es el disfraz, pero casi todos los años nos hemos llevado algún galardón. Creo que en todos estos años no hemos perdido nuestra esencia como murga que sale para divertirse, reirnos y hacer crítica para que mejoren las cosas en nuestro municipio. 


Las letras se cantan todavía en secreto hasta el concurso insular de murgas del Carnaval de Puerto del Rosario. ¿Puedes adelantar algo?
Puedo adelantar muy poco pero como es habitual en nosotras tenemos en el punto de mira a los políticos que dirigen La Oliva, y seguro que no pasan desapercibidos los flotadores y la iluminación navideña de pulpos. Todo se descubrirá el 10 de febrero en el concurso insular de murgas del Carnaval de Puerto del Rosario. Luego para La Oliva solemos modificar algunas canciones pero al ser del Norte nuestras letras están relacionadas con el municipio. Lo que más nos gusta es actuar en todos los pueblos. 

¿Qué se puede hacer para potenciar el Carnaval de Fuerteventura que ha sobrevivido en los años de la crisis sólo gracias a las murgas?
Sí, estas formaciones han mantenido viva la chispa del Carnaval en Fuerteventura, aunque luego las cabalgatas y verbenas del martes son multitudinarias con disfraces muy logrados pero que tal vez resultan más fáciles de hacer para los vecinos. Ahí se ve que la gente vive y quiere esta fiesta. Recuerdo de niña que en todos los pueblos había murgas y comparsas infantiles, muchas se creaban en los colegios, y esa debe ser la cantera que consolide una fiesta porque hay que relanzar el Carnaval. Tristemente en Corralejo creo que como murga adulta sólo quedamos nosotras. Había varias antes como Los Pencones en La Oliva, y alguna más que ha desaparecido. El logro es cumplir 25 años como la infantil Los Garabatos de Villaverde, que se merecen un gran reconocimiento porque han hecho historia. Yo creo que las autoridades e instituciones tienen que facilitar la formación de grupos y ayudarnos más, pero también quiero animar a la gente a que se apunte a una murga, comparsa o batucada y así reforzar las que ya existen. 

¿Se nota el interés de la gente en todos los municipios porque este año regresan las galas de reina en Corralejo, Puerto del Rosario y Morro Jable que habían desaparecido?
Sí, creo que hay que unir fuerzas entre todos los grupos, presionar a los concejales de Festejos para que busquen la manera de consolidar eventos como las galas de reina, que eran una ilusión para cada joven ser candidata y desfilar con un traje maravilloso. Cuando hay interés se busca el patrocinio y por suerte tenemos muy buenas costureras y muchas empresas colaboran con esta fiesta que forma parte de nuestra identidad. 

Se ha creado la Federación Insular de Murgas. ¿Cree que se necesita un local del Carnaval en Puerto del Rosario donde exponer trajes, reunirse colectivos, colgar fotos históricas de grupos carnavaleros y que sirva como centro turístico activo?
Eso sería ideal. Un local que sirva de museo y centro de reuniones para el Carnaval sería magnífico porque los trajes de murgas y reinas son verdaderas obras de arte y saber que pueden estar expuestos en un local al público y donde se puedan colgar fotos antiguas. Soy partidaria de que haya uno en Puerto del Rosario que se pueda visitar, y hasta en Corralejo porque hay una gran tradición carnavalera, como en el resto de los pueblos de la Isla. Supondría un enorme atractivo turístico porque a los extranjeros y visitantes nacionales les encanta nuestro Carnaval y conocer todos los detalles. Ahí se demuestra el escaso interés de las autoridades que nunca han apostado realmente por potenciar el Carnaval de Fuerteventura. 

Sólo un año dejaron de salir en el Carnaval en 2015. ¿ Es tan complicado mantenerse ?
Sí, mucho porque la mayoría de las componentes tienen que compaginar ensayos, con la familia, trabajo, casa y también es dinero. Nosotras buscamos siempre la forma de financiarnos con bingos y sorteos porque el traje sólo puede costar hasta 300 euros. Es amor por la fiesta y es incríble sentir el cariño de la gente que nos sigue y anima. 

¿De dónde viene el nombre de esta murga?
Viene del sargo breado. Somos de Corralejo, costeras, de familias marineras y pensamos que el nombre tenia que ser un pescado, y en femenino era 'sargoriás'.

 Itziar Fernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario