sábado, 20 de enero de 2018

La segunda fase, ni fú- ni fá

La segunda fase de murgas infantiles estuvo por debajo de la calidad de la primera, lo que el jueves parecía imposible. Tal vez Mamelones despuntó por su mejoría musical. La proximidad de la Navidad con el Carnaval ha pasado factura. Mucho esfuerzo en presupuesto y técnica para el resultado, que ni siquiera encuentra el calor de las murgas adultas. Eso sí, hoy, tercera fase, cuando se desvelarán los premios, el recinto estará a reventar.

1.- Minivirgues (2000).- Primer año en Santa Cruz, aunque con la solera de su participación en La Orotava. "Hijos" de la decana del Norte (Virgueritos), abrieron la segunda fase con el alcalde de la Villa, Francisco Linares, entre la afición. Con una fantasía de ladrones, anunciaron que venían a robar el corazón. Dirigidos por Tania González y con respaldo de Virgueritos, comenzaron con un tema que saca punta a su fantasía, de "Ladrones". Algún toque de humor, como el robo del móvil a Humberto para que no diga barbaridades, referencias a las palmeras de la plaza del ayuntamiento, lo difícil que es ir a la Universidad y homenaje a los padres.

Su segundo, "Gafas de realidad virtual", que se las dejaron los Reyes y con las que iban a jugar a Iroman, Superman o Harry Potter. Buen golpe cuando se preguntaron por el futuro del Carnaval y en las gafas vieron que la clave es celebrar gratis los concursos, luego volvieron a los niños sin desayunos, los discapacitados y otro homenaje a los padres. Hicieron realidad su sueño de participar en Santa Cruz; una murga de las más jóvenes.



2.- Chinchositos (1987).- Segundos de fase y se admitían apuestas. El apresurado regreso de Loren Marichal hace poco más de mes y medio ¿se dejaría sentir? Salieron a escena con una bonita y sencilla presentación que celebró su 30 aniversario. En el pasacalle, homenaje a su recordado presidente y director, Berto Marichal.

Su primer tema, "Niños en igualdad", una letra de Pope (Diablos) en la que lamentan la situación de algunos menores; criticaron la insegurad y las dificultades de Canarias y pidieron al alcalde menos "pachorra" para resolver las ayudas. Se les entendió. La apuesta musical, en la que también se ha entregado Airam Hernández, se volcó en su segundo, "Si te ríes no es verdad". Lo más complicado fue arrancar en la presentación con un trabalenguas, al calentar movimientos y vocalización. A partir de ahí, fue el día a día de un niño, desde que se levanta y va al colegio. Como golpe de humor, el chino que tiene las manos sucias se llama "cochino". Forzaron una referencia a los móviles de marca entre las preferencias, para concluir con un remix de éxitos musicales en Chinchosos de la época de Alexis Hernández, 20 años después. Demostraron que pueden volver a ser grandes.

3.- Los Rebeldes (1970).- Apostaron en su presentación por una de las señas de identidad de la infantil decana, el disfraz, con la firma de Jorge Álvarez e hilo de luz realizando las alas. Al entonar "Murga, murga", recordaron una de sus sintonías. El disfraz, de la factoría de Paco Cortés. A partir de ahí, caras nuevas de grandes del Carnaval que han apuntalado a Rebeldes, como Francis Trujillo "La Juana" en lo musical, en tándem con Jonás González, letrista, quien esta vez dejó a un lado los tradicionales espectáculos y excursiones de Rebeldes y apostó por letras distintas.

El primero, "El adultómetro", máquina en la que echaron libretos de murgas, trompetas, aplausos de la afición. Mencionaron la educación y pidieron beca a la desigualdad. Tocaron las migroalgas, recordaron que en Youtube se puede ver lo mejor de Rebeldes, y la casa del Carnaval. A punto de explotar el adultómetro. Y no pararon: "Si no te gusta, que te den".

El segundo, "Niño prodigio" es un enfoque original, con homenaje a los niños de la murga, para dar un "zasca" al alcalde: "Si suspendo, no me desespero, me fijo en él". Citaron a Messi y Cristiano y menciaron a las cuatro murgas desaparecidas. Fue el estreno de la directora Sheila Córdoba (Triquikonas) Anoche fueron otros.

4.- Los Revoltosos (1998).- Dirigida por Yazmina Alonso, nieta del célebre Zuppo y del director de la desaparecida Juanveintitreros, apostó por letras de Naara Hernández (Triquikonas) en busca de la superación. Lucieron una fantasía fluorescente con luz negra, que realzó su presencia.

Tras su breve presentación y el pasacalle, el primer tema, "¿Quién tiene razón?", en el que, como los mayores, parecía que iban a dividir la murga para elegir entre cantar a los bocadillos o a la educación. Siguieron lamentando que el cole es aburrido y criticaron que se apaguen los micros a los que cantan mal, haciendo uso del pasacalle de la ausente Pita-Pitos, una de las melodías más recurridas este año por la mayoría.

Siguieron con "Vamos a contar mentiras", ironía sobre el concurso de murgas, en el que no se paga entrada, o que se dan bocadillos de mechada. "Nunca hay peleas -cantaron-, todo está bien organizado". Concluyeron con el recuerdo a las murgas ausentes. Si el objetivo era salir al Carnaval, lo superaron con creces.

5.- El Cabito (1980).- Con Angela Giusty al frente, presentó una original fantasía de reloj de su presidenta Angelita González Ledesma. La cantera de El Cabo demuestra amor al Carnaval y constancia en salir año tras año. En su primera canción, "Reencuentro de mi Carnaval", los adultos escribieron a los niños una lección de historia del Carnaval, haciendo un repaso por Tom Carby, de quien elogiaron el espíritu que mantiene en la actualidad Diablos Locos, para seguir con Enrique González, de quien evocaron que en 1972 hizo el primer concurso de murgas infantiles, y cerraron con un homenaje a Jesús Tosco, "alma mater" de la infantil Sofocados.

Cerraron su tiempo de concurso por "Piratas", historia en la que recordaron que cuatro miembros de su tripulación -las cuatro murgas desaparecidas este año- se cayeron del barco. Intentaron no naufragar, como les pasó a sus compañeros, a los que cantaron, con la ilusión y entrega de los niños.

6.- Distorsionados (1998).- Desde Los Realejos llegan por segundo año consecutivo de la mano de su directora, la entusiasta Cristina Mora Alonso. Casualidades del sorteo, las dos murgas con fantasías de relojes coincidieron. Así, de los relojes de cuerda de El Cabito se pasó a los de pilas de Distorsionados. La presentación musical auguraba una buena actuación. Prefrieron no cantar su pasacalle por miedo al crono, pero les sobraron cuatro minutos.

Su primer tema versó sobre un niño, hijo de divorciados, con problemas en la adolescencia, que no respetaba los horarios de los padres y acabó en un centro de servicios sociales. El argumento parecía el de una película de las que emite Antena 3 los sábados por la tarde, al que le puso música Cristina Morales.

Con montaje musical de Samuel, acometieron su segundo: "Las profesiones", se anunció, pero era un repaso de situaciones o modas entre los jóvenes, como los tatuajes, que equipararon con la bulimia o la anorexia, y defendieron a los niños al margen de su orientación, o la dislexia. Como si todo fuera lo mismo. Para acabar, resumen con la intensidad de quien lo denuncia como propio. Cercano, pero poco festivo.

7.- Los Mamelones (1980).- Por cómo había transcurrió la segunda fase se esperaba más de Mamelones, apuesta casi siempre segura. Fueron correctos musicalmente, de la mano de Xerach Casanova, pero la apuesta por el letrista Idafe González desvirtuó el resultado. La primera canción, "Desde Chago Melián", es una buena selección musical, pero faltó identidad, pareció un estilo más triquikón. Hablaron de evolución, cambio de costumbres, de los niños separados, sus sentimientos. Una historia real con buena voz cantada. Los nervios pasaron factura al director, que tras vomitar, se rehizo.

Siguieron con "Museos". Prometía ser más ambicioso, pues parecía una visita de los niños a los museos. Referencias forzadas para vincular el deporte (para denunciar los insultos en los partidos a los entrenadores), o el museo de las estrellas, para pedir que se cuide el cielo. Forzaron una referencia a la Mesa Mota, en un museo al aire libre, para zanjar con el oceanográfico con canto a la ballena.

Mamelones tuvo la magia de su música.

HOY, TERCERA FASE

1.- LOS CASTORCITOS

Director: Ángel Cabrera

Diseñador: Josua Sánchez

Año fundación: 2006

2.- DISTRAÍDOS

Directora: Lucía Nuez Javior Diseñador: Tana Rodríguez Año fundación: 2006

3.- MELOSITOS

Director: Caraima Díaz Yanes

Diseñador: Santi Castro

Año fundación: 1990

4.- GUACHIPANDUZY

Directora: Lara Coello Padrón

Diseñadora: Lito Díaz

Año fundación: 1991

5.- RAVISCUDITOS

Directora: Nayi Álvarez

Diseñador: Ruky Álvarez

Año fundación: 2009

6.- FRIKYWIKYS

Directora: Neria Rodríguez

Diseñador: Jésica Pérez

Año fundación: 1998

7.- REDOBLONES

Director: José Cortés "El Pirata"

Diseñador: Lito Díaz

Año fundación: 2018


Humberto Gonar

No hay comentarios:

Publicar un comentario