domingo, 28 de enero de 2018

"Era una chica tímida e insegura, logré superarlo gracias a clases de Teatro"

Aspirante número cinco, representando a Shopping Center China Town, con la fantasía Flamingo, del diseñador Miguel Cañadas

Itahisa García Castedo era una chica muy tímida que apenas podía hablar en público. "A mi timidez se sumaba el hecho de que tenía aparatos dentales y que estaba bastante más rellenita, lo que me hacía sentir muy insegura", cuenta esta joven de 26 años, residente en Santa Cruz. Hoy todo esto ha quedado en el pasado, según ella misma lo asegura, "gracias a las clases de Teatro que recibí durante algunos años". En la actualidad, Itahisa trabaja en una agencia de comunicación y sigue formándose para "convertirme en una gran profesional en mi sector". Cuando su jefe le planteó que si quería ser candidata a Reina del Carnaval chicharrero, porque tenía un cliente que estaba buscando una chica, ella ni se lo pensó. "Siempre me ha gustado esta fiesta y las Galas, por lo que he tenido muchísima suerte. Y es que ni siquiera he tenido que pasar un casting", destaca.


¿Cómo fue ese momento en el que su jefe le dijo que si quería ser candidata a Reina?

Fue un momento mágico, pues nunca pensé que me ocurriese algo así. Me planteó que había un cliente que buscaba a una chica para ser candidata a Reina del Carnaval de Santa Cruz y me preguntó si yo tenía ilusión. Le contesté que por supuesto. El cliente vino un día al trabajo a conocerme. Yo ni siquiera estaba arreglada pero, aún así, le gusté. Creo que no buscaba a una chica guapa sino a alguien que fuese embajadora de su marca. Le gustó mi forma de expresarme.



La verdad es que tiene usted mucho desparpajo...

Pues antes no era así. Siempre fui muy tímida. Cuando empecé a trabajar no podía ni coger el teléfono, ni realizar presentaciones, ni apenas hablar en público. Tenía un montón de ideas, pero era incapaz de expresarlas. A esto se sumaba el hecho de que tenía aparatos dentales y que estaba más rellenita, lo que me hacía sentir insegura. Me apunté dos años a Teatro y esto me ayudó muchísimo, además de la experiencia que he adquirido como profesional en la agencia de comunicación. Hoy soy otra persona. En los colegios debería haber una asignatura que ayudase a los niños tímidos.

¿Cree que cualquier mujer podría ser candidata a Reina Carnaval de Santa Cruz?

Por supuesto, al menos así tendría que ser. Lo importante es que te guste el Carnaval y que tengas ilusión en defender tu fantasía. Que seas más o menos guapa, más o menos delgada debe dar igual.

¿Cómo definiría su fantasía?

Es exuberante y muy brillante.

¿Cree que su traje tiene posibilidades de ganar?

Por supuesto, tiene muchísimas posibilidades.

¿Está nerviosa?

La verdad es que algo sí, porque nunca me he visto en esta situación. Voy a tener que defender una fantasía de 450 kilos ante miles de personas. Tengo algo de miedo, pues soy muy nerviosa y ansiosa, aunque también estoy trabajando en esto. Me gusta afrontar nuevos retos para superarme, además de que adoro el Carnaval, por lo que disfrutaré mucho de esta maravillosa oportunidad.

¿Qué supondría para usted ser elegida Reina del Carnaval?

Solo con el hecho de hacerme esta pregunta ya me pongo nerviosa, pues para mí sería una gran alegría. Creo que el título te abre puertas y traerá nuevas oportunidades.

¿A quién le dedicaría el título en el caso de que ganase?

En primer lugar, y sin duda, a mi diseñador, porque es su obra de arte la que ganaría. Yo solo la pasearé por el escenario. Y también se lo dedicaría al cliente que patrocina la fantasía y a mi familia, por supuesto.

¿Cambiaría algo del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife?

A mí me gustaría que se celebrasen dos Cosos, porque es un acto que me encanta.

Tres virtudes.

Soy una mujer inconformista, soñadora y también soy muy responsable.

Tres defectos.

Soy muy ambiciosa, competitiva y extremadamente consumista. Me encanta el mundo de la estética y tengo cientos de cremas en mi casa.

¿Cuáles son sus aficiones?

Me encanta ver series; la dermoestética y la fotografía. A mi novio lo tengo todo el día sacándome fotos.

Un estilo musical.

El jazz.

Una comida.

La hamburguesa.

Un libro.

Nunca te pares.

Un color.

El blanco.

Noticias de los últimos meses que le hayan impactado.

Todo lo que ocurre en Siria.

¿Cómo se ve en un futuro?

Me veo trabajando en mi sector, con mucha más formación. Y ojalá sea en Nueva York, lugar que me fascina.

¿Hijos?

Me da demasiado terror ser madre, no me veo con hijos.


La Opinión de TenerifeEloísa Reverón

No hay comentarios:

Publicar un comentario