viernes, 26 de enero de 2018

El Ayuntamiento de Santa Cruz canjeará vasos con anilla y collar reutilizables por basura durante el Carnaval

El Ayuntamiento de la capital pondrá en marcha durante estos Carnavales una novedosa campaña, bajo el lema Carnaval te quiero, limpio-Santa Cruz recicla, dirigida a reducir la generación de basura en las calles de la ciudad durante la celebración de la fiesta. Esta consiste en canjear envases de plástico, latas y briks por obsequios, entre los que se encuentran vasos reutilizables con anilla y collar, que permiten portarlos sin tener que llevarlos en la mano y se podrán usar todas las veces que se desee.

De esta manera, a aquellos carnavaleros que acudan a cualquiera de los tres puntos limpios o islas ecológicas que se instalarán durante el Carnaval, en forma de quioscos, para entregar residuos, correspondientes al contenedor amarillo, se les dará un regalo. Los puntos limpios se situarán en la zona Weyler-Orche-Coral; plaza del Príncipe-El Águila; y plazas de Candelaria y España. Cada uno de estos quioscos estará atendido por dos monitores formados en concienciación ambiental. El horario de funcionamiento de estas instalaciones será de 22:00 a 4:00 horas el Sábado y el Lunes del Carnaval; y de 11:00 a 3:00 horas, ininterrumpidamente el Sábado de Piñata.

Esta novedosa campaña, que cuenta con la colaboración del Gobierno de Canarias y de Ecoembes, fue presentada este jueves por el alcalde de Santa Cruz, el nacionalista José Manuel Bermúdez, quien estuvo acompañado por los concejales de Fiestas, Servicios Públicos, y Medio Ambiente, Gladis de León (CC), Dámaso Arteaga (CC) y Carlos Correa (PP), y por Carlota Cruz, responsable de Ecoembes. "Es la primera vez que en el Carnaval chicharrero se instalan estas islas ecológicas y se canjean vasos reutilizables por residuos, una iniciativa que ha sido puesta en marcha en otras fiestas de España. Creemos que es la mejor manera de no tirar al suelo todas las copas que tiramos", manifestó Bermúdez.



La edil de Fiestas apuntó que en los tres puntos limpios se repartirán de manera gratuita, y a cambio de envases de plásticos, latas, botellas o briks, unos 3.000 vasos reutilizables con anilla y collar, "pero cuando estos se acaben, los carnavaleros también podrán adquirirlos en los chiringuitos de la fiesta por 0,50 euros o por 1 euro, en función del tamaño del vaso, pues una de las empresas patrocinadoras del Carnaval, Dorada, venderá unos 15.000 para colaborar con el reciclaje".

El concejal de Servicios Públicos destacó que este año el Ayuntamiento "quiere ir más allá y rescatar más residuos de la bolsa general de basura". "En la pasada edición de la fiesta, los operarios recogieron más de 500 toneladas de residuos sin separar. En esta ocasión, y para empezar, pues la campaña se estrena este año, nos hemos marcado como objetivo recoger 18.000 kilos", informó Dámaso Arteaga.

Este insistió en que con esta iniciativa se pretende frenar la utilización de miles de vasos plásticos que son arrojados al suelo tras haber tenido un solo uso. El edil aprovechó para indicar que Santa Cruz registró el año pasado un incremento del 9% en la separación de envases, "cifra que esperamos superar en 2018 y mejorar así la media de Canarias".

Por su parte, el edil de Medio Ambiente manifestó que "Santa Cruz, y en concreto el Carnaval, está dando un paso de gigante con esta campaña, con el fin de concienciar a los ciudadanos de la necesidad de reciclar y, por lo tanto, de usar los diferentes contenedores de basura".

Para ello, destacó Carlos Correa, se ha creado una marca con el diseño y lema de la campaña, que se verá reforzada con la difusión de pequeños vídeos informativos, protagonizados por el actor y cómico Aarón Gómez. "Se trata, en suma, de avanzar en la idea de un Carnaval más limpio y promover hábitos sostenibles", añadió.

Los residuos que se recojan en el Carnaval de Santa Cruz serán gestionados a través de Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que "promueve la economía circular a través del reciclaje de los envases domésticos en España".

Por otra parte, el alcalde aprovechó para señalar que durante la fiesta chicharrera se instalarán en las calles de la ciudad más de 200 baños químicos, "una cifra similar a 2017, cuando duplicamos los que se colocaron en 2016".

La Opinión de TenerifeEloísa Reverón

No hay comentarios:

Publicar un comentario