miércoles, 20 de diciembre de 2017

El Carnaval empieza a rodar

Cuando aún a muchos tinerfeños apenas les ha dado tiempo a probar el turrón, otros están pensando ya en el próximo Carnaval. La fiesta llega en 2018 mucha más temprano que de costumbre y es por eso que anoche el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, realizó junto al alcalde, José Manuel Bermúdez, y otros representantes públicos una visita a los grupos carnavaleros que ensayan en el entorno de la calle La Noria.

El Carnaval arrancará este año el próximo viernes 12 de enero con la presentación de candidatas. Este acto será solo una semana después de que los Reyes Magos realicen su visita anual a las casas de la capital. Por eso, con las luces de Navidad adornando esta céntrica vía de la capital tinerfeña, en el interior de los locales ya huele a Carnaval. A pocas semanas de que comience la fiesta, las agrupaciones ya calientan motores e intensifican los ensayos para poder tenerlo todo listo cuando les llegue el momento de actuar.

Bermúdez señaló que el Carnaval de 2018 queda ya muy cerca y por eso se ha adelantado la visita institucional. "Nada más terminar de abrir los regalos de Reyes habrá que dar los últimos retoques al disfraz", señaló.

Y aunque el de ayer era tan solo un ensayo más, la visita de los representantes públicos marca la recta final de la preparación de la fiesta. Por este motivo, las agrupaciones no quisieron dejar pasar la oportunidad de mostrar las canciones que durante meses han ensayado para testar las primeras reacciones en un público, que en muchas ocasiones será objeto de sus críticas.

La primera parada de esta visita institucional fue la sede de la Peña del Lunes 1965. Allí la agrupación deleitó a los visitantes con el tema Santa Cruz en Carnaval. "Se que les saldrá del 10", aseguró el regidor chicharrero, antes de comentar que "son una pieza muy importante y querida de nuestro Carnaval de siempre".

Después, la comitiva se desplazó hasta el local de la Afilarmónica Ni Fu Ni Fa, donde el sonido de las trompetas acompañó a los visitantes nada más entrar. La mítica Fufa ofreció a los asistentes varias canciones que forman parte de su repertorio, aunque seguramente tan solo fue un aperitivo de lo que se guarda en la manga para estas carnestolendas.

Con simpatía y resignación recibieron algunos de los visitantes las críticas que la afilarmónica les dedica en algunos de sus temas. Uno de ellos fue el presidente, Fernando Clavijo, que aguantó estoicamente las referencias a su persona y a su ya conocida mochila que lo acompaña allá donde va.

"Después de escuchar a la Fufa ya uno se pone en modo Carnaval", manifestó el alcalde, quien junto a Clavijo; el vicepresidente del Cabildo, Alberto Bernabé; la concejal de Fiestas, Gladis de León; y otros miembros de la Corporación chicharrera se animaron a cantar junto a la agrupación su despedida.

A pesar de que Clavijo aseguró sentirse muy orgulloso de que lo hubiesen invitado a participar en esta visita institucional a los grupos del Carnaval, el presidente regional reconoció que no se disfraza "porque soy muy tímido y me da vergüenza", aunque sí admitió disfrutar acudiendo a los concursos y otros actos de la fiesta.

Por su parte, la edil de Fiestas aseguró que este Carnaval todavía guarda muchas sorpresas que se irán desvelando a medida que se acerque la fecha en la que la fiesta dará comienzo de forma oficial.

La visita tenía prevista continuar en el local de la Unión Artística El Cabo, después acudir al ensayo de Sabor Isleño y saludar también a Diablos Locos y Ni Pico-Ni Corto. Para finalizar esta visita tradicional, la comitiva también tenía la intención de pasar por los locales de Triqui-Traques y Los Mamelucos.

La Opinión de TenerifeDalia Guerra 

No hay comentarios:

Publicar un comentario