viernes, 1 de diciembre de 2017

"'Fantasía' es un tema que para mí requería dos años de preproducción"

https://media.atlanticohoy.com/Posts/Standard/2017/11/29/19/WIJX1SPWQHP4CFKBXPEODSL57M41NLHL/N8QGJID5NR0UWHFX.jpgA menos de dos meses para que comiencen los concursos del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife,
los carnavaleros, Navidad mediante, ya tienen a la gran fiesta capitalina en mente y con sus disfraces como temas de conversación presentes. Y como colofón a esos concursos llegará la gran Gala de la Reina del Carnaval, donde en el nuevo y espectacular escenario del Recinto Ferial acogerá el gran evento con lo mejor de los grupos del Carnaval para descubrir a la nueva reina.
La votación popular eligió la 'Fantasía' como el tema del Carnaval 2018 y para dibujarla sobre el
escenario del acto central de las fiestas, el Consistorio ha vuelto a contar por tercer año
consecutivo con el jefe de producción del Auditorio de Tenerife, Enrique Camacho, que con gran
emoción se enfrenta a un enorme reto cargado de nuevas ideas y otras que quedarán para el
futuro, ¿con o sin él al cargo?

¿Qué significa, en lo personal, que el Ayuntamiento vuelva a contar contigo para la dirección
artística de la Gala de la Reina del Carnaval, siendo el Carnaval la ‘bandera’ internacional de Santa
Cruz?
Dedicándome a lo que me dedico todo el año, que te llamen para encargarte del espectáculo más
importante de tu ciudad, es un honor. Yo además soy bastante idealista. Disfruto mucho
trabajando con los grupos, todo lo que es el proceso de trabajo y también con la gente. La crítica
mala nos sirve de aprendizaje a los profesionales, siempre y cuando sea constructiva. Las
destructivas uno no la lleva del todo bien. Esta semana empezamos las visitas a los grupos del
Carnaval y el equipo artístico se siente muy querido y es algo que nos da mucha energía, porque
esto es muy difícil. Todos los días hay un motivo para tirar la toalla y probablemente por la sangre
carnavalera y el contacto directo con los grupos es donde está la satisfacción real. Trabajamos
para que la gala sea un éxito, por supuesto, pero yo me quedo siempre muchísimo más con el
proceso, que para mí, como profesional, es mucho más importante, sin restar importancia al
resultado.



Repites como director del formato carnavalero de la Gala de la Reina por tercera vez consecutiva,
¿cómo surgen nuevas ideas para no sentirte repetitivo con las anteriores?
Concretamente, el formato de este año no va a ser el mismo de ediciones anteriores. Va a ser un
concepto un poco más de gala que de espectáculo más completo como planteábamos en años
anteriores en los que estaba todo unido por una línea argumental. En este caso, la línea
argumental va a ser la temática, pero no va a existir esa conexión de historias. El gran reto de este
espectáculo es que hacer lo mismo todos los años no parezca lo mismo; claro que no puede dejar
de serlo porque dejaría de ser la Gala de elección de la Reina del Carnaval de Santa Cruz de
Tenerife. Pasa lo mismo con los Oscar, los Goya o cualquier espectáculo que ocurre todos los años
y el reto de las direcciones artísticas es envolverlo para que parezca una cosa distinta aun siendo
algo muy cercano a lo que se vio en años anteriores.

Cuando te presentaron como director una vez más de la gala, comentaste que tenías muchas
ideas, pero que tenias que sentarte con Fiestas para ver las posibilidades, ¿cuáles han podido salir
y cuáles se han quedado en el tintero?
Tengo que decir que por parte del Ayuntamiento siempre está la máxima colaboración en intentar
poner todo lo que se puede sobre la mesa. Los presupuestos son limitados, las posibilidades
técnicas muchas veces también y han salido muchas cosas. Otras muchas se han quedado en el
tintero porque este es un tema que da para mucho. Mientras haya el diálogo que tenemos
Dirección Artística con Fiestas y siempre trabajemos en común, las cosas saldrán relativamente
bien. En ese sentido, no me puedo quejar para nada, porque existe un trabajo conjunto y una
comprensión muy buena por las dos partes. Es decir, a mi me toca comprender que no todo se
puede hacer porque el presupuesto no es suficiente y ellos comprenden que hay muchas cosas
que no se pueden hacer por otros motivos.

¿Está entre esas cosas la forma de elección de la reina del Carnaval, después de que Fiestas
afirmase públicamente que seguirá manteniendo el sistema del jurado en vez de tu propuesta
comentada del televoto?
Claro, pero todavía no está del todo decidido este asunto. Lo que sí tenemos claro es que
lamentablemente no va a poder hacerse el televoto porque los costes son muy altos y ya
especialmente en las últimas semanas es una decisión que teníamos prácticamente decidida. Yo
sigo diciendo que es lo que a mí me gustaría, pero también es una decisión que le corresponde
tomar a la organización. Yo como director propongo lo que para mí es la fórmula más apropiada
para poder realzar el espectáculo y romper con el formato que hablamos sobre que siempre es el
miso, pero volvemos a las mismas: hay que atender a las posibilidades reales de las cosas y a esa
conclusión llegamos ya hace unos días.

Javier Caraballero, un hombre en el que tienes confianza ciega, ya sorprendió en la pasada edición
con el escenario del Carnaval 2017, en la que era su primera aventura al respecto. Su apuesta
este año es aún más fuerte apostando por la tecnología…
Javi es una persona con muchísimo talento que lo más importante es que comprende que la
escenografía está al servicio de un espectáculo y no al revés, como puede pasar en alguna
ocasión. Lo que vamos a ver es un decorado de fantasía atendiendo a las necesidades tanto de las
galas como de los concursos, como quien dice, en el apartado técnico. Un escenario
multifuncional que permite adaptarse a los dos formatos de espectáculos. La decoración va muy
vinculada a la historia que vamos a contar en la obertura de la gala. No queríamos tampoco
plantear una fantasía muy épica, que es la que en general la gente tiene en la cabeza de entrada,
sino dejar el tema un poco abierto en el sentido de que cada persona se pueda preguntar qué es
para cada uno la fantasía. Por eso nos encontraremos con un escenario de fantasía, pero no en
una concreta. Por un lado tenemos la ciencia ficción, por otro lado esos cuentos épicos y por otro,
sin querer irme por la magia, pero sí esa onda de bosque encantado más cercano al Señor de los
Anillos o a Juego de Tronos.

¿Y era ‘Fantasía’ la temática que más te gustaba antes de que se hiciera oficial o tenías
predilección por otra de las opciones que se presentaron a votación popular, desde el punto de
vista de la dirección artística?
Yo tiendo mucho a pensar en el largo plazo. Sea otra persona la que venga después o yo mismo, a
mí me parece que es interesante plantearse un proyecto con una estrategia artística, de
producción y presupuestaria. Yo no habría hecho la ‘Fantasía’ este año porque es un tema muy
complejo y el tiempo para preparar una temática de este tipo requiere mucha preparación. ¿Me
habría gustado otro tema? Sí, pero también he de decir que estoy encantado con ‘Fantasía’
porque es un tema maravilloso, pero si hubiésemos tenido un poquito más de tiempo… Es un
tema que para mí requiere una preproducción de dos años, porque hay mucho que analizar a nivel
técnico y a nivel presupuestario para poderle sacar el máximo jugo, que se lo vamos a sacar con lo
que se puede preparar en un año lógicamente, y por eso es también apasionante este reto por
otro lado. Pero sí que me hubiese gustado otro tema que dentro de los plazos que tenemos para
trabajar hubiese sido más acorde para sacarle el máximo partido. ¡Pero sacaremos todo lo que
podamos de la Fantasía!

¿Cómo se tomaron las murgas la novedad de cantar los pasacalles de otras murgas en la gala con
la aparente rivalidad que hay entre unas y otras?
No es una novedad realmente. Desde que estoy en la dirección de la gala la actuación conjunta de
murgas siempre la he planteado como una propuesta a los murgueros y ellos la aceptan o la
cambian; eso siempre está abierto. Aquí se propuso esta idea porque ¿qué es para un murguero la
fantasía? Escuchar en la voz de una murga algo que jamás nos imaginaríamos que cantara esa
murga, y esa es la idea que tiene esta actuación. Les gustó la idea y se ha puesto en marcha. De
hecho, la hemos grabado hace muy poco y ha quedado muy bien. Estaba todo el mundo
entregado. ¿Ha habido algún que otro mal rollo? A mí no me ha llegado, aunque soy consciente de
que sí ha existido, pero también te digo que ha sido por una mala información del cómo es la
actuación. En el Carnaval somos muchos y no siempre llega el mensaje como tiene que llegar. En
algunos casos me han llamado preguntándome que qué locura es esta, y cuando se la cuentas…
“así sí”. No es una actuación para que tu cantes el pasacalles de otro porque sí, es una actuación
que tiene un sentido que se explicará en la gala, con un preámbulo que protagonizarán… equis (se
ríe Camacho ante la cercanía de desvelar uno de los secretos) para que se entienda el porqué va a
ocurrir esa actuación de fantasía. No es un simple intercambio de pasacalles, para nada. Yo tengo
la mala costumbre de no hacer nada porque sí.
O sea, que la selección de qué murga canta el pasacalles de otra está elegida y no ha sido
aleatoria.
Se le planteó a las murgas dos opciones, un sorteo o irnos a los polos opuestos para poder crear
esa situación de fantasía. En aquella reunión se decidió la segunda opción y claro, hay puntos muy
arece una oportunidad fantástica para unirse. La gala no es el día del pique ni de la rivalidad, es el día para unirnos todos en torno a la coronación de la reina. El otro día en la grabación ya vivimos un poco ese ambiente. Yo creo que entre todos vamos a hacer una actuación de murgas muy, muy, muy emotiva y para el recuerdo. Y como me ha dicho más de un murguero, ¿qué murguero no ha cantado el pasacalles de otra murga? Vamos a escenificar un poquito eso.

Uno de los nombres propios va a ser la participación como aspirante a reina de Saida Prieto, que,
por fin, podrá disfrutar del momento que el accidente de 2013 le arrebató. ¿Has podido hablar con
ella y comentar sus sensaciones?
No he podido hablar con ella, pero Saida para mí va a ser una candidata más dentro del conjunto.
Por supuesto que me parece estupendo que haya decidido presentarse y vivir lo que no pudo vivir,
pero creo que es un tema que tenemos que ser conscientes de que hay que dejar a un lado el
corazón y hacer una valoración objetiva de lo que pase en el escenario. Bajo mi punto de vista,
debe competir en igualdad de condiciones y eso va a ser lo primordial. Una vez dicho esto, será
muy difícil dejar a un lado el sentimiento.

En ese sentido, ¿el televoto hubiera salido perjudicado?
No se si perjudicaría o no. Yo insisto, siempre hay un factor que motiva el voto, ya sea del jurado
o de la gente. En este caso ùede ser sentimental o emotivo… Nunca se sabe. Yo lo que sí espero
que el jurado designado para elegir a la reina, sabiendo el caso de Saida, simplemente sea
objetivo. Si Saida merece ganar porque lleva el mejor traje de la noche, pòr supuesto. Lo que no
puede ser es que vayamos a la gala sabiendno quién va a ganar. No sería bueno.

Se habla de que igual se volvía a traer algún artista internacional para un concierto en la calle,
¿hay alguna cosa por ahí guardada?
Eeeh… Yo te puedo hablar de lo que va a pasar en el escenario que yo controlo (se ríe Camacho).
Lo que pase en la calle espero poder disfrutarlo como un carnavalero más.

¿Y habrá artista internacional en lo que controlas?
Yo creo, como siempre digo a los periodistas, que alguna sorpresa tienen ustedes que dejar para
más adelante, que es que lo quieren saber todo muy pronto (continúa bromeando el director de la
gala). Va a haber artista invitado en la gala, eso sí lo puedo decir.

¿Va un poco por cómo fue el ensayo general de la última edición a un día de la gala, que fue…?
¡Una catástrofe! (Recuerda entre carcajadas). Pero no solo para mí, sino para todo el equipo. Ese
ensayo general nos sirvió para concentrarnos mucho más. Teníamos una gala muy, muy, MUY
difícil, terriblemente difícil y hay una cosa que la gente nunca ve y a veces tampoco entiende, que
es que para hacer dos horas y media de gala hacen faltan muchos ensayos, y la realidad es que no
tenemos muchos días de ensayo y eso juega muchísimo en contra. Es lo que nos pasó en la
última gala, que nos faltaron ensayos. Lo que pasa es que luego, las ganas de los grupos del
Carnaval y de todo el mundo son superiores a la falta de trabajo previo y después salen las cosas
bien. Yo estoy muy contento del trabajo de la gala pasada, con sus cosas y matices, que los hay
muchos, pero en términos generales me gustó, y eso que yo suelo ser bastante crítico con lo que
hago. Es el típico espectáculo que terminas diciendo “qué bien ha salido”, no sé si fue por el
desastre del día anterior. Contar con una orquesta en directo fue un regalazo, así como la
comprensión dentro del caos del ensayo general. A mí me mataba tener a la gente esperando,
máxime sabiendo que las comparsas tienen que irse a ensayar el Ritmo y Armonía del sábado…
Es decir, hay muchísimos factores que me encantaría que un día la gente los pueda apreciar para
comprender lo que pasa después en el escenario, porque hay muchas veces que esperan ver en el
escenario otro espectáculo y hay que entender que lo que se ve en el Carnaval de Santa Cruz de
Tenerife es el que el Carnaval puede y debe ofrecer, porque para espectáculos profesionales nos
vamos a un teatro u otro sitio. Para ver lo que la gente es capaz de hacer hay que ver el Carnaval
de Santa Cruz.

Resultado de imagen de logo atlánticohoyBela Cabrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario