viernes, 24 de noviembre de 2017

Los Indianos llena aviones y deja la capital y Los Cancajos sin camas

El interés regional por disfrutar de la fiesta de los Indianos, acto central del Carnaval no solo en Santa Cruz de La Palma sino en toda la Isla, no disminuye con el paso de los años y cuando aún restan más de dos meses y medio para su celebración, que tendrá lugar el 12 de febrero de 2018, ya es imposible encontrar para esa fecha un alojamiento libre en la capital o en el núcleo turístico de Los Cancajos, a lo que se suman las dificultades para disponer de plaza de avión para esos días desde Tenerife o Gran Canaria.

El Castillete, El Galeón, Rocamar o incluso La Fuente en Santa Cruz de La Palma ya no tiene camas para quedarse del día 10 al 13 de febrero, lo mismo que ocurre con el hotel Taburiente, la Hacienda San Jorge, La Caleta, el Lago Azul, Oasis San Antonio o El Cerrito en Los Cancajos. Ni los buscadores más utilizados de internet ni las agencias de viajes ofrecen un hueco para dormir esa noche. Llamando directamente a la recepción de algunos establecimientos, la respuesta se repite: "Estamos llenos". "A última hora es probable que haya reservas que se anulen", coinciden en algunos apartamentos en lo que supone un hilo de esperanza.

Sí se pueden aún encontrar establecimientos con plazas libres en el Parador de Turismo, en el Zumacal, a un precio más elevado que en cualquier apartamento de Los Cancajos; e incluso si se alquila entre el 9 y el 14 de febrero hay camas en los apartamentos Breñas Garden o incluso en los Molinos, aunque algo más alejados del "corazón" de la fiesta y, sobre todo, peor comunicado en transporte público.



Por lo que respecta a las plazas de avión, destacar que el sábado día 10 ya no hay billetes desde Tenerife Norte a La Palma en ninguna de las dos compañías que cubren la ruta (Binter y Canaryfly). Para la vuelta, aún peor: martes 13 y miércoles 14 de febrero están todos los aviones llenos. Desde Gran Canaria, Canaryfly tiene sus vuelos ocupados sábado y domingo, mientras que en Binter quedan pocos asientos sin ocupar para el domingo.

De todas formas, el tema de los billetes es menos preocupante que el hospedaje, sobre todo porque las compañías aéreas suelen incorporar a partir de diciembre a su programación vuelos especiales para dar cabida a la demanda, a lo que se suma la posibilidad de viajar en barco tanto con Fred Olsen como con Líneas Armas que se vuelcan con los Indianos al tratarse de un negocio seguro. Hay, por tanto, mayor flexibilidad.

Sin embargo, en el caso de las camas la situación es más complicada porque son las que son, no está previsto que se pongan en marcha nuevas instalaciones hoteleras antes de esa fecha, aunque el hotel emblemático cerca del antiguo parador estará casi a punto; y a la espera de cancelaciones las zonas más apetecibles están llenas.

No serán pocas las familias que opten, como ha ocurrido sobre todo en los últimos años, por desplazarse a La Palma en caravanas o autocaravanas para disfrutar de los Indianos. A todos se les espera.

V. M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario