martes, 29 de agosto de 2017

Murgas infantiles, cantera del Carnaval

Las murgas infantiles se han convertido en el refugio de los niños de nuestro Carnaval, ya que, en la actualidad sólo existe una comparsa infantil (que no es la capital sino de Candelaria, como es Tropicana) y grupos coreográficos. Así que las opciones para poder iniciar a nuestros hijos en el Carnaval se han reducido a estas dos. La gran mayoría opta por las murgas, aunque en los últimos años vemos como los grupos coreográficos han ido poco a poco ganando seguidores y aumentando la cantidad de grupos.

Cabe recordar que son uno de los pocos actos que llenan la totalidad del aforo del Recinto Ferial. Hasta el punto de rumorearse que se iba a cobrar entradas para acceder al Festival de grupos coreográficos.

No hace mucho tiempo pudimos disfrutar de varias comparsas infantiles, como elemento natural de los grupos del Carnaval, así llegamos a ver comparsas infantiles de Los Rumberos o Los Cariocas, casi siempre hijos de los componentes del grupo adulto, pero como siempre decimos la naturaleza sigue su curso, y estos minicomponentes se hacen grandes y engrosan a las comparsas adultas. Y estos grupos poco a poco han ido desapareciendo. Dónde sí siguen teniendo presencia en sus carnavales, son en varios municipios sureños como Las Kuliquitacas de Granadilla de Abona o Los Playeritos y Ay Carambita, que se han formado en el municipio de Arona.



Las murgas infantiles siguen teniendo buena salud y en los últimos años hemos visto como el número de grupos no se ha reducido; al contrario, se han mantenido y creado nuevos grupos de la crítica infantiles; desde 2014. Ese año desaparecieron dos murgas infantiles, como fueron El Draguito (que ensayaban en el barrio del Draguillo en Santa Cruz) y Los Piratas (que sólo participaron en dos ediciones del carnaval y venían desde Candelaria). Para el próximo Carnaval, contaremos con un nuevo proyecto como es Los Redoblones con Tati Arias y José El Pirata al frente de este proyecto; y otras murgas que han venido desde el norte como han sido Distorsionados (que ya participó en el pasado Carnaval) y Minivirgues (que se estrena en Santa Cruz en 2018), que desde Los Realejos y La Orotava vienen con aire fresco al concurso de Santa Cruz.

Por cierto, hablando de Distorsionados, recientemente contactaron con nosotros para hacernos llegar su malestar porque han visto como una murga adulta se ha puesto en contacto con componentes de dicha murga infantil, para que abandonen este proyecto e irse a la adulta. Qué triste ver que utilicen esta estrategia para llenar sus tarimas de componentes. Hay que recordar que esta murga infantil, sólo lleva un año en el Carnaval y le ha costado mucho conseguir sus objetivos.

Seguimos sumando y esperamos que en el próximo Carnaval, no se den de baja algunas murgas que como casi todos los años peligran su presencia en el concurso, casi siempre por el mismo motivo: la falta de componentes.

La Opinión de TenerifeGrupo Mascarada Carnaval

No hay comentarios:

Publicar un comentario