jueves, 29 de junio de 2017

Santa Cruz cumple el sueño de abrir al público la Casa del Carnaval

Foto SERGIO MÉNDEZProhibido no tocar. Al menos en la última de las salas de los cuatro espacios diferenciados con los que cuenta la Casa del Carnaval, donde disfraces, sombreros y maquillajes esperan al visitante, que antes ha podido contemplar el traje de la Reina del Carnaval, los disfraces de los grupos ganadores e incluso vivir desde dentro la fiesta gracias a las gafas de realidad virtual que ofrecen una experiencia directa. Una sala, la última, presidida por una gran foto de Las Celias, que servirá de fondo para aquellos que se animen a hacerse una foto disfrazados. Más adelante, incluso, se incorporará un croma para que los visitantes elijan el fondo de su foto carnavalera. Vídeos, pantallas interactivas, sonidos, luces; toda una experiencia sensorial con el objetivo de convertir la que desde ayer es, de manera oficial, más que la Casa del Carnaval, el hogar de la fiesta chicharrera. Su inauguración tuvo lugar a las 21.00 horas con una fiesta carnavalera en pleno mes de junio; no podía ser de otra forma. Antes, al mediodía, los medios de comunicación pudieron hacer un recorrido por este inmueble ubicado a los pies del puente Galcerán, que, aunque originariamente fue ideado como centro de visitantes del barranco de Santos, se ha convertido en un espacio digno para albergar el espíritu de la única Fiesta de Interés Turístico Internacional de Canarias.

Para los amantes del Carnaval será, sin duda, un recorrido emotivo. Los que lo conocen desde fuera o se acerquen por primera vez, podrán adentrarse en un mundo que lleva aparejado miles de horas de trabajo, de sueños y de ilusiones. Tal y como lo definió el alcalde, José Manuel Bermúdez, “se cumple un sueño de todos los que amamos el Carnaval, que tiene que ver con nuestro patrimonio, su divulgación y la promoción turística, y, sobre todo, la dedicatoria, porque está dedicado a todas las personas que han hecho grande el Carnaval de Santa Cruz”.



En la Casa hay espacio para míticos como Enrique González, cuyo bastón de mando y último disfraz que lució con la NiFú-NiFá ocupa un espacio preeminente en la sala de exposición temporal. También hay un lugar para otra personalidad de la fiesta, Luis Monzón, el padre de las comparsas. No solo se expone uno de sus trajes, que data de 1973 (es el objeto más antiguo que se expone), sino también la maleta, que es más antigua aún, con la que este comparsero viajó a Venezuela y en la que sus allegados aseguran que se trajo de vuelta la idea de las comparsas. Tras este espacio, el dedicado a la historia del Carnaval y a los ganadores de cada año. Una gran vitrina permite admirar los disfraces de murgas, comparsas o agrupaciones musicales, y también los trajes de la Reina de los Mayores y la Reina Infantil. En medio, ocho vídeos que ofrecen un recorrido audiovisual por la historia del Carnaval, pero también de las murgas, rondallas o comparsas.

Las gafas de realidad virtual sin duda serán uno de los atractivos de este espacio museístico y, cómo no, la sala de disfraces ya mencionada. Santa Cruz salda, de esta manera, una deuda con su fiesta y hace justicia con la dimensión del Carnaval.

Aunque desde hoy ya se puede visitar con grupos organizados, será el lunes cuando de manera libre todo el que lo desee podrá acercarse a la Casa del Carnaval para disfrutar de su contenido. Se mantendrá abierta de lunes a domingo, de 9.00 a 19.00 horas y hasta septiembre la entrada será gratuita. Después del verano, aunque aún no se ha definido, se baraja cobrar un euro a los residentes y 2,50 euros a los no residentes. “Queremos que, igual que el Palmetum, se pueda autofinanciar”, explicó el alcalde. Bermúdez insistió en que con este espacio se inicia “un camino que no es otro que darle más valor, difusión y promoción a la fiesta por excelencia de Santa Cruz”. Añadió que “no solo es un espacio museístico, sino también un centro de investigación, de documentación y de divulgación en el que se podrán dar conferencias, presentar libros o cualquier otra actividad relacionada con la cultura del Carnaval”.

Aunque no está decidido, ya se trabaja en la posibilidad de que la presentación de la fiesta del año que viene se realice en los exteriores de la Casa del Carnaval, puesto que, como recordaba ayer el concejal de Promoción Económica, Alfonso Cabello, el aforo es solo de 400 personas. También los grupos carnavaleros que lo deseen podrán hacer en ella la presentación de sus disfraces y diversos actos, en principio, sin coste alguno.

INFORMACIÓN TURÍSTICA

Cabello, como encargado de la promoción turística, avanzó que la Casa del Carnaval será también un punto de información turística de la red del Cabildo. “Eso nos permitirá no solo ofrecer información, sino que el resto de puntos de la red insular Infoten, informará sobre nosotros”. Detalló que se autorizará una parada del bus turístico en las proximidades de la Casa del Carnaval, de forma que junto con el billete se pueda adquirir la entrada para el inmueble. “Queremos que se consolide como recurso turístico y deslocalizar los ingresos del Carnaval para que se repartan por todo el año, de forma que se superen los 112 millones que calculamos en la última edición”. La Sociedad de Desarrollo Municipal será la entidad que gestione la Casa del Carnaval, cuyo recorrido y contenidos son 100% accesibles.

Diario de AvisosNatalia Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario