domingo, 18 de junio de 2017

La romería de San Juan rejuvenece con la participación de las murgas

lprfotosTelde vivió ayer la romería de San Juan, el acto que cada año marca de modo oficioso el arranque de la temporada veraniega de festejos populares. Lo hizo con savia nueva, la que aportaron los miembros de dos murgas que habitualmente no participan en estos eventos. Enfundados -que no disfrazados- en sus trajes tradicionales canarios, los miembros de Las Golisnionas y Los Nietos de Sarymánchez participaron por primera vez como tales en la fiesta y demostraron con creces su capacidad de convocatoria.

"Siempre hemos venido, porque muchos somos de Telde, pero esta vez queríamos hacerlo como grupo cultural", explicaba María José López Rodríguez, directora musical de Las Golisnionas, poco antes de que las carretas partieran del punto de encuentro junto a la rotonda del Chorrillo. Para sus miembros, las murgas son mucho más que colectivos carnavaleros y ayer querían probarlo ante los teldenses. "Esto no tiene nada que ver con el Carnaval y todos están muy bien advertidos de que tienen que venir con la ropa tradicional, separamos bastante bien las dos cosas", aclara López, que lleva asistiendo a la romería desde los seis años en compañía de su familia.

Con su participación los murgueros esperan conseguir "que venga más gente joven y que esto no muera". Ella fue la primera en demostrarlo, ya que quiso sumarse a la romería embarazada de seis meses. Su hija, que se llamará Lía, vivió su primera romería sin haber salido del vientre de su madre.



López y sus compañeros quieren que su participación sirva de ejemplo entre otros colectivos: "Queremos que se fomente también entre grupos juveniles de baile o de otros ámbitos de la cultura, porque al fin y al cabo nosotros nos hemos unido como amigos en la murga y ahora estamos aquí".

El director de Los Nietos de Sarymánchez, Rubén Santana González, incidía en la vinculación de las murgas con las tradiciones musicales del Archipiélago. "Siempre hemos estado muy vinculados con el folclore, porque es de ahí de donde vienen los creadores de esta murga", señalaba. Al igual que López, quería diferenciar su actividad carnavalera de estos otros eventos: "Aquí no vamos a venir con trompeta, disfrazados y con purpurina, pero sí podemos hacer ver que la murga puede llegar a cosas más amplias que sólo el carnaval". Santana y los suyos demostraron durante la romería "que podemos estar aquí y divertirnos haciendo un buen uso de la romería, porque a veces algunos jóvenes no vienen vestidos o desfasando".

La carroza de los colectivos murgueros ocupaba el último puesto porque como explicaba López "respetamos a los grupos que llevan viniendo de siempre y nos parecía lógico ocupar este lugar, ya que somos una nueva incorporación". Por delante de ellos se encontraban las de otros grupos del municipio, como asociaciones de vecinas o grupos de la Escuela Municipal de Folclore. A uno de ellos, Valdemonte, pertenecía la carreta de Pepa Sánchez, que se mostraba feliz con el hecho de que los jóvenes se animen a participar en la romería ataviados con las vestimentas tradicionales. "Cada año veo que se respeta más, y eso es un lujo", comentaba.

Leonor Rodríguez Caballero, que asistía a la romería con la parranda La Sal, también se alegró de la presencia de los jóvenes: "Me parece muy bien, porque lo pasan bien y se hace grupo". Llegados desde todos los lugares del municipio, este grupo de amigos son "como un queso majorero con leche de cabra, oveja y vaca", tal y como comentaba a su lado entre risas Heraclio Robaina Padrón.

Mientras los romeros amenizaban la espera con canciones, los ganaderos acercaban las reses al punto de partida para arrancar el camino con las ocho carrozas, decoradas con elementos tradicionales como una máquina de coser o una plancha de carbón. La primera, ambientada con motivos de la zafra, pertenecía al Ayuntamiento. Antes de ella la agrupación galdense Las Harimaguadas encabezaba la comitiva y a continuación llegó el resto: las agrupaciones de Arnao y Gran Faycán, la asocaición de vecinos Roque Azucarero o el patronato de Los Goretes de Lourdes? Tras el recorrido festivo todas llegaron hasta la plaza de San Juan, donde la noche concluyó con un baile de taifas.

La Provincia - Diario de Las PalmasJacobo Corujeira

No hay comentarios:

Publicar un comentario