sábado, 3 de junio de 2017

Javier Torres: "Tengo algunas ideas para murgas femeninas y reinas, pero me falta tiempo"

Resultado de imagen de javier Torres carnavalNací en Santa Cruz de Tenerife, en abril de 1962. Estudié la EGB en el colegio Bayco y cursé el bachillerato en el Teobaldo Power. En 1981 comencé mis estudios universitarios en La Laguna, donde me licencié en Bellas Artes, en la especialidad del Diseño y posteriormente me doctoré en esta disciplina. Actualmente y desde 1990, soy profesor de Diseño de la ULL e imparto asignaturas de diseño editorial, identidad corporativa y artes gráficas y preimpresión.

Mi relación con el Carnaval de Santa Cruz me viene de familia, mi abuelo Faustino Torres fue fundador y director de la Unión Artística el Cabo, rondalla a la que también pertenecieron mi padre y mi tío y donde yo salía de mascota. Años más tardes descubrí el mundo de las murgas tras asistir a un concurso en la Plaza de Toros. Tanto me llamó la atención este tipo de agrupaciones, con sus disfraces de payaso e instrumentos de cartón, que intenté formar una murga con los chiquillos del barrio, pero ahí quedó la cosa; incluso estuve a punto de salir en la infantil Los Piotinos de Ramón Guimerá.

Muchos años más tardes, en 1980 conocí a Antonio Ramírez y a Manolo Peña y su proyecto de fundar los Mamelucos y me sumé a él, aunque sólo salí aquél primer año, pues al siguiente comencé mis estudios de Bellas Artes. A partir de ahí se forjó una estrecha relación de amistad y

colaboración no solo con Mamelucos, también con Mamelones, que ha venido desarrollándose desde entonces hasta hoy, lo mismo confeccionaba tocados y partes de los disfraces, que hacia junto a Manolo Peña alguna que otra letra o terminé diseñando muchas de las fantasías que han lucido en estos treinta y tantos años.

Resultado de imagen de javier Torres carnaval
Ya en el plano profesional y en relación con el Carnaval, puedo mencionar mi participación en el equipo que diseñó y realizó la primera ambientación temática el Carnaval de S/C de Tenerife, en el año 1987, dedicado a Roma, en el entorno urbano de la Plaza de España y Plaza de la Candelaria. También he presentado, a petición del OAFAR, distintas propuestas escenográficas para el carnaval, concretamente los años 2000, 2010 y el pasado 2016. He diseñado numerosos productos gráficos promocionales para esta fiesta –avances, programas oficiales de actos, para la gala de elección de la reina, concursos de agrupaciones, boletería, identidad visual corporativa, etc.– los años 1997, 1998, 2002, 2003, 2004, 2005 y 2008. Más recientemente, recibí el encargo y el honor de diseñar el cartel del Carnaval 2016.

¿Se presentará al concurso para el cartel del Carnaval de Santa Cruz 2018? 
No, no lo creo, aunque me gustaría dado el tema del próximo año. Ahora mismo me falta tiempo, estamos a final de curso y se me acumula el trabajo académico en la universidad, a esto debo sumar varios proyectos profesionales de diseño que estoy desarrollando en estos momentos.



¿Qué le sugiere el tema alegórico para el próximo año “La Fantasía”? 
Me parece un tema ideal, muy apropiado para un carnaval y muy rico en posibilidades. El mundo de La Fantasía ha sido, de siempre, una constante fuente de inspiración para los diseñadores del Carnaval, criaturas y personajes fantásticos, hadas, duendes, personajes de cuentos, etc…, el repertorio es prácticamente inagotable.

¿Qué tiene que tener un buen cartel? 
En mi opinión, independientemente del motivo que represente, la técnica elegida o el estilo gráfico por el que haya optado su autor/a, lo más importante es que cumpla con su cometido y función, ni más, ni menos. En este caso, un cartel para promocionar el carnaval, podríamos decir que primero debe resultar atractivo y sugerente y en segundo lugar, transmitir correctamente la información correspondiente.

¿Cree que un concurso para elegir el cartel del Carnaval es necesario?
Pues no sé si será necesario o no, pero no creo que exista ninguna fórmula ideal para elegirlo, concurso o designación directa…, todas tienen sus pros y sus contras. Tratándose de una fiesta como el Carnaval, con tanta implicación y repercusión social, pudiera parecer que un concurso abierto, una selección posterior y una votación popular de los carteles finalistas fuera la mejor opción o al menos, la menos mala. Personalmente, prefiero garantizar la calidad por encima de la cantidad y en este sentido, pienso que sería más efectivo un concurso restringido, invitando a participar a tres o cuatro profesionales del diseño y/o artistas a presentar sus propuestas y organizar una exposición con todo el material realizado, bocetos, pruebas, etc.(éste podría ser un acto de pre carnaval que perfectamente podría realizarse, por ejemplo, en la casa del Carnaval) y que la gente del carnaval y visitantes voten allí su opción favorita.

¿Pintura o diseño gráfico? 
No es una cuestión de disciplinas, es una cuestión de concepto. A lo largo de la historia del carnaval podemos encontrar excelentes carteles realizados por artistas, como por ejemplo los de Galarza, Manrique o Pedro González e igualmente otros realizados por diseñadores de gran prestigio internacional, como Karim Rashib que, en mi modesta opinión, no estuvieron acertados. Lo que debe quedar claro es que un cartel es un producto gráfico que debe concebirse como un todo desde el principio, no puede ser una ilustración o pintura a la que luego, una vez acabada la obra, se busca donde encajar los textos pertinentes de cualquier manera. El cartel y la obra artística hablan lenguajes y tienen funciones diferentes.

¿Se siente un privilegiado al diseñar a una sociedad como Mamel´s que cuida mucho sus fantasías?
Sin lugar a dudas. Sin el grado de implicación, cuidado y exigencia que ha caracterizado a la sociedad Mamel´s en el apartado de presentación durante todos estos años, muchas de mis fantasías seguirían siendo un boceto en la carpeta de las ideas y jamás habrían podido hacerse realidad. Que siempre hayan confiado en mi criterio, en mi manera de entender y afrontar el diseño de las fantasías ha sido muy importante, sobre todo para ir definiendo, después de todos estos años, un estilo propio e inconfundible, el estilo Mameluco.

¿Queda alguna alegoría que nos sorprenda en el diseño murguero de Mamel´s en el 2018?
Siempre intentamos innovar y sorprender, primero a nosotros mismos y luego, también, por supuesto, al público que suele esperar con cierta expectativa nuestras fantasías. Ya veremos si lo conseguimos, espero que sí, quién sabe?.

¿Se ha planteado diseñar para otro colectivo que no sea murgas?
Pues no te diré que no; si que tengo algunas ideas esbozadas para murgas femeninas, reinas adulta e infantil, pero mi mayor condicionante es el tiempo. Esto de diseñar disfraces es solo un hobby a tiempo parcial y nunca me lo he planteado de otra manera y en consecuencia, el poco tiempo libre del que dispongo lo tengo más que cubierto colaborando con Mamel´s. Pero no descartaría alguna colaboración puntual con tiempo por delante.

¿Se quedó con las ganas de diseñar un escenario para el Carnaval chicharrero, tras el intento fallido en el pasado Carnaval? 
Como ya comenté antes, formé parte del equipo que diseñó y construyó el decorado del Carnaval dedicado a Roma, por lo que, al menos, ya tengo esa experiencia. La del año pasado fue una experiencia decepcionante y desagradable que estoy seguro no volverá a repetirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario