viernes, 24 de marzo de 2017

Los Carneros de Tigaday, en las jornadas Ankulegi de Antroplolgía de Donostia

Recientemente, se han realizado las XXI Jornadas Ankulegi en el Museo San Telmo de Donostia sobre Antropologías de la Materialidad con diferentes ponencias, comunicaciones y posters. El pasado 10 de marzo, Ricardo Fajardo realizó una presentación denominada "Representaciones rituales del bien y del mal en Canarias", citando cuarenta y dos representaciones canarias entre las que estaban los Carneros de Tigaday.

Su exposición se centró en cuatro de ellas, comenzando por El Mataculebras, tradición de origen afrocubana que ha arraigado en el Carnaval de Puerto de la Cruz y se perdió en otras localidades de Tenerife y La Palma, un grito en contra del mal de la esclavitud y de la marginación social.

Seguidamente, habló sobre la tradición herreña de Los Carneros de Tigaday de la que ya publicó un monográfico en 2006, bajo soporte metodológico de la tradición oral con numerosas entrevistas cualificadas y en especial de Benito Padrón Gutiérrez (1914/2005).

Los Carneros de Tigaday se han mantenido desde tiempos que se escapan a la memoria colectiva y existieron en otras localidades de la Isla.



Ricardo Fajardo ha señalado la existencia de conectores culturales y similitudes con otras representaciones existentes desde Marruecos hasta los Urales pasando por Navarra con sus momotxorros, Cerdeña con sus mamutones, etc. Hasta hace bien poco en el noroeste de Tenerife salía una representación similar que ha tenido infructuosos intentos de rescate. Los Carneros son una representación de gran valor antropológico y con una carga simbólica como ritual en busca de la fertilidad.

Seguidamente, tuvieron protagonismo las Libreas de El Palmar en Tenerife con sus danzas, tajaraste interpretado con flauta y tambor, acompañadas por Diablos realizados en forma cónica con piel de cabra y grandes cuernos. Estos portan bengalas en la espalda que chispean por la plaza de El Palmar antes de rendirse ante la Virgen de la Consolación, representante del victorioso bien que augura buenas cosechas en el nuevo ciclo anual.

No hay texto alternativo automático disponible.
Concluyó su comunicación con la Danza del Diablo de Tijarafe que cada siete al ocho de septiembre tiene su representación en La Palma. También el Diablo de Tijarafe rinde pleitesia a la Virgen de Candelaria que derrota al mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario