martes, 13 de enero de 2015

La venta de las entradas de los concursos, una pesadilla

ticketeaFiestas consiguió suprimir las colas frente a la taquilla del recinto con la venta de entradas de los concursos en internet pero no ha evitado la polémica. Ayer, como anunció el concejal de Fiestas de Santa Cruz, Fernando Ballesteros, estaba previsto que se pusieran a la venta cuando firmara el interventor, que se reincorporó ayer a su puesto de trabajo después de las vacaciones navideñas. Por este motivo, el edil advirtió ayer, como publicó EL DÍA, que se activaría el sistema de venta en ticketea.com una vez hubiera superado los trámites administrativos municipales.


El interventor mostró ayer a los responsables de la Corporación su malestar porque se le responsabilizara de un trámite que afecta a más departamentos, además de airear un asunto que considera de curso interno y que no solo afecta a su área, sino también debe pasar la fiscalización de otros. A esto se suma que, en su primer día de regreso al trabajo, su agenda lo comprometía en mesas de contratación y otros asuntos. A título informativo, la ley establece un plazo de 10 días para que intervención firme, o rechace si así lo cree conveniente, el expediente.



Los incondicionales de las murgas esperaron durante toda la mañana ante el ordenador y pendientes de internet a que salieran a la venta las entradas, hasta que en twitter se informó a las dos de la tarde que el expediente quedó sobre la mesa. Por la tarde, el concejal volvió a insistir en que, cuando el expediente culmine el trámite, se activará el dispositivo ya preparado en www.ticketea.com, portal donde, como el año pasado, se podrán adquirir las localidades. De hecho, el propio portal ticketea.com comunicó ayer que estaba pendiente solo de la orden.

La venta depende ahora solo de la firma de los técnicos municipales y, en cuestión de minutos, saldrá a internet. ¿Cuándo? Tal vez hoy; o mañana... cuando firmen. El aviso se hará en las redes sociales con apenas unas horas de antelación, advirtió Ballesteros.

Humberto Gonar

No hay comentarios:

Publicar un comentario