domingo, 9 de febrero de 2014

Plataformas de superación

HECTOR SANTANAHéctor Santana es el primer joven con síndrome de Down que se presenta a la gala Drag capitalina


"Yo quiero dedicarme al mundo del espectáculo", asegura a sus 21 años

Camina con paso firme y se mira al espejo. Busca siempre la estabilidad, pero no tiene miedo a caer porque sabe que el suelo conlleva una única dirección con flechas indicadoras hacia arriba. Lo que tiene por delante es todo un reto y él acaba de aterrizar en un mundo de vértigo. No le importa, es la ilusión que tiene desde niño y está a punto de hacerla realidad. Da una nueva zancada al ritmo de una música con la que quiere reivindicar quién es en su máximo esplendor. Titubea, le flaquea un poco el pie, pero enseguida se recompone sin llegar a perder el equilibrio y mucho menos el hilo de la coreografía. Es el riesgo que conlleva soñar con unas plataformas. Es la ventura que corre quien no tiene miedo a proyectarse a sí mismo alto, muy alto. El "show business de Héctor Santana Sánchez acaba de empezar", adelanta entre risas, pero con plena certeza de que él, Drag Trisómico, transgredirá las leyes de la gravedad y de la mentalidad social. Tiene 21 años, síndrome de Down y una idea muy clara: no hay nada que se propongan que no pueda conseguir.

"Nuestra idea es demostrarle a la sociedad, que si se quiere, se puede hacer", explica su padre, Paco Santana, sin ocultar el orgullo de ver a su hijo encaramado sobre 32 centímetros de zapato. "Es la primera vez que él se sube a unas plataformas", así como lo es que un chico con trisomía 21 decide presentarse a la Gala Drag del Carnaval capitalino. "Yo siempre he tenido esta ilusión y andaba detrás de mi padre diciéndole que quería ser Drag Queen, me ponía pelucas y me disfrazaba", asegura quien se define a sí mismo como "un artistazo". En esta edición de las Carnestolendas debutará como reinona, pero la suya es una trayectoria que viene de largo.

Sus primeros pinitos se remontan a su etapa escolar junto al grupo musical Estrellas Junior. "Actuábamos en el instituto y luego empezaron a llamarnos para que saliésemos en graduaciones y de ahí empezamos a participar también en el Día de la Discapacidad", recuerda, "y la verdad es que éramos un auténtico bombazo", añade el joven. Asimismo, el pasado año participó en varios eventos en Las Torres, Schamann y San Lorenzo. Sobre el escenario deleitó al público con Yo soy así, la canción de Paco de España, con la que mostró su esencia. "Porque yo soy así y es como quiero que me vean, porque desde luego no pienso cambiar por nadie". A partir de ahí "cogí el rumbo hacia el mundo de los Drags".
LaProvincia-DiariodeLasPalmas
Amparo R. Montero

El menú de Pita Pitos vale el premio

Mamelones
Más nervios y más ganas. Así empezó la tercera fase del concurso de murgas infantiles No en vano, tanto el público (las entradas se agotaron) como los propios murgueros conocerían al término de la noche los premios en los apartados de presentación e interpretación. Al final, el primer premio de interpretación fue para Pita Pitos, el segundo para Mamelones y el tercero para Distraídos y un accésit para Sofocados. En presentación los premios fueron para Retorciditos, Carricitos y Mamelones, mientras que se dio un accésit para Distraídos. La mejor actuación de la noche fue para la murguita Rebobinados que se quedó sin cartón.

Los primeros en participar fueron los niños y niñas de El Cabito con cambio de directora al frente. La simpatía y ternura de Nayara Vera dio paso a la fuerza arrolladora de Ángela Giusty, que además hizo de solista en una emotiva presentación dedicada al recientemente fallecido Pedro Gómez Cuenca, Charlot, personaje en el que además homenajean en su fantasía. En su paso por el escenario se centraron primero en la ciudad y subieron al alcalde de Santa Cruz de Tenerife a una guagua turística para que descubriera "lo abandonado que están nuestros barrios. "Jose, ten claro, debes apuntar lo que cantamos". En el segundo se convirtieron en zombies "buenos aunque feos" con algunas pinceladas de humor.

A continuación le tocó el turno a Chinchositos, dirigidos por Berto Marichal, que optaron por una idea que ya en la tercera fase resulta repetitiva: Chinchocomedor. Sin embargo, al contrario que otras murgas que les precedieron acertaron en uno de los argumentos: "quitan la subvención del comedor, ahora tienes que pagar". Tras homenajear a sus progenitores, la murga dedicó su segundo tema al Museo del Carnaval, para lo que aprovecharon los pasacalles (y disfraces) de cuatro murgas adultas para reivindicar asuntos de diversa índole: desde el fútbol a los pensionistas. Cerraron su actuación criticando a la organización de ExpoCarnaval y con el cronómetro a cero.

Una vocalización perfecta no escuchada en las dos noches anteriores y una excelente musicalidad fueron las características de la siguiente murga: Paralepípedos. En el primer tema hicieron una redacción para buscar una profesión y de concejal pasaron a director de la murga "porque el que tenemos ya es mayor". En el segundo apostaron por una historia cercana y narraron la relación de un niño "requetepijo" con un vecino un tanto pasota. "Una idea genial para aprobar, el friki lo hace y yo a copiar" fue uno de los golpes de la canción que acabó con un rap del friki revelado. Una canto a la amistad para terminar una intervención estupenda.

Los simpáticos pingüinos de Mamelones se plantaron en el escenario dispuestos a revalidar el primer premio de Interpretación del pasado Carnaval. Para ello presentaron una actuación equilibrada, entretenida, afinada... Muy correctos en los dos temas, engarzaron su primer tema en un circo muy particular que pasará por todos los barrios. La entrada, tapones solidarios y el hombre bala rompió el Ayuntamiento. Domadores, equilibristas, espectáculo de focas en la charca de la Plaza de España... uno tras de otro lograron el aplauso del público para terminar, un final murguero: son payasos. La segunda letra tampoco tuvo desperdicio y asumieron su papel de niños protestones; contra la reforma educativa, contra los fumadores y los conductores que aparcan en reservados. Al final animaron al público a hacer una conga porque también ellos fueron en su día niños protestones.

Desde María Jiménez y cumpliendo 30 años en la fiesta, llegaron Sofocados. La murguita del Compinche demostraron seguridad, sobre todo en la parodia. En el primer tema recorrieron su casa en busca de objetos para hacer un kit de supervivencia para la crisis. Encuentran un chubasquero para la que está cayendo, una linterna para los que viven en la oscuridad por no poder pagar la luz o tiritas para los hospitales. Así, fueron sacando uno tras otro todos los objetos que mencionaban. La emoción llegó al meter en el kit un paquete de kleenex para llorar a Pedro Gómez Cuenca. En el segundo relataron una particular olimpiadas en Santa Cruz, en las que hicieron piragüismo o sincronizada. Especial mención merece la modalidad de marcha en La Noria, con melodía de las murgas por las que pasaban.

Tras ellos llegó el escándalo. La actuación de Rebobinado se convirtió en la mejor del concurso, solo comparable a la de Pita Pitos. Buen repertorio, excelente vocalización, letras infantiles, perfecta afinación y una gran puesta en escena es motivo más que suficiente para que los chicos celebraran entre saltos su actuación. El primero fue una genialidad con juegos de mesa como hilo conductor. Entre la necesidad de comprar espacio para divertirse mientras juegan al monopoly, descubrir al personaje favorito con el ¿quien es quién?, con los gestos describieron con mímica El Jorobado de Notre Dame,... Destacan dos juegos: el parchis y Mr Potato. En el primero, los bajos se negaron a recibir la ficha amarilla "porque la ficha con la que quiero jugar es siempre blanquiazul" con efecto visual incluido. Mientras, el popular juguete para bebés sirvió para homenajear a Charlot al colocarle bombín, bigote y bastón.

Por si no bastaba con esa canción, su letrista Carlos Casanova se sacó de la chistera otra gran canción. Con música tradicional de principio a fin, los pequeños usaron el folklore para, sobre todo, vacilar. Piques como puntos cubanos entre chicharreros y canariones o los platos típicos de la abuela dieron paso un ejemplo de reacción: la pregunta al concejal de Fiestas por la polémica e las entradas de esa misma noche. Una declaración de patriotismo para terminar y el recinto en pie.

Cerró la fase Carricitos, con una fantasía de las más elegantes de las que han desfilado en el escenario. En cuanto a la interpretación, eligieron un murguero chío chío para empezar, en los que criticaron y se rieron de varios asuntos carnavales, como la feria en la que no hay atracciones para niños o la falta de bocadillos en el concurso. Dedicaron su segundo tema a un aspecto original: las cucarachas.

María Plasencia

Siete formaciones abren este domingo el certamen de murgas adultas

AFICION MAMELUCOS FPLos Chinchosos, Los Lenguatrapos, Guachipanduzy, Los Jocikudos, Los Mamelucos, Los Trabas y Los Trapaseros con las siete agrupaciones que abrirán este domingo 9, la primera de las cuatro fases del certamen de Murgas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. El acto se desarrollará en el Recinto Ferial, a partir las 20:30 horas, y será presentado por Sandra Adrián.


Previamente, el público podrá disfrutar de la actuación de la murga que resulte galardonada con el accésit de Interpretación en el certamen infantil. Acto seguido intervendrá cada una de las formaciones citadas, que interpretarán dos temas, además de pasacalle y despedida, por espacio de 30 minutos. El espectáculo será ofrecido en directo por Televisión Canaria.

Jurado

El jurado calificador en la modalidad de Presentación estará integrado por Mario Muñiz, profesor de Indumentaria y Textil de la Escuela Superior de Diseño Fernando Estévez; Jennifer Azahara Cruz, licenciada en Bellas Artes y fotógrafa artística, y Toño León, diseñador, escenógrafo y pintor.

La modalidad de Interpretación será enjuiciada por Khaled Kouka, licenciado en Arte Dramático y actor; Abraham Gómez, actor y director de la compañía de teatro 13; Laura Afonso, periodista de Canarias Radio; Sergio de la Rosa, periodista de RNE; Iván García, periodista de Interradio Tenerife; Manoj Daswani, jefe de Deportes de Radio Club Tenerife y periodista de La Opinión; María Isabel Pérez, licenciada en Música y maestra especialista en Educación Musical; Ana Laura Simoes, licenciada en Música de Cámara y profesora de la academia Ernesto Beteta y Pedro Andrés Acevedo, cantante y compositor. Actuará como secretaria, en representación del Organismo Autónomo de Fiestas, Rosa María Andersson.

Las localidades para asistir a las cuatro fases del concurso se encuentran a disposición del público en taquilla de Recinto Ferial, así como en www.ticketea.com, al precio de 5 euros. Las personas con movilidad reducida cuentan con un espacio reservado, que se localiza en las primeras filas, en la zona izquierda del escenario. Además, los espectáculos organizados en el interior del Recinto Ferial cuentan con intérpretes del lenguaje de los signos.

Para cualquier duda o consulta, los espectadores podrán dirigirse al personal de la Organización, identificado con una acreditación de color blanco.

Santi Castro: “Se ha puesto en tela de juicio la profesionalidad del colectivo”

Santi Castro
La relación entre los diseñadores de fantasías del Carnaval y el Ayuntamiento de Santa Cruz no ha sido la mejor a lo largo del último año, motivada por las nuevas medidas de seguridad que ha establecido el Consistorio y que, en un principio, se impusieron sin el consenso de los artesanos, quienes sintieron que se ponía en tela de juicio su profesionalidad y experiencia, según manifiesta el presidente de la asociación que representa a estos profesionales, Santi Castro. Finalmente, todos los problemas han sido ya resueltos y los diseñadores se encuentran inmersos en aprovechar cada hora que queda para las tres galas.
-Parece que las cosas han estado un poco tensas con el Ayuntamiento en el último año…

“No es que la relación fuera tensa, sino que ellos, sin contar realmente con nosotros, sacaron unas bases previas y entonces les dijimos que no contaran con nosotros y que queríamos sentarnos a dialogar, y ahí fue cuando hicimos el primer plantón. Aquello fue cuando pedían que nos contratáramos un seguro, pero ¿cómo voy a contratar un seguro de más de mil euros cuando me dan 400 euros por un traje de reina infantil? Además, nosotros les decíamos que si el Ayuntamiento organizaba cualquier tipo de concurso, era ilógico que el concursante tuviera que hacerse un seguro. Si ellos hacen el acto, ellos deben tener un seguro que lo cubra. Pero eso al final se resolvió y no tenemos que hacerlo”.

-Pero recientemente hubo otro conflicto y una segunda amenaza de plantón…

“Cuando creíamos que estaba todo arreglado publican las bases y vemos que volvieron a poner cosas con las que no estábamos de acuerdo. Nosotros habíamos propuesto una serie de mejoras para las carrozas, las cabalgatas, la iluminación y demás, y en las bases no se recogió nada de eso, y ahí fue el segundo plante. Siempre los tiras y aflojas han sido por cuestiones de seguridad. Nos parece perfecto que pongan unas normas de seguridad pero también tienen que conocer cómo trabajamos nosotros, nuestras labor artística, y ser conscientes de que llevamos trabajando muchísimos años y de que tenemos mucha experiencia para saber realmente cómo podemos ayudar a una modelo para que no tenga problemas. Y creo que esa fue lo que nos molestó, que se puso en tela de juicio la profesionalidad del colectivo”.

-Pero al final lograron llegar a un acuerdo, ¿no?

“Volvimos a reunirnos y cedimos de un lado y otro y estaremos en las galas. Hay peticiones que hicimos a las que nos hicieron caso, como que haya unas acreditaciones especiales para los diseñadores y su equipo, tener espacios específicos en el caso de que tengamos que arreglar algo de soldadura, las plataformas van a tener las condiciones que pedimos…”

-¿Y qué opinan respecto de la reducción en 50 centímetros de la altura de los trajes?

“Uno de los conflictos fue por ese tema, porque no entendíamos por qué teníamos que sacrificar el volumen de los trajes ya que algo que caracteriza a nuestras fantasías es su esplendor y tamaño, y no queríamos perderlo por 50 centímetros. Hubo muchas conversaciones y al final nos respetaron el ancho y el fondo y nosotros cedimos en quitar medio metro de alto, pero hasta ahí podemos llegar. Y tampoco creo que suponga más o menos ese medio metro”.

-¿Pero quizás esos 50 centímetros menos ayudan en el transcurso de las cabalgatas?

“No, porque nosotros tenemos los trajes preparados para que cuando salen del escenario todos bajen medio metro. Así que no creo que ese sea el problema. Pero bueno, para lograr algunas cosas hay que ceder en otras”.

-¿Sienten quizás este año una especial presión por el trágico accidente que ocurrió en la última gala con la candidata Saida Prieto?

“En mi caso particular presión ninguna porque siempre hemos trabajado con la máxima seguridad. Pero sí que creo que tanta obsesión con la seguridad pueda tener un efecto rebote y no nos deje disfrutar de lo demás. Me parece perfecto que se quieran corregir cosas, todos tenemos que colaborar y todo tiene que tener su seguridad, pero tampoco tenemos que extralimitarnos. Lo que ocurrió el año pasado fue un grave accidente, pero algo puntual en 30-40 años de Carnaval en los que no ha habido accidentes”.

-Este año se presentan 16 candidatas, parece que la crisis no ha hecho mermar el número…

“Lo que ha hecho es tener que agudizar el ingenio y que se unan varias empresas para poder sacar una fantasía. Esta será la línea a seguir por todos. Hemos bajado los presupuestos, pero llega un momento en el que ya no podemos bajar más, porque los materiales siguen igual de caros y no te los van a rebajar, y tampoco queremos que los trajes pierdan espectacularidad. Intentamos no bajar la calidad pero es muy complicado. Y lo que tiene que quedar claro es que nosotros trabajamos porque nos gusta, nadie se hace rico con esto y todos tenemos nuestros trabajos independientes del Carnaval. Por un traje infantil te pagan 300-400 euros; de la tercera edad, 500 euros; y los de la adulta valen un poco más. Y nosotros no pedimos nada a cambio, somos quienes buscamos la firma comercial, ofertamos la publicidad, no cobramos nada en las galas ni cabalgatas, y hay muchos actos en los que hay que maquillar, peinar y vestir a las chicas y al Ayuntamiento todo eso no le cuesta nada”.

-¿Qué les parece el escenario y que en estos dos últimos años se haya utilizado una pantalla Led?

“En mi opinión creo que se le puede sacar mucho más partido a la pantalla. Lo que está claro es que para nosotros es mucho mejor un escenario básico y neutro para que no quite protagonismo a las fantasías”.

-Y en su opinión, ¿qué cambios o mejorías introduciría en las distintas galas?

“No sé cuál es la fórmula ideal para hacer una gala. Sí te puedo decir que cuanto más ágil y amena sea pues más corta se hace. Y creo que la línea a seguir es esa. Pero todos los diseñadores estamos siempre detrás y nunca sabemos lo que pasa delante, y no nos enteramos de nada sino cuando nos toca salir”.

Yazmina Rozas

Pita Pitos cantó el primer premio

Pita Pitos se alzó la pasada medianoche con el primer premio de Interpretación del concurso de murgas infantiles del Carnaval chicharrero, al término de una tercera fase de gran calidad.

Segundo fue Mamelones, que actuó ayer, y tercero, Distraídos, que mantiene el nivel de 2013. Sofocados se conformó con un accésit. En Presentación se impuso Retorciditos, de Granadilla; Carricitos quedó segundo; Mamelones, tercero, y Distraídos, con accésit. Inexplicable la ausencia en el cuadro de honor de Rebobinados, con la actuación de anoche, y poco premio el accésit para Distraídos en Presentación.

Antes de la deliberación, que duró una hora, un representante de una murga infantil presentó una reclamación contra Rebobinados al sospechar que una niña que actuó en la parodia tenía 18 años. Al final, se aportó el DNI y todo resuelto.

Pita Pitos logró un primer premio que ya cosechara en 2008, última vez que obtuvo cartón. Este año "rompieron" el concurso y ganaron el "gordo" porque compraron todos los números.

El Cabito fue la primera murga que actuó ayer en el recinto ferial. Con Ángela Giusty al frente, lució una fantasía homenaje al fallecido Charlot de Tenerife, Pedro Gómez Cuenca, con bailarina incluida. Ajustaron sus voces al perfil infantil. En el primer tema, "La ruta turística de El Cabito", hicieron un recorrido por los pueblos. Mezclaron la historia con la demanda de seguridad para reivindicar al final que la murga, aunque formada por niños, también puede criticar. En "Los Walking Dead", se disfrazaron de zombies, pero buenos. Dijeron estar hartos de la mala publicidad que les dan porque los miran como bichos raros.

Berto Marichal dirige a Chinchositos, que actuaron en segundo lugar. Y no fue una murga de bocadillo. Nada más comenzar a cantar, se hicieron oír. Buen trabajo musical del "diablo loco" Fito Sosa. Su primer tema, "Como lo mejor para poder crecer", mezcló el hilo conductor de un cocinero con temáticas críticas como la subvención al comedor, con retahíla añadida a lo que se compra. Pero su mejor tema, una gran idea con toques vibrantes, fue un particular museo del Carnaval. Comenzaron cantando a ritmo del pasacalle de Chinchosos y siguieron con el de Bambones para reclamar una mejor educación. Utilizaron el pasacalle de Triquis para pedir atención a los pensionistas; el de Diablos Locos lo unieron a los barrios y reservaron a Mamelucos para darle un "viaje" al concejal. Gran idea. Exquisito trabajo, lástima que sobrepasaran los 30 minutos de concurso.

En tercer lugar intervino Paralepípedos, a las órdenes de Dani de la Cruz y con montaje de Lolo Tavío. Su calidad musical quedó de manifiesto al igual que su vocación social en el repertorio. Desde la visión infantil interpretaron "Qué quiero ser de mayor", en el que combinaron las profesiones de concejal -y le mandaron un recado con lo que tiene que mejorar en el Carnaval-, profesor y médico para cuidar a los niños.

Su segunda canción, "Tal para cual", desarrolló con exquisito gusto, a través de la mítica melodía de "Había una vez un circo", una historia de amistad entre dos niños. La organización les impidió emitir un vídeo que habían grabado media hora antes en un hospital donde está ingresado uno de los protagonistas de la canción.

Con Paralepípedos había comenzado un momento de gran calidad que mantuvo e incluso incrementó Mamelones. Dirigidos por Antonio García, que se estrenaba en sustitución de Cathaysa Expósito, hicieron gala de una excelente vocalización, riqueza en la selección musical y letras cargadas de contenido. El primer tema, "El circo", les sirvió para recorrer Santa Cruz. Recordaron la recogida de tapones para lograr una silla de ruedas y fue un golpazo hacer magia para que crezca el alcalde. Desgranaron malos tratos o equilibristas sobre los cables del tranvía, aludieron a Pepe Benavente y su polverete para acabar con un canto solidario del payaso.

Se despidieron con "Los protestones", donde arrancaron desde el niño que está en la barriga de la madre. Sensacional momento el de la rabieta, al combinar música y letra. Sonaron muy bien. Quizás las letras tuvieron un exceso de contenido.

El más difícil todavía llegó gracias a Sofocados, con Adriana Fabelo al frente. Tienen un "murgón" y sonaron geniales. "El kit de supervivencia" resultó una fórmula para regalar genialidad, desde los puntos cardinales a los políticos que, igual que los "guiris", están perdidos como un pulpo en el garaje. Sacaron el paño de cocina para secar el sudor de la frente de sus padres por el sacrificio para comprar el material escolar y añadieron crítica al maltrato.

Cerraron su tiempo de concurso con "Las Olimpiadas", que arrancó con el desfile, antorcha incluida al estilo de la refinería para seguir con la natación, el trampolín -salto al barranco de Santos- y concurso de halterofilia, a ritmo de pasacalle de Diablos Locos.

Y llegaron los mejores de la tercera fase, Rebobinados, que estrenaban a Jeremi Soriano como director. Un pedazo de murga. Solo con el pasacalle inundaron de magia el escenario y su director musical, Juan Díaz "El Breva", demostró un gran trabajo. Su primer tema, "Los juegos infantiles", letra de Carlos Casanova en la que sacaron la genialidad del Monopoly, del Quién es Quién y de buscar títulos de películas. En el parchís no querían la ficha amarilla, sino la blanquiazul; en los títulos de películas parecían el jorobado cargados al cole con la mochila. Y terminaron armando el puzzle en homenaje a la familia, padres, hijos y abuelos.

Fueron a más con su "Manta y esta Peña", versión carnavalera del mano a mano de Gofiones y Sabandeños. El montaje musical fue exquisito, el mejor del concurso, en el que los niños imitaban tocar instrumentos de cuerda con sus voces. La letra, un duelo entre Gofioncitos y Sabandeñitos. Gran momento el coro de la murga y su solista Pinito para concluir con un canto a Canarias.

Cerró la tercera fase Carricitos, dirigidos por Nayra Cabrera, y con montaje musical de Romén Soriano. El primer tema, un pasodoble, con referencias al negocio de la venta de entradas de murgas adultas, la feria y el concejal -al que le dedicaron una divertida estrofa describiéndolo justo al contrario de cómo es- para concluir con una homenaje a Charlot. Acabaron con "La cucaracha", tema en el que reclamaron más atención aunque fueran los últimos con el deseo de que el jurado no los fumigara.

Follón en la puerta del recinto ferial

Las aficiones fueron protagonistas de la tercera fase del concurso de murgas infantiles. Su escenario no estaba dentro del recinto ferial, donde querían acceder -con una entrada, claro- sino frente a la taquilla. Allí se encontraron con la sorpresa de que estaban agotadas las 3.837 localidades. Sin embargo, los que ya habían podido entrar comunicaban vía móvil que el aforo solo llenaba la mitad de la instalación. La tensión obligó a la presencia de la Unipol. Corrió el rumor de que se iban a poner a la venta 200 entradas y muchos salieron pitando por las escaleras hacia la taquilla. Tardaron más en abrir la ventanilla que en colgar otra vez el cartel de "entradas agotadas". Había cantando ya El Cabito, seguían Chinchositos y Paralepípedos, y los aficionados corrían de la taquilla a la puerta para otra vez no poder entrar. Entre llantos de padres impotentes apareció el concejal de Seguridad, José Alberto Díaz-Estévanez. Cantaba Mamelones y se esperaba más público. De pronto, "alguien" decidió quitar la barrera y las 200 personas que se arremolinaban en la puerta entraron, la mayoría sin localidad. Ya actuaban Sofocados y a muchos la ultraseguridad les había amargado la noche. Hasta los propios niños murgueros tuvieron que pasar por un arco antes de subir a cantar. Tras el concurso, el gerente compareció para explicar que se habían aplicado las medidas decretadas por el Gobierno de Canarias el pasado agosto. Al ver el recinto sin llenar se calculó la asistencia -2.400 personas- se dejó entrar a 200 y se zanjó el problema.

Humberto Gonar

Gala Presentación Crazy Trotas 2014

Presentación disfraz Murgas Los Nietos de Sary Manchez 2014

La Batucada Villa Pipol vuelve a Lanzarote tras pasear el ritmo de los carnavales por las calles de Hong Kong

b_580_580_16777215_00_images_stories_2014_02_1173592_10202645614638748_1679739579_n.jpgLa Batucada Villa Pipol ha vuelto a Lanzarote tras pasear el ritmo de los carnavales por las calles de Hong Kong tras un emocionante viaje por el continente asiático, donde pasearon el ritmo de los carnavales por las calles de Hong Kong.

Los 31 componentes de la agrupación regresan a Lanzarote con una maleta llena de recuerdos y con la satisfacción de haber participado en uno de los eventos culturales más importantes y emocionantes del planeta. El año nuevo año chino, el año del caballo, comenzó con el rugido de los tambores de la Batucada Villa Pipol.

La actuación en directo fue seguida por más de 1000 millones de espectadores en todo el mundo. Diferentes medios de comunicación dieron cuenta a los hongkoneses de una pequeña escenificación de los carnavales de Lanzarote, que acabó siendo aplaudida y vitoreada por las personas que estuvieron en el desfile.

192 horas apasionantes finalizaron con la llegada a Lanzarote. Ahora la mirada estará puesta en las fiestas de la isla. Un año más, la Batucada Villa Pipol acompañarn a los lanzaroteños en una de las celebraciones que nos definen como pueblo. Un año más tendrán como objetivo marcar el ritmo del Carnaval.

Ni Fú-Ni Fá, la murga que no deja indiferente

Foto: Desde el próximo domingo 9 de febrero podrás conseguir tu CD NIFÚ NIFÁ 2014, no te lo puedes perder.La Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá se estrenará el viernes de la próxima semana en el Carnaval 2014 -al inicio de la gran final de murgas- con cambios internos que, lejos de apartar al grupo de su 53 años de historia bajo ese nombre, suponen un impulso a la murga madre en Canarias.

Con la renovada directiva, presidida por Tino Cortés, uno de los incondicionales del maestro y fundador Enrique González, la entrañable Fufa busca consolidar el giro que inició el año pasado, cuando José Antonio González, "El Flaco", de Singuangos, se incorporó a la dirección musical. Este año también se pondrá al frente del grupo como director artístico. Así, la Fufa escribe otro nuevo capítulo en su historia al pasar del "Flaco" de la murga madre al "Flaco" de la polifonía de este género.

De todos es conocida la crítica que en algún momento lanzó Enrique González Bethencourt, director y fundador de la Ni Fú-Ni Fá, a las murgas por su polifonía y la duración de los temas. Casi cuatro años después del fallecimiento del padre de la Fufa y con un proyecto con vocación de consolidarse como institución señera dentro de la vida cultural y social de la ciudad, José Antonio González asegura que su incorporación, desde 2013, no supone que la Fufa rompa con su sabor tradicional. "Intentamos cuidar la calidad musical y vocal sin perder la parte tradicional, que es sagrada en la afilarmónica".

A la pregunta sobre si a Enrique González Bethencourt le hubiera gustado que le sucediera en la dirección José Antonio González, el nuevo director artístico asegura que en los pocos encuentros que mantuvo con Enrique González "tuvimos conexión. Quizás la pregunta sería si me ha gustado a mí sustituirlo a él. Mantuvimos una buena relación". ¿Era incompatible que José Antonio González ingresara en Ni Fú-Ni Fá? A la vista está que no. "Incluso yo -dice José Antonio González- también pensaba antes que podía ser incompatible, pero para nada. Así se puede ver desde fuera, pero luego dentro de la sociedad no tiene nada que ver". "Yo soy muy camaleónico y me adapto a las normas y a la disciplina, y sé hasta dónde debo llegar con las letras", explica "El Flaco", para asegurar que tampoco ha forzado situaciones incómodas por aquello de que los temas no sean "políticamente correctos".

"Respetamos el sabor a tradición de toda la vida de la afilarmónica: con nuestro Cubanito, con el inicio en la mayoría de canciones a ritmo de caja, bombo y platillo. Yo también recuerdo a la Ni Fú-Ni Fá cantar a voces". "El sello de la afilarmónica es su buen humor y compañerismo".

"La Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá te permite tener una salud murguera; no tienes tanto estrés, disfrutas de más tiempo para la familia y haces de la murga tu hobby y tu ilusión. No estás marcado por la ansiedad del día del concurso".

Desde que cerrara la etapa de Singuangos, "El Flaco" ha colaborado de forma decisiva con La Traviata y ahora con la Ni Fú-Ni Fá.

Nacido del mundo de las rondallas, donde le salieron los dientes de la mano de su padre, que lo llevaba a ver los concursos líricos en la Plaza de Toros, José Antonio González incluso participó en la rondalla Tronco Verde. Décadas después, "El Flaco" vuelve a rescatar esta parte lírica de su vida, con la novel Rondalla Mamels.

Cuando llegó el año pasado para asumir entonces solo la dirección musical, lo primero que hizo "El Flaco", recuerda, fue pedir la incorporación de uno de los letristas más grandes del Carnaval y el referente: Nicolás Mingorance. "Hay muy buena conexión entre nosotros", explica. "Él hace las letras y me da margen para yo adaptarla". "Así es muy fácil trabajar".

En el CD que se venderá conjuntamente desde este domingo hasta el sábado de la próxima semana se incluyen nueve temas de lo más variopintos. "Hay un poquito de humor, también de crítica, canciones de humor y crítica... Hay para todos los gustos", explica "El Flaco".

Ayer, el presidente de la sociedad Ni Fú-Ni Fá, Celestino Cortés, visitó a Mercedes Rodríguez, adjunta a la Dirección de EL DÍA, con quien departió sobre la evolución este año de la murga y las actividades previstas para el Carnaval.

A preguntas de EL DÍA, Cortés también explicó por qué la Ni Fú-Ni Fá actúa al inicio de la final de murgas y no durante la deliberación. "Años atrás ocurría que la Afilarmónica actuaba mientras el jurado decidía los premios. Y el público se impacientaba porque tardaba y solo estaba pendiente de saber quiénes ganaban, por eso acordamos con la organización que la Fufa abriera la final, y encima se prestaba para probar los micrófonos". Tanto Cortés como González están satisfechos con el trabajo realizado por la sociedad. "Va a gustar seguro", adelantan.

Humberto Gonar