lunes, 27 de enero de 2014

Un Willy Jorge enfermo, arruinado y acosado en el primer aniversario de la fatídica Gala de la Reina

El diseñador Willy Jorge continúa atravesando una auténtica pesadilla un año después del fatídico accidente que eclipsó la Gala de la Reina del Carnaval chicharrero. El entorno más cercano del diseñador, que se niega a hacer declaraciones hasta que no comparezca nuevamente ante la juez que instruye el caso, ha confirmado que se encuentra enfermo con una importante depresión por la que precisa tratamiento psicológico.

Willy Jorge debe tomar pastillas todas las mañanas para poder  levantarse y, de la misma manera, toma otro tratamiento cada noche para conciliar el sueño. Además, sigue tratándose las quemaduras que le produjo el artefacto colocado en su propio traje, y en las próximas semanas recibirá los resultados de unas pruebas que determinarán si un problema aparecido en uno de sus ojos tras el accidente podría haberse derivado de aquel hecho.  
Pocos meses después de la Gala, Willy Jorge y su familia se vieron obligados a abandonar su residencia en la capital tinerfeña para trasladarse a un municipio del sur ante el acoso que, aseguran, estaban recibiendo. De una parte, sus allegados afirman que en reiteradas ocasiones se recibieron llamadas amenazantes, incluso en la misma madrugada en la que se produjeron los acontecimientos. El supuesto acoso telefónico continuó durante algunos meses, lo que le condujo a abandonar su residencia y cambiar a su hija, de 15 años, a otro colegio.     Llamadas amenazantes y varias inspecciones a su taberna le hicieron sentirse acosado y abandonar Santa Cruz Willy Jorge regentaba dos negocios en el Centro Comercial Concorde de Santa Cruz. Por un lado, su tienda de ropa y confección, y por otro, la Taberna del Artista. El primero de ellos decidió cerrarlo por la caída en picado de clientes y los comentarios de algunas personas al pasar por la puerta que hicieron sentir una sensación de acoso en la mujer del diseñador, que se hizo cargo de la actividad.
De "acoso" también ha calificado el propio Willy a sus allegados la sucesión de inspecciones de trabajo, consumo, medio ambiente y urbanismo a su taberna una semana después del accidente. A pesar de cumplir con todas las normativas, estos hechos y su estado de salud le condujeron a cerrar también este negocio.  Willy Jorge: “Fue un accidente, nunca quise dañar a nadie y lo único que deseo es que Saida se recupere lo antes posible” En estos días, en los que se acerca nuevamente la fiesta, evita ver la televisión porque no quiere ver nada sobre el Carnaval. Tanto es así que ya ha expresado en su entorno la decisión de no acudir a ningún acto de la fiesta.
Mantiene una estrecha relación con la que fuera su candidata, Magnolia Cruz, que le llama con asiduidad para conocer más sobre su evolución. No así con la empresa que patrocinaba su fantasía, Radio Club Tenerife, con la que no habría vuelto a contactar desde la noche de la Gala.   En un año, Willy Jorge ha pasado de regentar dos negocios a pasar dificultades económicas, ya que lo que percibe por la baja en su condición de trabajador autónomo apenas cubre los gastos de su vivienda. El hecho de que su mujer haya conseguido trabajo ha supuesto un salvavidas para la familia en el que está siendo el peor año de sus vidas.   Cuando hemos insistido en hablar con él, el diseñador reitera su negativa a dar declaraciones pero sí repite, una y otra vez, las siguientes palabras: "Fue un accidente, nunca quise dañar a nadie y lo único que deseo es que Saida se recupere lo antes posible".   El próximo 22 de febrero se reanudarán las citaciones con la declaración de uno de los técnicos de Protección Civil. El hecho de que la jueza titular esté de baja ha relentizado el proceso a pesar de estar en manos de una jueza sustituta. El diseñador desea declarar lo antes posible, ante la imposibilidad de haberlo hecho en su primera citación. Su entorno asegura que en esa comparecencia ante la juez habrá sorpresas ya que, Willy Jorge, va a ampliar la información que ya habría facilitado a la Policía en la declaración que realizó en su casa días después del accidente.

Esta anoche analizaremos los nuevos datos que se tienen del caso, no se pierdan en Mirametv

www.mirametv.es

25 años disfrazando a las Marchilongas

"Lo mejor de todo es ver el Carnaval detrás del escenario y estar rodeada de gente joven. Eso me da ganas de vivir". Esto es lo que ha hecho más feliz en sus muchos años de trayectoria carnavalera a Victoria Carrillo, una de las históricas costureras de disfraces de murgas.


Los inicios de esta chicharrera de adopción –nació en La Laguna– siempre han estado ligados a la fiesta más popular de la capital. "Comencé haciendo trajes para rondallas y reinas con Isabel Collado", recuerda. "Ella fue una de las primeras mujeres que hizo trajes para las reinas de Carnaval y yo comencé ayudándola a ella". Después de casarse, compaginó la creación de disfraces con el trabajo en su tienda de ropa, por lo que, de una forma u otra, siempre ha estado ligada a la moda.

A pesar de todos los disfraces que ha realizado en su vida, Victoria Carrillo asegura que "a mis 70 años, nunca me he disfrazado". "Prefiero vivirlo desde la acera y ver lo que sucede".

En la actualidad, esta mujer realiza el disfraz de la murga femenina las Marchilongas. En total son unos 56 trajes. Pero además, es también la creadora de las fantasías de sus familiares.

Aún así, esta chicharrera de corazón rememora aquellos años en los que llegó a elaborar las fantasías de tres murgas a la vez. "Había Carnavales que trabajaba para Marchilongas, Bambas y Bambones, pero lo tuve que dejar". Una de las fiestas más complicadas de esta costurera fue la del año 2006. "Unos meses antes fue el Delta –tormenta tropical que azotó el Archipiélago en noviembre de 2005– y estuvimos sin luz durante una semana". "Cogí mucho estrés porque pensaba que no terminaría todos los trajes, porque eran más de 100, y decidí que era mejor no arriesgar mi salud. Así que, desde entonces, solo trabajo para Marchilongas", recalca.

Precisamente, Carrillo lleva trabajando con este grupo 25 años. Por ello, el pasado día 18, Victoria se llevó una ovación por parte de sus chicas, las componentes de la murga. "Me hicieron un homenaje durante la presentación de su disfraz y fue muy emocionante porque me regalaron un vídeo con fotografías mías durante estos 25 años y trajeron a mi hijo que vive en Fuerteventura de sorpresa", cuenta.

A pesar de las alegrías que Victoria Carrillo se lleva mientras realiza su trabajo, reconoce que es muy sacrificado. "Los trajes los comienzo a hacer unos cuatro meses antes del concurso, que es cuando llegan las telas, pero se trata de una profesión sin horarios". Durante estos cuatro meses, "prácticamente trabajamos del amanecer a la madrugada". Pero, por suerte, no está sola, ya que su hijo y su sobrina la ayudan.

En estos momentos, la costurera está dando los últimos remates a la fantasía Alcaponeando al Carnaval, de Lito Díaz. Aunque el boceto le llega en julio, hasta el último momento se están añadiendo detalles o haciendo ajustes. Además, "Lito hace el diseño y yo se lo cambio todo, pero él lo acepta", bromea. Así, esta mujer de armas tomar demuestra que es ella quien lleva la batuta en esta murga.

Después de 25 años trabajando para el mismo grupo, ya son prácticamente una familia y, como la costurera asegura, "es difícil que una murga aguante tanto tiempo con la misma modista y yo aquí sigo, pero porque las chicas son buena gente", manifiesta.

La afición de esta mujer por la costura le viene de herencia familiar. "Mi madre era costurera y casi todas mis hermanas también saben coser", recuerda. Además, "en mi época te educaban para que fueras ama de casa y aprendieras Corte y Confección".

A pesar de ello, "a mi madre no le gustaba que cogiera la aguja porque decía que era un trabajo muy sacrificado". Sin embargo, su madre la apoyó al ver que, con tan solo 12 años, diseñó su primer traje, "aunque me olvidé de cogerle los bajos", recuerda.

En ese momento, se dio cuenta de que servía para esto. "Me dijo que tenía arte", afirma, y ya nunca soltó las agujas.

Con medio siglo de experiencia en la elaboración de estos trajes llenos de colorido y purpurina, Victoria Carrillo recuerda cómo han cambiado las cosas. "Las telas han variado y, por suerte, ahora existe la silicona caliente", bromea. Otra de las grandes ventajas es que "ahora las lentejuelas vienen en tiras, porque antes teníamos que coserlas una a una", cuenta.

Sin embargo, las mejoras en los materiales de trabajos no suponen facilidades a la hora de terminar los trajes, ya que como afirma Carrillo, "ahora son mucho más complejos que antes, además de que suelen ser más componentes en los grupos".

Un traje puede realizarse en un día de trabajo sin parar, pero después de este primer paso, llegan las pruebas de los componentes y los posteriores arreglos o añadidos. Lo normal es que se realicen dos pruebas, aunque "hasta el día de la presentación solo pueden verlo las personas que están en la directiva y han elegido el diseño. Al resto se los pruebo con los ojos cerrados", ya que el misterio se tiene que guardar hasta el último minuto.

Si pudiera volver atrás y elegir una nueva profesión, está segura que haría lo mismo. "Este trabajo no me da mucho dinero, pero me da vida", remarca. Victoria Carrillo ha tenido toda una vida dedicada al Carnaval, pero en un segundo plano, aunque, por suerte, ha visto como algunas de sus creaciones eran galardonadas en la fiesta chicharrera. "Cuando te dan un premio, ves tu trabajo reconocido y eso es muy importante, aunque lo principal es poder participar cada año" con la misma ilusión de siempre, asevera.

Por ahora, los planes de Carrillo son poder terminar todos los trajes a tiempo y asegura que "continuaré haciendo disfraces hasta que el cuerpo aguante".



Yaiza Rodríguez

El Paso anuncia la llegada del Carnaval con un cartel Vintage en memoria del artista Cándido Camacho

Cartel anunciador del Carnaval de El Paso 2014.El Ayuntamiento de El Paso ha hecho público el cartel anunciador del Carnaval que bajo el título "Vintage", esta basado en la iconografía de los años 30. "En él se muestra una mujer, de aspecto fantasioso que mira fijamente tras un antifaz, aludiendo a las máscaras tradicionales del carnaval. Antifaz del que salen ramilletes de plumas de brillantes colores, que indica el espíritu alegre propio de esta fiesta. Igualmente, de los laterales del antifaz cuelgan crisálidas, alguna abierta y convertida ya en mariposa, que sugiere la metamorfosis a la que invita esta fecha".

Según Andrés Carmona, responsable de la obra, a través de sus elementos y época, quiere "modestamente y con todo el respeto que se merece, recordar al desaparecido artista original de Tazacorte, Cándido Camacho, un enamorado del carnaval y que plasmó en muchas de sus obras personajes de la época señalada y características mariposas".

Los días 21 y 22 de febrero se dará el pistoletazo de salida el carnaval pasense, cuyos actos se darán a conocer en breve. Y eñ día 28 del mismo mes habrá un coso a modo de Entierro de la Sardina por los alumnos del CEIP Adamancasis para despedir las fiestas de  Don Carnal..

Los carnavales de El Paso fueron todo un referente, las parrandas y determinadas costumbres lo personalizaron y su tradicional repostería o bailes de disfraces en el Teatro Monterrey lo destacaron. La celebración de esta fiesta tuvo su auge a mediados del pasado siglo hasta desaparecer en los años 80. Es en 2007 cuando se decide recuperar esta fiesta, adaptándose a los nuevos tiempos, y con nuevas costumbres y ritmos que la han enriquecido pero sin perder su esencia.

Como novedad, este año los actos se centralizarán en el Parque Municipal, a propuesta del concejal de Fiestas Andrés Carmona, que ha contado con el apoyo de los establacimientos del centro, debido al importante crecimiento que experimentó el carnaval pasense del pasado año. Por ello, se instalarán kioscos en esta zona.

Logo

Buscamos Candidata a Reina Infantil de Antigua

Ya hemos recibido las fotos de las primeras candidatas a REINA DEL CARNAVAL DE ANTIGUA... En breve colgaremos las fotos.

¡Mándanos ya tu foto!

BUSCAMOS CANDIDATA INFANTIL PARA SER REINA DEL CARNAVAL DE ANTIGUA 2014.

INSCRÍBETE YA!

Proponen una zona gay en el cuadrilátero

El colectivo Algarabía LGBTI negocia con el Organismo Autónomo de Fiestas habilitar en el cuadrilátero del Carnaval una zona gay donde podrían en marcha talleres y actividades encaminadas a la defensa de la integración así como a promover el sexo seguro y advertir del peligro de contagio del VIH.
Con estos objetivos, Algarabía ofrece talleres y actividades que se desarrollarían en el marco y la temática del mundo del Carnaval. El gran reto es sortear las carencias económicas para afrontar el desarrollo de esta alternativa, para poder ampliar el horario desde primera hora de la tarde hasta la medianoche. En la actualidad, los representantes sopesan con Fiestas la posibilidad de acotar la zona gay en el entorno de la iglesia de La Concepción, en la calle de La Noria, o en las proximidades de la iglesia de San Francisco, otro de los polos de atracción de la fiesta.

Humberto Gonar

Sorteo Orden Concurso de Murgas Majoreras 2014

El pasado sábado,  tuvo lugar el sorteo de los puestos del V CONCURSO INSULAR DE MURGAS MAJORERAS:

1. Murga Quintillo
2. Murga Las Quintillas
3. Murga Las Trakinosas
4. Las Sargorias Murga
5. Murga Las Cuquis
6. Murga Perretas Ypunto
7. Murga Los Tramimosos
8. Murga Rompe Raja
9. Murga Las Kikaras
10. Murga Los Gambusinos

“Reconozco que soy un murguero frustrado”

bermúdez de incógnitoEl alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, reconoce ser un gran carnavalero, y hasta murguero frustrado, que ha vivido intensamente estas fiestas desde pequeño. De hecho, aún se le puede encontrar en la calle disfrutando de la noche del Carnaval, aunque cueste identificarlo. Una pista: siempre va disfrazado de mujer.
-¿Es usted carnavalero?
“Evidentemente sí, muy carnavalero. Desde niño mis padres me sacaban por las tardes disfrazado, y luego pasé a la época de estudiante en los kioscos con mi grupo de amigos de toda la vida, igual en la facultad y así hasta ahora. Si he dejado de salir ha sido por algo puntual o una gripe porque siempre los he vivido muy intensamente”.
-¿Nos lo podemos cruzar entonces por las noches del Carnaval?
“Por supuesto, y espero que este año lo pueda disfrutar, ya que el año pasado no salí ningún día”.
-¿Y se le puede reconocer?
“Espero que no, se trata de eso. Yo saldré disfrazado con un grupo grande de amigos que iremos todos iguales. Se me puede intuir pero voy a intentar pasar lo más desapercibido posible”.
-Una pista…
“Siempre vamos de mujer. Si dejara entrever de qué vamos, los demás del grupo no me lo van a perdonar, así que no lo voy a decir, solo digo que tiene que ver con algo que está muy de moda en Santa Cruz, pero no puedo decir mucho más”.
-Entonces, ¿se suele disfrazar de mujer?
“Siempre nos hemos disfrazado de mujer, desde la facultad con mi grupo de amigos, que hemos ido de azafata, de marinera, de policía… Pero siempre de mujer”.
-¿Y es más de Carnaval de día o de noche?
“Pues francamente a mí me gusta mucho el Carnaval de día. Mucha gente hoy sale al Carnaval de día y empata a la noche y se va a una hora prudencial, y es algo que cada vez se ve más. A mí me gusta combinar el día con la noche, es muy divertido”.
-¿Qué recuerdos tiene del Carnaval siendo niño y joven?
“Cada época de tu vida tiene un Carnaval diferente. Hay gente que recuerda épocas de su vida por las canciones, yo soy uno de ellos, pero también por los Carnavales, por cómo los viví. No es el mismo el Carnaval en el que ibas a los kioscos de los estudiantes que el de niño cuando ibas con tus padres o el de adolescente cuando tenías que estar a medianoche en tu casa y salías con tus amigos y no pasabas de la plaza de la Candelaria. Y, además, cuando vas creciendo vas ocupando zonas diferentes. Es decir, de adolescente estás en la plaza de la Candelaria, un poquito más mayor en los kioscos de estudiantes, luego el Águila y terminas en la zona del Orche, que es donde suele acudir toda la gente de mi edad. Dependiendo de la edad, escoges una zona u otra”.
-¿Hay algo que eche de menos de los Carnavales de antes?
“Yo es que no creo que hayan empeorado. Creo que han mejorado mucho. Cada uno vive el Carnaval en su momento y puede tener nostalgia de lo buenos que fueron esos Carnavales para él, pero no se puede decir en absoluto que hayan empeorado, porque han mejorado mucho. La incorporación del Carnaval de día ha potenciado mucho el Carnaval de la familia y el más tradicional, el que uno vivía cuando era niño. Pero tanto en colorido, como en número de grupos y en variedad, el Carnaval siempre ha ido a mejor”.
-¿Hay algún disfraz que recuerde con especial cariño?
“Han sido unos cuantos . Entre los mejores disfraces que recuerdo está una vez que salimos de campanilla, o el año de Celia Cruz que salimos de Jackie Kennedy, que recuerdo ver a Dámaso Arteaga, quien era el concejal de Fiestas de aquella época, vestido de Jackie Kennedy dándole un trofeo a Celia Cruz. Esos fueron emblemáticos”.
-¿Y qué anécdotas recuerda como carnavalero?
“La verdad es que en todos los Carnavales me lo he pasado francamente bien, no tengo experiencias negativas afortunadamente. Recuerdo cuando se permitía, cosa que ya no se hace, ir al kiosco de Numancia de amanecida, e íbamos unos cuantos pero la cosa se desmadró y al final había mucha gente y ya no parecía lo más lógico estar ahí de día porque incluso se cortaba la calle. Hay muchas anécdotas. Siempre he salido con un grupo de amigos, y durante una época salíamos con coche y vivimos muchas anécdotas, como cuando le dices a tu pareja que vas un momento al baño y vuelves tres horas después, o sales con un grupo de 15 y cuando te das cuenta no tienes a ninguno alrededor, te pierdes y te encuentras a dos de madrugada y a otros tres por otro lado… Son cosas del Carnaval”.
-¿Ha participado alguna vez en alguno de los grupos del Carnaval?
“Soy un murguero frustrado, lo reconozco. Porque cuando estaba en el instituto en mi barrio actuaban los Chichiriviches, en la Cruz del Señor, y de ahí nacieron luego los Mamelucos, que estaban buscando gente en la zona, y yo no pude empezar a ensayar porque en aquella época me coincidió con exámenes y lo consulté con mi familia y al final no pude. Pero tengo muy buen recuerdo de aquel intento y siempre he seguido muy de cerca las murgas”.
-¿Tiene alguna murga favorita?
“Sí la tengo pero nunca la digo. En el caso de las comparsas, desde niño he visto y he asistido a los ensayos de Los Cariocas, porque vivíamos muy cerca. Para mí es muy especial porque soy de Valleseco. Tengo que decir que hoy también me parecen extraordinarias las comparsas y que creo que su progresión en los últimos cinco años, en cuanto a calidad, vestuario y coreografía, es extraordinaria. El concurso de comparsas hoy es para mí uno de los más importantes, con 80, 90 o 100 componentes que hacen un esfuerzo físico y mental durante un montón de tiempo para dar lo mejor de sí y alcanzan el máximo nivel, parecen profesionales”.

Diario de AvisosYazmina Rozas