sábado, 15 de febrero de 2014

Un recinto más chico que nunca

Las puertas del Recinto Ferial se abrieron pasadas las 18:00 y las aficiones corrieron a ocupar un sitio lo más pegado al escenario. Otros prefirieron con las gradas para tener una mejor perspectiva del escenario. Atrás quedaron colas que superaron, en algunos casos, las 24 horas. Diversidad de colores: predominaba el verde de Bambones, el rosado de Trapaseros, el azul de Triquis o al negro de Mamelucos. Sueters, bolsos o cualquier elemento que abultara servía para reservar sitios a la espera de que llegaran los más rezagados. Tarde o temprano, pero todos lo hicieron para un recinto que este año, con la reducción del aforo y a pesar de que la reventa no llegara de explotar, se quedó más pequeño que nunca.

Como viene siendo habitual en los últimos concursos fue Ni Fú- Ni Fá la que abrió la velada solo minutos después de las 20:30 horas mientras apenas quedaban sitios libres ni en sillas en gradas. La decana sale a este Carnaval con la principal novedad de José Antonio González, ex de Singuangos y ahora en La Traviata. Y el influjo de El Flaco se ha dejado notar, y mucho, en la murga que durante tantos años comandara Enrique González. Sello en armonía y potencia; sello en voces más equilibradas y también sus letras, por momentos con bastante aire (musical y de contenido).

La Ni Fú-Ni Fá cantó anoche cinco de los temas de su repertorio. Empezó con Pues mea pa´dentro, coño, una crítica al deplorable estado de la Sanidad y con marcado acento singuango (que en la despedida tuvo aroma a Traviata). Luego interpretaron Vox Populi, un repaso a los problemas de la sociedad, para luego meterse, dentro de un chío chío, con Juan José Cardona, alcalde de Las Palmas, el vicepresidente del Cabildo Efraín Medina y la problemática de las carrozas en Carnaval. Por momentos la Fufa pareció estar algo incómoda, con letras incluso cantadas a base de chuletas por sus componentes. Pero todo quedó un un segundo plano con su cubanito. Al margen de ser su pieza más esperada, El Flaco cambió esta semana para tratar la seguridad por la que está presidida este año la Fiesta. "Si tiene algún apuro vaya al baño con un securita para que le limpie el?" fue una de sus estrofas más aplaudidas.

El cóctel perfecto para poner en predisposición a la grada para vivir una final de categoría, más aún cuando José Antonio se sacó de la manga una versión del "alcohol, alcohol, hemos venido a divertirnos, el resultado nos da igual". El Recinto estaba patas arriba y hasta el jurado, si hubiera tenido que otorgarle un premio a la Fufa, no hubiera dudado. La final ya estaba lanzada.

La Opinión de TenerifeC. García

No hay comentarios:

Publicar un comentario