miércoles, 4 de diciembre de 2013

Sudaderas Tabletuos 2014

Los Trabas busca la cátedra de crítica y humor en el Paraninfo

Los Trabas2Los Trabas celebró la noche del sábado su mayoría de edad en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna, donde sorprendió no solo por su fantasía, de Carlos Curbelo, sino también por el cambio de estilo. En el tema que interpretaron, dan un giro comercial y atractivo, con crítica y humor elaborada por el grupo de autores del propio grupo.
Ganadores de Presentación en 2012, Trabas apuesta por un diseño que dulcifica su imagen, más murguera, al adoptar la imagen del payaso. Eso sí, señorial y que trae al recuerdo los patrones de Bambones y La Traviata.
Su tema, “Los becarios”, divertido y comprometido, desde la ironía y con sátira, sacando punta a la crisis. Sin duda, con méritos para pelear por la final.
Junto a Rumberos, Chinchosos interpretaron pasacalle y despedida, sembrando la pasión del reencuentro con su verdadero estilo al ritmo de Paco Padilla. Siguieron Triquikonas. Sin ser las merecedoras de cartón de 2013, ganan confianza, pero… La crítica tembló en el final del primer tema, en el que perdieron hasta el diapasón. Y la letra es mejor que su crítica de 2012. Pero ellas parecen esta vez en el limbo. Un quiero y no puedo. Y eso que su director, Almudena Domínguez, tira y encanta. Contagia. Defiende. Pero el grupo, cuando se mira y se olvida de dar espectáculo, pincha y tropieza. Triquikonas es sinónimo de humor y no logran ni una mueca porque no venden. Su adelanto de segundo tema promete… si “suena”. Lo mejor, su “Santa Cruz en Carnaval”. Y no sólo porque salieran de escena.
Siguieron Diablos Locos, sensacionales. Exquisitos. Mágicos. Llevan a gala el doctorado murguero.

Humberto Gonar

Los trajes de las reinas, más chicos, como en Las Palmas

La asociación de diseñadores ha aceptado reducir la altura de sus fantasías de 5 metros de alto a 4,5. Mañana se aprueba en consejo.
Los trajes de las reinas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife serán más pequeños, tal y como había propuesto la organización a la asociación de diseñadores. A partir de la próxima edición, las fantasías pasarán a medir un máximo de 4,5 metros de alto, en vez de los 5 que se permitía hasta ahora, por lo que los disfraces pasarán a tener las mismas dimensiones que los de Las Palmas, algo que inicialmente se rechazaba entre los creativos de la fiesta.
Los diseñadores fueron convocados a varias reuniones tanto con la organización que lidera el concejal de Fiestas, Fernando Ballesteros, como con el propio alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, a fin de incorporar todas las medidas correctoras necesarias para garantizar la seguridad después de lo ocurrido la pasada edición del Carnaval.
El recorte del tamaño de los diseños viene justificado por un informe de los bomberos que hace constar que recomiendan limitar el traje a 4,5 metros de alto porque es la distancia que garantiza el tiro de agua. Se mantienen los cinco de ancho y los seis de fondo. Ese era el principal escollo para alcanzar un acuerdo entre diseñadores y ayuntamiento, y ya el pasado jueves los creativos remitieron un escrito a Fiestas aceptando –más bien proponiendo, como cosa propia– el recorte. Esta era la única piedra de choque con la organización, realmente el único punto que han admitido los diseñadores. De resto, el concejal de Fiestas les planteó que contrataran un seguro de responsabilidad de civil por valor de 600.000 euros y finalmente el alcalde intervino e incluyó esta exigencia en el seguro de responsabilidad civil que tiene el propio ayuntamiento con una aseguradora, por lo que los diseñadores se ahorrarán entre 400 y 1.200 euros que era lo que costaba la póliza según el modelo de contrato que suscribieran.
Las bases obligan ahora a presentar una mejora del diseño, con todo lujo de detalles hasta de los materiales y los mecanismos de autoliberación –cinturones–. El mismo día de la gala de la reina, que se celebrará el miércoles 26 de febrero, entre las 9 y las 12:00 horas, todos los trajes deberán pasar una inspección a cargo de una comisión técnica antes de la gala.
La nueva normativa permite que cada aspirante vaya acompañada por un cuerpo de baile, extras o actuación musical en vivo de hasta cuatro acompañantes. Ni que decir tiene que, después del caso Saida, se prohíbe expresamente en relación al traje la utilización de elementos pirotécnicos o de cualquier otra naturaleza que pudieran entrañar el mínimo riesgo de causar daño o lesión a cualquier persona o cosa.
Así, cualquier trabajo de soldadura de los trajes deberá ser realizado exclusivamente en los talleres de los diseñadores, no permitiéndose en el recinto del concurso ni en la vía pública, salvo necesidad mayor que deberá ser autorizada y supervisada por la organización.
La CabalgataEstas bases, junto a las de las galas de la tercera edad, infantil, canción de la risa y concurso de disfraces, se aprobará en el consejo que celebrará mañana Fiestas.