lunes, 10 de junio de 2013

Willy Jorge se acoge al derecho de no declarar

El abogado del diseñador aporta un informe médico en el que se alega que el diseñador padece una depresión.
Willy Jorge, el diseñador del traje que provocó la quema de la fantasía de Saida Prieto durante la celebración de la Gala de la Reina de Santa Cruz de Tenerife, se ha cogido a su derecho de no declarar en el primer interrogatorio previsto en la instrucción judicial de este caso. El abogado aportó un informe médico en el que alega que tiene una profunda depresión y ansiedad.  Mañana martes está previsto que declare el exgerente de fiestas, Francisco Trujillo, y el jueves la candidata herida, Saida Prieto.
www.rtvc.es

Festejos de La Oliva convoca una reunión para definir la alegoría de la próxima edición del Carnaval de Corralejo

Festejos de La Oliva convoca una reunión para definir la alegoría de la próxima edición del Carnaval de CorralejoEl concejal de Festejos y Juventud del Ayuntamiento de La Oliva, Oliver González, ha convocado una reunión abierta con los grupos carnavaleros y con los ciudadanos para definir la alegoría de la próxima edición del Carnaval de Corralejo.
La reunión se celebrará el próximo lunes, día 10, a partir de las siete y media de la tarde, en la Escuela Náutica de Corralejo.
Cada grupo puede llevar su propia propuesta de alegoría a dicha reunión y en la misma se decidirá, a través de una votación, cuál es la que será seleccionada para el Carnaval.
El objetivo de esta reunión es analizar las propuestas sobre la alegoría de la edición de 2014 y todas aquellas cuestiones relacionadas con la estructura del programa, la organización, etcétera.
La Concejalía de Festejos confía en que en esta reunión se fije una posición común para comenzar a trabajar en la definición del Carnaval del próximo año, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de uno de los eventos que registra mayor afluencia de público y contribuye a generar economía en la localidad.
ElperiódicodeCanarias.com

Las Inadaptadas, comienzan el 2014



Lunes 10 de junio a las 20.30 horas

Reunión de la murga las Inadaptadas en su local de Arrecife.

Birria y murguero

Foto: Este Domingo Hospitalet-C.D Tenerife en la Eliminatoria del Ascenso. Ahora Solo Queda Apoyo Incondicional y Muchisima Suerte!! Como No Te Voy A Querer!! VAMOS TETE!!La imagen de la grada curva de la Feixa Llarga quedará  grabada en mi cabeza para siempre. Ver, con la que está cayendo en este país, a más de un millar de tinerfeños animando a su equipo para que consiga el ascenso a Segunda A resultó, simplemente, emocionante. Sí, fueron más de mil personas con sus mil historias y problemas. Una auténtica pasada.


Como Luis, que padece una enfermedad degenerativa. Ha superado los barrera de los 40 años hace tiempo, pero tiene la ilusión de un veinteañero. Con sus inseparables muletas y su imborrable sonrisa, se metió en el avión del equipo el pasado viernes para vivir un nuevo éxito de su equipo del alma.

Ya lo hizo en Girona hace cuatro años y, en esta ocasión, aunque solo fuera para ver retornar a su Tete al fútbol profesional, tampoco se lo quiso perder. Como no se pierde, salvo causas de fuerza mayor, cada partido en el Heliodoro.

Luis tiene tres amores: las Islas Canarias, el Tenerife y sus Mamelucos. Porque a Luis, más conocido en el mundillo por El Medusa, le conocerán ustedes seguro. De hecho, le habrán desde siempre en la primera fila mamel junto a su amigo Manolo Peña, alma máter de la murga y un señor con mayúsculas. Bueno, lo verán casi siempre. Porque alguna vez, pocas desde que aterrizó en la Casa del Miedo en 1984, le ha fallado a su amigo Manolo. Como aquel día que el Tete jugaba contra el Real Madrid y, entre una actuación y el estadio, eligió el estadio. Ya se sabe: cuando dos amores se cruzan…

Al Medusa no le importan las barreras que le ha puesto la vida. Las salta. Vive, sonríe, disfruta, pelea. Es un buen punto de referencia para que, cuando tengamos algún problema, lo relativicemos. Como hace él. Birria y murguero, no se sabe si más de lo uno que de lo otro, vivió intensamente sus tres días en Hospitalet. En el viaje de regreso no paró de sonreír, de fotografiarse con los jugadores y de comentar el partido.

Por eso, si quieren un ejemplo de tinerfeñismo y un ejemplo para la vida, búsquenlo en la grada de Popular el día del Tenerife-Alavés. Allí estará. Como siempre.
DeporPressJuanjo Ramos

"La gala del Carnaval no la puede dirigir cualquiera"

Jaime Azpilicueta (San Sebastián, 1941) se reconoce un enamorado de Tenerife y su Carnaval. No concibe un diciembre sin el "mono" de la fiesta. Y eso que ha "toreado en plazas mayores", como Broadway, o musicales con los que ha hecho historia. Hace 4 años que no se pone al frente de la elección de la reina. Tras tomar el testigo a José Tamayo y la plaza de toros, fue pro­tagonista de la época dorada al sacar el Carnaval a la plaza de España y disfrazarla de Egipto, cuentos infantiles, espacio, cine... Tiene "hambre" de volver.
M.E.
¿Tanto le ha marcado Tenerife?
Económicamente no fue gran negocio estrenar aquí tanto "Sonrisas y lágrimas" como "My fair lady". Era un estreno absoluto y era más rentable hacerlo en Madrid. Pero me empeñé en hacerlo aquí y lo conseguí por egoísmo personal, porque aquí me encuentro como en mi casa.
¿Se siente frustrado por no volver a dirigirla gala del Carnaval?.
Me encuentro sinceramente muy frustrado. No es una queja ni estoy en contra de nadie. La gala tiene un estupendo director, Juan Carlos Armas, que formó parte de mi equipo, a quien le dejé dirigir un año la gala infantil. El equipo de gobierno anterior me prometió cuatro galas y no hice más que dos, con lo que me deben dos y espero hacerlas (se ríe). Cuando vino la gran crisis, me ofrecí gratis. Hubo un problema un año. Se publicó: "CC no cuenta ya con Azpilicueta y me enteré de que venía Amargo por el periódico. Me di por despedido y quedaron esas dos galas pendientes. Me duele que ni siquiera me contestaran.
¿El esplendor del Carnaval es inversamente proporcional a la cobertura televisiva?
Si tienes un productor de primera calidad, como lo hemos tenido, las televisiones se pegan por hacerlo. Pasamos de una gran cobertura a una pequeñez.
¿Con qué Carnaval se encontró en 1988, cuando tomó el testigo a su antecesor, José Tamayo?
Era una gala muy cerrada, técnicamente imposible. Hubo mucha suerte de que no ocurriese nada. Incluso en cuanto a seguridad, porque la plaza de toros no reunía condiciones. Era terrible. En desalojarla se tardaba media hora. Si llega a pasar algo... Si en algo me pongo una medallita, junto a Maribel Oñate y a Chicho Ibáñez Serrador, fue cuando hicimos Egipto en la plaza de España (1989) y se vendieron todas las filas que se querían hasta la plaza de La Candelaria. Eso fue abrir un festejo principal dentro del Carnaval, que hasta entonces se veía por televisión y con suerte. Fue el gran salto. No creo que la pequeñez sea un problema de presupuesto. Si montas un musical y dices en lugar de veinte decorados dos; en vez de diez bailarines, cuatro... indiscutiblemente, desde los espónsores hasta la taquilla, todo va a sufrir y todo se va empequeñeciendo hasta convertirse en un hecho natural. Mi última gala, la del terror, se hizo con cuatro pesetas en el recinto ferial, un sitio que no reúne condiciones, y fue un gran éxito.
Pero parece que crisis y Carnaval no conjugan bien...
Un espectáculo popular en teoría se tendría que hacer solo con lo que cueste la luz. ¿Cree que Río de Janeiro sin el sambódromo llenaría los hoteles y vendería la señal de televisión por todo el mundo y sería el referente mundial? No. Hay que apostar, pero con sabiduría. No creo que la gala la pueda dirigir cualquiera, de la misma forma que yo no puedo ser alcalde. El problema es que quienes deciden quién dirige la gala tienen muy poco que  ver con el espectáculo, y esta profesión no se inventa.
¿El Carnaval de Tenerife ha ido a menos?
Creo que sí, y Las Palmas a más. El Carnaval de Santa Cruz estableció un modelo artístico que se sigue haciendo. Las Palmas nos ha ganado indiscutiblemente en cuanto a producción y medios; ¡no hablo de talento! Y que no digan que es una cuestión de dinero. En mis primeras galas cobré 6.000 euros. Jamás pedí ni un duro, si firmé un contrato en la primera época. Cuando cobraba ya me había gastado la mitad por vivir dos meses y medio fuera de mi casa. Es falso que no me llamen por presupuesto. Hasta me dijeron que el alcalde había dicho que la gala la tenía que dirigir un señor nacido en Santa Cruz. Decirme que soy extranjero aquí es una ofensa para mí. Sería como decirle al Tenerife recién ascendido que todos los jugadores tienen que ser de aquí... ¿Importa más quien lo haga que el resultado? No estoy pidiendo trabajo; afortunadamente me sobra. Tengo hasta el año 15 todo cubierto, pero cuando llega diciembre y no me vengo para acá el mundo se me viene encima. Lo necesito para vivir.
Ahora se baraja para la dirección de la gala a dos pupilos suyos: Juan Carlos Armas y Enrique Camacho. ¿Por qué no recuperar la versión original?
Sí, es una buena pregunta, sobre todo porque no me he muerto todavía (se ríe).
¿Qué hace falta para que Azpilicueta dirija el Carnaval 2014?
Creo que está decidido, ya que lo hará Juan Carlos Armas, y no quisiera para nada inmiscuirme. Política y humanamente parece bastante aceptable; si no, parecería que se le quita por lo que ocurrió. Esa decisión avalaría que Juan Carlos no tuvo culpa en lo que ocurrió en la última gala. Ahora, yo estoy aquí para el Carnaval 2015.
Pero el Carnaval no es una ONG...
También es verdad.
Supongo que el director es responsable de lo que pasa delante y detrás del escenario...
Si me llega a haber ocurrido a mí, y me entero, por lo menos lo hubiera comentado. El director de la gala está en ochenta sitios y a lo mejor no se entera. Yo no utilizaría la palabra "culpable". Creo que hay responsables. ¿Por qué se autorizó? ¿Por qué no hubo un poco más de sensatez?
¿Levantará vuelo el Carnaval?
Hay fórmulas para dar un golpe de efecto. Nosotros sabemos cómo es, y es maravilloso. La eterna pregunta es: ¿quieren que al resto del mundo le parezca maravilloso o da igual? No me parece de recibo que personas que no tienen relación con el teatro elijan
el motivo del Carnaval.
¿El caso Salda ha herido de muerte al Carnaval?
No, aquí hay una vitalidad fortísima... Tal vez el Carnaval ha perdido la capacidad de deslumbramiento. No sé cómo, pero volveremos a la Plaza de España…   
Humberto Gonar