miércoles, 29 de mayo de 2013

Teguise ya tiene base para la escultura en honor a Los Diabletes

El proyecto denominado “Eleagua”, cuyo autor es Rigoberto Camacho Pérez, ha sido el elegido por unanimidad por el jurado convocado al efecto para la realización de la escultura en homenaje a Los Diabletes de Teguise, con organización del Ayuntamiento de la antigua capital insular.

El jurado compuesto por la concejal de Cultura de Teguise, Olivia Duque, el cronista oficial del municipio, Francisco Hernández, María Luisa Quevedo como representante de la Fundación César Manrique, José Pérez Dorta, por la Escuela de Artes y Oficios Artísticos Pancho Lasso, Manuel Perdomo; y Víctor Padrón, en representación de Los Diabletes de Teguise; hizo constar expresamente su reconocimiento a la obra denominada “Sabe más el diablo por viejo”, que obtuvo el segundo puesto en valoración.

Por otra parte, el propio jurado declaró desiertos los otros dos concursos de ideas convocados para la realización de sendas esculturas en homenaje al Rancho de Pascua de Teguise y al marino Andrés Parrilla Acuña, uno de los supervivientes del ametrallamiento de la embarcación Cruz del Mar. En ambos casos, el motivo fue que los proyectos presentados no se ajustaban a las bases establecidas en la convocatoria del concurso.
 

Los diseñadores de Saida: “Aún no hemos podido volver al taller”

saida, cavilladó
La aparición pública de Saida Prieto ayer señalando a sus diseñadores, Carolina Hernández Padrón y Víctor Díaz Lladó (Cavilladó), como los únicos responsables de haberle salvado la vida, ha hecho que los focos se vuelvan de nuevo hacia esta pareja que, al igual que Saida, siguen inmersos en un lento proceso de recuperación de las secuelas del incendio, tanto físicas como psíquicas. Ayer, Carolina Hernández explicaba a DIARIO DE AVISOS que “ni siquiera hemos podido volver al taller, ni a mirar una piedrita siquiera, es algo que está totalmente apartado”. Las secuelas físicas que sufre Víctor, que se quemó ambas manos, le impiden volver a la normalidad e, incluso, lo han dejado parado por este motivo: “Nosotros todavía estamos mal, con algunas secuelas físicas pero también emocionales. Esta situación no está acarreando muchos disgustos en el ámbito de lo personal”.

Carolina agradece las palabras de Saida: “Ella sabe que estamos con ella y vamos a seguir estando ahí para lo que nos necesite”. Sin embargo, la aparición pública de la que fuera candidata de Parque Bulevar y DIARIO DE AVISOS, ha supuesto para sus diseñadores volver a revivirlo todo, “son demasiadas cosas, necesitamos respirar porque vivimos en un carrusel de emociones, con semanas de tranquilidad para de pronto volver a revivirlo todo”.

El último mal trago, cuenta Carolina, lo vivieron hace apenas un mes cuando el juzgado los llamó para que retiraran el traje de Saida Prieto del depósito en el que se encontraba: “Fue un golpe muy duro, volver a ver el traje chamuscado y tener que retirarlo nosotros mismos”.

Carolina sabe que Saida no está bien: “Las imágenes lo dicen todo. Es un proceso muy largo y muy duro el que le queda por delante pero sabemos que lo va a conseguir”. La diseñadora valoró la ilusión de la joven por volver a presentarse a reina el año que viene: “La ilusión no se la va a quitar nadie y espero que luche por salir, por estar ahí”. Una ilusión que en su caso y el de su marido está siendo más difícil de recuperar. “Lo intentamos pero es muy complicado. Hay muchos miedos aún, muchas cositas guardadas. Nos hemos pasados estos meses entre médicos y juzgados, sobrellevándolo lo mejor que hemos podido y por eso estamos totalmente apartados del taller. Simplemente, no podemos”. La diseñadora reconoce que esta situación está afectando a todo su entorno. “Mi hijo lo está pasando muy mal al ver a su padre así pero precisamente por él es por lo que vamos a luchar; no nos podemos hundir”.

Carolina reflexiona sobre la situación vivida por ella y Víctor: “Te das cuenta cómo en un segundo te cambia la vida y que de repente te cuesta mucho poner todo de nuevo en marcha”. “De una ilusión pasamos a que casi pudimos haber muerto”, sentencia la diseñadora.

JUSTICIA
En cuanto a la responsabilidad del accidente, Carolina entiende las palabras de Saida aunque se muestra menos dura con el diseñador Willy Jorge: “Sabemos que hay un culpable porque ha hecho algo que no estaba bien pero nosotros no somos jueces, será la justicia la que determine su culpa”. Añade que “nadie te fastidia la vida adrede, aunque es cierto que fue una imprudencia”. Carolina espera poder mantenerse alejada de los focos mediáticos un poco más. “Necesitamos respirar”, insiste, y sabe que ahora es el turno de bajar en el carrusel.

Respuesta del abogado de Willy Jorge
El diseñador Willy Jorge, uno de los dos imputados en la causa abierta para investigar el accidente que provocó graves quemaduras a Saida Prieto, permanece encerrado en su silencio. Si la candidata a reina del Carnaval revelaba que no se ha puesto en contacto con ella en todo este tiempo, ayer su abogado, Ramón González de Mesa, señalaba que el diseñador no iba a hacer ninguna declaración pero sí que podía decir en su nombre que “lo único que desea es bien para Saida” y “que nunca ha pretendido hacer daño a nadie”. El letrado aseguró que “si él pudiera volver atrás lo haría de inmediato”. González, tanto en su nombre como en el de su cliente, señaló que “ojalá que Saida se recupere con el mínimo de secuelas posibles”. El letrado de Jorge no quiso valorar las palabras de la joven en las que responsabilizaba al diseñador de su accidente. “Estamos ante un proceso que va a ser muy largo, aun en fase de instrucción y que se presume que puede durar más de un año, si tenemos en cuenta que la Policía Nacional entrevistó a 25 testigos y que la jueza puede solicitar la declaración de esas 25 personas”. Recordó que el forense aún no ha determinado el estado en el que se encuentra Saida y hasta que eso no pase no se cerrará la instrucción. “Será un juez quien determine la responsabilidad de lo sucedido”, concluyó González.

“Extraordinario respeto por ella”
El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, al que la joven candidata a reina del Carnaval agradeció su implicación y preocupación mostradas, insistió ayer en su respeto por la joven y por su estado: “Mi postura es la de siempre, la de mostrar un extraordinario respeto por las manifestaciones de Saida y su familia; el que he tenido siempre, cuando han guardado silencio y cuando han hablado”. El alcalde añadió que “ellos saben que hay una relación muy estrecha desde que se produjo el accidente y que mi respeto es absoluto por sus palabras”. Bermúdez a preguntas de los periodistas respondió que “creo haber hecho lo correcto y lo he hecho de corazón, agradezco sus palabras”, e insistió en que “lo que he hecho ha sido de corazón”. El regidor municipal detalló: “He estado con ella este tiempo, estoy con ella en su proceso de rehabilitación y seguiré estando con ella más adelante cuando se siga recuperando”. El alcalde no quiso valorar el resto de la intervención de Saida Prieto.

Diario de AvisosNatalia Torres /Y. Rozas

Bermúdez dice que ha estado, está y seguirá estando con Saida

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez. | DAEl alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha dicho hoy que ha estado con Saida Prieto desde que se produjo el accidente en el que sufrió quemaduras al incendiarse su traje durante la gala del carnaval de la capital tinerfeña, y añadió que también está ahora con ella y seguirá estando más adelante.
José Manuel Bermúdez se ha expresado de este modo después de que Saida Prieto ofreciese una rueda de prensa en la que hizo afirmaciones como que la responsabilidad del incidente fue del diseñador cuyo traje provocó el incendio en el suyo, y afirmó que el accidente le ha destrozado la vida.

El alcalde mostró su “extraordinario respeto” por las declaraciones de Saida Prieto, con quien desde el accidente mantiene una estrecha relación, añadió.
Diario de Avisos

Próximas Actuaciones Batucada Almagec de Candelaria

Los Melositos, comienzan sus ensayos

Cambio de dia del primer ensayo...



Miercoles 29 de Mayo a las 7de la tarde...

Os esperamos!!

Las Arretrancas, segunda Reunión

Se aproxima nuestra segunda reunión de Arretrancas 2014!!

Será en día 29 de Mayo a las 20.00 h en nuestro Local, en la Sociedad Los Arretrancos, detrás de tráfico.

A continuación, continuaremos por tan solo 3 euros con un asadero, para festejar nuestro dia de Canarias.

Anímate y celebra el día con nosotras!!!

Vamos todoos Arriba

¿Rueda de prensa o ajuste de cuentas de Saida?

Foto Bolorino Armanai
He intentado esperar 24 horas para contar en primera persona el ajuste de cuentas en el que convirtieron Saida Prieto, su madre y el abogado que las debió asesorar la llamada rueda de prensa ofrecida en la tarde de ayer, lunes 27 de mayo. Más que un juicio público, fue una vista oral, con una aspirante a reina fue descarnada,  que dictó sentencia y condenó a Willy Jorge y a la joven que lució su fantasía. Me recordó aquel espacio que se emitía a primera hora de la tarde en el que se aireaban las vergüenzas ante las cámaras y sobre la marcha se dictaba sentencia, con tres diferencias: en el puesto del “magistrado” estaba Saida; en la acusación, la madre, y la cadena que lo dio no fue Telecinco, sino Televisión Canaria.
Eso sí, Juan Carlos Armas sería incapaz de hacer una puesta en escena tan perfecta. El final de esta gala parece más propio del primer corto de Juan Carlos Fresnadillo, “Esposados” (1996). La comparecencia de Saida escenificó el colofón del festival de aquel maldito 6 de febrero, cuando ella se quemó. En un accidente, palabra que no está en el vocabulario de las protagonistas de la rueda de prensa.
Televisión y horario de tarde lo asocio, además de a Barrio Sésamo, al golpe de Estado, a la corrida de toros cuando murió Paquirri y a las tragedias que, como series en cadena, emite con gran realce Televisión Canaria. Ahora emiten Walker Texas Ranger.
Lo que ocurrió el lunes fue un capítulo suelto. Estoy tan poco puesto en las parrillas de la pequeña pantalla que hasta me pareció ver en el despacho del abogado, en la plaza de San Francisco, al “hombre del tiempo” de Televisión Canaria, a las 18:55 horas, delante de la mesa anunciando la retransmisión en directo de la primera aparición pública de Saida.
Seis, ocho, diez… Hasta doce cámaras de televisión. En un pequeño “comedor” de la ley, con librerías llenas de tomos de jurisprudencia, mesa y tres comensales: Saida, en el centro; su madre, a la izquierda, y el abogado, a la derecha. En apenas cinco metros cuadrados, a los que se llegaba por una puerta interior. Este reservado para Saida estaba separado del común de los mortales por una puerta corredera, que estaba abierta y conectaba con el hall-recibidor del despacho. Allí, pese a multiplicar por diez la superficie de la estancia de los protagonistas, estaban hacinados los periodistas. Delante de Saida, cinco o seis butacas para decenas de reporteros. Hasta ya había uno del programa de Ana Rosa (T5). Sus espaldas las cubrían una docena de cámaras. Detrás, periodistas y amigos sirvieron de relleno para que el personal del bufete sacara unas bonitas fotografías de la concurrida rueda de prensa. Al letrado, o a quien corresponda, solo le faltó colocar un cartelito sobre la mesa con el nombre del despacho…
A las 18:55 horas, el “hombre del tiempo” de la Canaria se pone al frente de la cámara y arranca en directo. Con naturalidad. Como si nada estuviese preparado ni nadie más que él estuviera allí. Pegado a la mesa, dando la espalda a la ley, a los libros de la ley –quiero decir-, comenzó el directo. “Estamos en directo, en el despacho… donde Saida romperá su silencio…”. Hasta tuvo la cortesía, para los telespectadores, de anunciar la llegada de Saida, su madre y el abogado. Y no es el título de una película.
Como si nada estuviera preparado llegaron, se colocaron y entraron en plano. El abogado, haciendo las veces de anfitrión, anunció que Saida leería un comunicado y luego se permitiría una pregunta por medio dado el cansancio de la aspirante. Tal vez quiso decir el letrado que solo un medio preguntara, la Autonómica.
El comunicado fue la obertura del último acto de Carnaval. El del lunes. Después de muchos agradecimientos, un poco de vaselina para amansar a los médicos del HUC, la comparsera demostró que también tiene espíritu murguero, aunque solo puntuaría en crítica.
Fatal. Terrible. Horrible lo ha tenido que pasar. Solo pensarlo supera a uno. Piensas que le pudiera pasar a tu hija y te rompes. Pero quizás la sobreexposición hizo que se aborreciera tanto espectáculo. Tal vez en el primer acto de lo que puede ser, parafraseando un encantador programa de Televisión Canaria, “un paseo por… las cámaras”.
Dada la disposición del “comedor” de la ley y la colocación de los periodistas, ya se puede imaginar que, salvo el presentador de la Canaria y  cinco más, el resto estaba detrás de las cámaras. O sea, no se veía a Saida, su madre y al abogado. A falta del traductor de signos, allí estaban nuestros fotógrafos, que pusieron la banda sonora a esta rueda de prensa: chic, chic, chic.
La primera vez que escuché ese  click, click, click. me alongué por la parte izquierda de la puerta del comedor a ver qué ocurría. Debajo, de rodillas, un compañero que igual grababa con la cámara digital de bolsillo que hacía preguntas. Intenté husmear un poco más y… otro compañero cámara, con una cara apacible y sonrisa que buscaba complicidad, me decía que interrumpía el plano…
Al final averigüé que las lágrimas hacen ruido:  click, click, click. Era como el balancear de una ola arrullada por la madre de Saida. En ese ir y venir de Sevilla a Tenerife… chic, chic, chic. El eterno agradecimiento al alcalde, que estuvo ocho días con ellas allí, y que entró a verla a la habitación no como alcalde, sino como amigo y salió llorando como un niño. Click, click, click.
La CabalgataFrente a estos gestos de inmensa humanidad, otros de inmensa crueldad. “Willy Jorge ha destrozado mi vida”. “Me lo tienen que pagar”. “Esa señorita no me ha llamado”. “Si ella lo ha pasado mal, más lo he pasado yo”.  “No quiero que ese sueño (ser reina del Carnaval) me lo vuelvan a arrebatar”…
Fue una sentencia de 50 minutos. El resumen de dos meses y tres semanas de muchísimo dolor y sufrimiento que nadie querría para sí. Una muestra de que las heridas están abiertas; y supuran.