lunes, 15 de abril de 2013

Supercantina´ de 160 páginas


"Por aquí pasará mucha gente del Carnaval y se hablará de muchos temas que afectan a la fiesta, a veces en tono de humor, otras veces con dosis de ironía". Estas son las palabras que usó Pedro Mengibar el 21 de enero de 2012 para presentar un negocio de lo más particular. Desde entonces el que fuera gerente de Fiestas, letrista y el director de murgas, el aún carnavalero, fue regalando a los lectores de la opinión de tenerife sus impresiones acerca de la fiesta más importante de la capital tinerfeña desde el mostrador de su Cantina Ilegal.


Como si de la receta de garbanzas de su madre, que tantas veces fue protagonista de sus textos, se tratara, Pedro Mengibar supo combinar los ingredientes para lograr el plato perfecto. Humor, ironía, algo de crítica y cierto toque de sentimentalismo agitados en 390 palabras dieron cada día como resultado un texto que bien servía de crónica del Carnaval más cotidiano.

Precisamente, el hecho de que relate durante día a día la fiesta ha hecho que las cantinas de Mengibar sean las elegidas para protagonizar el primer libro editado por el Aula Aula de Cultura del Carnaval de Santa Cruz, con el mismo título que sus textos en el periódico y 160 páginas. "Cuenta cosas que todos hemos visto, que hemos vivido, así que completa la historia más cercana de los carnavales", explica el presidente del Aula, Luis Hormiga, Suspi, que añade que "el Aula tenía la inquietud de reflejar el día a día".

Fue el conocido murguero el que le propuso a Pedro Mengibar sumar sus artículos en un libro. Una carcajada fue la primera respuesta. Un sí la segunda. Y entonces empezó el trabajo. Similar fue la pauta con la que Mengibar se convirtió en articulista. Una llamada de teléfono, una propuesta de alguna colaboración esporádica, un asentimiento y a escribir. "Soy un lanzado y digo que sí cuando una idea me gusta, sin pensar en lo que conlleva aceptarla", explica.

Desde entonces la idea fue tomando forma y se convirtió en un artículo diario sobre el Carnaval durante las fiestas y uno semanal sobre otro aspecto cualquiera de actualidad. Pero había que buscarle nombre, algo de lo que se encargó el propio Mengibar. "Hice una relación de posibles títulos y optamos por Cantina Ilegal porque en ese momento estaba candente el polémico tema de los bares en los locales del Carnaval", recuerda.

La decisión le salió más que bien. "Al final el tema de la cantina, aparte de que ha dado mucho juego, me ha permitido expresar más que mis opiniones las de los clientes de mi bar", dice Mengibar con el mismo aire mordaz que usa cuando escribe.

Es parte del éxito de la Cantina Ilegal, que deja ver un poco de ese letrista de murgas que, aunque a veces se empeñe en esconder, sigue llevando dentro. Hasta el propio Mengibar admite la similitud entre las canciones de las grupos críticos y sus artículos: "A veces es parecido a las letras porque tiene esa dualidad entre humor y crítica y hay a quien les gusta más unas que otras". Él tiene claro sus preferencias, y aunque en el libro salgan todas, sus favoritas son tres: Gracias por venir, Un Carnaval de altura y Al César lo que es del César.

La primera fue su homenaje al personal de la comisión de Fiestas, que "saturaron" el móvil de Pedro Mengibar de correos, mensajes y llamadas "y hasta cuentan que alguna de las trabajadoras gastó un paquete de kleenex". La segunda, una carta al desparecido bambón Marcos Cotena en la que animaba a que creara unas carnestolendas paralelas con los carnavaleros desaparecidos. La última, una despedida y un reconocimiento a otro grande de las fiestas: César Fernández Trujillo.

Aunque una Cantina Ilegal es "más fácil" de escribir que una letra de murgas, Mengibar confiesa que las dos que más le costaron fueron las coplas publicadas el última día de ambos carnavales. Eso sí, el que toda la vida será murguero se encontró con un handicap: "Nunca pensé que hacer una columna tan pequeña fuera a costar tanto", y agrega que la mayor parte de las veces tiene claro de lo que quiere escribir pero "el enfoque es lo que hace dudar". En cualquier caso, se muestra encantado porque "apenas restan una hora" de su tiempo, aunque ahora con el libro está aún más liado.

Un estilo particular

Un módico precio de 10 euros servirá para recordar todas y cada una de las "cantinas" de Pedro Mengibar ha dedicado al Carnaval... además de un nuevo artículo inédito solo para el libro. La publicación, que se encuentra en el horno y saldrá a la venta antes de verano, servirá para financiar alguno de los proyectos que el Aula de Cultura del Carnaval de Santa Cruz ya está preparando.

Según explica su presidente, Luis Hormiga, Suspi, "los dos años que se recogen tienen muchísimo contenido" y para aprovecharlos han decidido organizarlos por fechas, siguiendo el calendario propio del Carnaval y acompañarlo con fotografías o ilustraciones.

El libro Cantina Ilegal arranca con un prólogo del historiador de las fiestas Ramón Guimerá, y llevará la opinión de varias personas vinculadas al Carnaval acerca de la sección de Pedro Mengibar, entre las que se encuentra la del propio presidente del Aula. Además, espera contar con la participación del diseñador de la portada, que no podía ser otro que Javier Nóbrega.

El letrista y componente de Bambones, responsable de numerosos logos de grupos del Carnaval, es el encargado de ilustrar la portada de la publicación. Pese a que no desvela demasiado, Pedro Mengibar asegura que "plasma perfectamente lo que queríamos". "Me asombró la capacidad que tuvo para recoger la propuesta que le hice y es muy fácil hablar con alguien que tiene es habilidad", elogia el articulista.

El libro se completa con algunos de los textos no vinculados a las fiestas entre los favoritos de su autor y que se incluyen en la cantina dominical. "A muchos les llama la atención el esquema que sigue Mengibar en sus artículos porque es capaz, con un estilo particular, de relatar cosas que todos vivimos", argumenta Suspi.
La Opinión de Tenerife María Plasencia

Disimulados, murga infantil que opta a ocupar una de las dos plazas libres

Componentes de murgas infantiles como Castorcitos, Lenguas Largas, Mamelones y Piratas participan en la constitución de un nuevo proyecto que, bajo el nombre de Disimulados, lidera Nahum Oliva Mendoza, que también asumirá la tarea de diseñador. La dirección musical del grupo correrá a cargo de Ari Martínez y Tania Hernández, que proceden de Mamelones, mientras que en la dirección artística estará David, de la laureada Distraídos. Disimulados, de confirmar su participación en Fiestas, puede optar a una de las dos plazas vacantes en el concurso de murgas infantiles del Carnaval de Santa Cruz, que cuenta en la actualidad con 22.
El Día - Santa Cruz de Tenerife, Spain




Humberto Gonar

Chinchosos hace valer su nombre para participar la próxima edición


Chinchosos asiste a una refundación secundada por casi un centenar y medio de murgueros de ayer y hoy que, tras el fiasco de su reaparición el pasado febrero con Cristo Casas al frente, quieren lavar la mala imagen en el Carnaval 2014. Sin embargo, las aspiraciones de Chinchosos de devolver su magia a los escenarios se topa frontalmente con la negativa de Fiestas a reconocer su antigüedad porque, aunque Paco Padilla tiene el nombre de la murga que se estrenó en el Carnaval 1989, no mantiene el CIF.

En el precarnaval 2013, Alexis Hernández, propietario del nombre de Chinchosos, accedió a la petición de Cristo Casas, que fuera componente de la murga, de sacar un grupo crítico bajo la denominación de Chinchosos, como así ocurrió el pasado febrero, aunque realmente no se le reconociera ni por su repertorio y, casi, ni por su pasacalle, aunque cantaron su "Soñé". Después del concurso, las críticas arreciaron entre los propios aficionados y excomponentes, y Cristo Casas acordó restituir el nombre a Alexis Hernández, después de haberse sentido preso del estilo. Cristo Casas devolvió el nombre, pero retuvo el CIF para hacerlo valer como antigüedad si finalmente prospera la constitución de la nueva murga que prepara, bajo el nombre de 87.88.

De esta forma, Chinchosos, que participó en 2012, se quedaría fuera en detrimento de una sociedad de nueva creación, pero que mantiene el CIF que ha tomado prestado de otra murga.

La organización ha informado a Chinchosos, en el regreso de Padilla, de que no reconoce el nombre, sino que prevalece el CIF, un registro que ha retenido para su murga nueva Cristo Casas.

Mientras el proyecto 87.88 de momento no supera los 40 componentes, Chinchosos se ha convertido en un huracán, con más de un centenar y medio, como se vio en la segunda reunión que celebraron en uno de los locales del Parque Marítimo hace dos semanas. El colectivo de Paco Padilla quiere hacer valer su derecho adquirido por antigüedad, más allá de que quien recibió prestado el nombre para salir en 2012 no le haya restituido el CIF.
El Día - Santa Cruz de Tenerife, SpainDesde Chinchosos no entienden que la organización se plantee dejar fuera un colectivo que se fundó en 1988 y que deje entrar a una formación novel, por más que utilice el CIF de una sociedad que no es la que va a salir con Cristo Casas la próxima edición y que busca superar el escollo de que el cupo está cerrado a 24 murgas.


Humberto Gonar

Los Trastornados, responden todas las dudas


Uffff no doy a vio con las preguntas privadas por Facebook al respecto de la murga

Les serán respondidas toda sus dudas e inquietudes el próximo día 15 de Abril en nuestro local en el Lasso

Muchísimas gracias por su participación y esperamos verlos a todos allí

Sin mirar atras Trastornados 2014 en puesta apunto

Ya se conocen los ganadores de la Maratón de Fotografía Digital Los Carneros de Tigaday


El Ayuntamiento y el IES Roques de Salmor han hecho públicos los nombres de los dos ganadores de la Maratón de Fotografía Digital "Los Carneros de Tigaday "convocado con motivo de la celebración de esta especial Muestra del Carnaval de La Frontera.
Miriam Moreno López y Melanie Zambrano Febles son las dos ganadoras de esta actividad cultural y pedagógica organizada de forma conjunta por las Concejalías de Educación y Cultura y el Instituto de Educación Secundaria del Municipio con el objetivo de promocionar esta Fiesta de interés cultural y, a la vez, obtener fotografías representativas para los archivos de estas dos instituciones.
El Concurso establecía dos categorías: una para el alumnado de 1º a 4º de la ESO del IES Roques de Salmor, de la que resultaba ganadora Melanie Zambrano; y otra para los vecinos del Municipio, que ganaba Miriam Moreno.
La Concejal de Educación, Regina García Casañas, resaltaba la buena acogida que ha tenido esta Maratón a la que han concurrido 180 instantáneas, de unos 60 participantes, en su mayoría alumnos del Instituto. "No cabe duda de que ha habido un resultado interesante, una mezcla entre la afición a la fotografía y la importancia cada vez mayor de una fiesta en la que se reúne tradición, cultura y carnaval. Así, después de la gran acogida y participación en la Maratón, la idea ahora es realizar una exposición, también conjunta con el Instituto, con una selección de las fotografías que concurrieron al Concurso, escogidas por el Jurado y que tendrá lugar entre los días 22 al 26 de abril en el salón de plenos del Ayuntamiento de La Frontera, realizándose la entrega de los premios de la Maratón Fotográfica, este último día 26".
Asimismo el Director del Instituto, José María López-Molina destacaba la alta participación del alumnado en esta convocatoria y los trabajos realizados, que nos muestran escenas cotidianas de esta fiesta tradicional y representativa del Carnaval y de la Cultura Popular en Las Islas.