sábado, 26 de enero de 2013

´Solo tengo miedo de no ser feliz´


Un guión de Bollywood con apariencia de drama se convertiría en una historia de lucha y superación si eligiera la vida de Irene Martínez como inspiración y bien podría titularse carpe diem. Desde niña, la protagonista de este filme tuvo que aprender a saltar obstáculos de tal manera que ahora es como si no existieran. Su discapacidad visual nunca ha sido un problema, ni siquiera ahora que se ha convertido en candidata a Reina del Carnaval. Su sueño, cumplir uno distinto cada día.
Irene Martínez Trigueros
–¿Cómo llegó a ser candidata?

–De una manera un tanto sorprendente. La Zona Comercial Tranvía quería presentar a una chica que tuviera una discapacidad y se puso en contacto con la ONCE, donde trabajo. Surgió la oportunidad y la aproveché porque siempre he pensado que momento que se va no vuelve. Por eso le pongo pasión a todo lo que hago y ahora a ser candidata. Además, soy muy carnavalera desde niña.

–¿Qué puede adelantar de su traje?

–Cada vez que lo veo me emociono y hasta se me eriza la piel porque es espectacular. Me transmite felicidad.

–¿Cómo se prepara para ser candidata?

–Me preparo sobre todo mental y emocionalmente. Soy muy positiva y quiero tener mucha fuerza y mucha valentía. Para prepararme físicamente estoy yendo al gimnasio Esbelta donde me están ayudando mucho y llevo una dieta, no de régimen, pero sí para seguir fuerte.

–¿Colabora en la confección de su traje?

–Me encantaría, pero Santi Castro es maravilloso y tiene un equipo de profesionales detrás que es increíble.

–Elija una Reina

–Carmen Gil, de 2012, el traje que llevaba me pareció sencillamente espectacular. Además, también me gustó Natalia Díaz, también de Santi Castro que ganó en 2003.

–¿Cree que tiene posibilidades?

–Todas tenemos posibilidades porque todas llegamos con la misma ilusión y el mismo sueño. Haber llegado a ser candidata ya es sentirse ganadora, sobre todo porque tengo la suerte de tener a una gente estupenda a mi alrededor, tanto desde el equipo del diseñador como en la empresa a la que represento.

–¿Y si resulta elegida?

–Sería un sueño más de todos los que me queda por cumplir. Soy muy autoexigente y me encantaría poder representar a Tenerife, una Isla a la que adoro, por la calidez de la tierra y de su gente. En realidad no soy de aquí, pero me siento tinerfeña.

–¿Qué cambiaría del Carnaval?

–Es una fiesta para la gente, para pasarlo bien y eso ya es así. No es necesario cambiar nada.

–Si fuera letrista de murgas, ¿qué cantaría?

–Haría una letra atípica en la que hablaría de cómo los recortes de las administraciones públicas lo sufren las personas.

–Tiene una discapacidad visual, ¿le ha supuesto algún problema?

–De niña me surgió un problema visual, tengo glaucoma y tuvieron que operarme. Ahora tengo un campo visual del 10%, pero hago mi vida con normalidad. Sé que todos somos capaces de cualquier cosa, incluso las personas que tenemos alguna discapacidad.

–Transmite optimismo, ¿pero no le da miedo en algún momento no ser capaz?

–De lo único que tengo miedo es de no ser feliz. De lo demás nada porque sé que voy a poder. Ahora para ser candidata no me supone ninguna traba sino que soy una más. También es verdad que por mi propio contexto social he visto mi discapacidad como algo normal y desde niña aprendí un mensaje: "Tú puedes".

–¿Puede decir tres virtudes que le caractericen?

–Mi positivismo, sé que tras la tormenta siempre llega la calma y al día siguiente sale el sol. Además, tengo empuje y fuerza, mucha vitalidad y dinamismo y le pongo pasión a todo lo que hago.

–¿Y tres defectos?

–Soy demasiado autoexigente, tengo muchísimo carácter y con mis amigos soy impuntual.

–¿Hay algo que haya dicho o hecho de lo que se sienta avergonzada? ¿Y orgullosa?

–No me siento avergonzada de nada y sí orgullosa de cada acto. Ahora por ejemplo estoy orgullosa de estar en Tenerife, de conocer a gente que me está dando tanto, de ser candidata,... En definitiva, me siento orgullosa de mí misma.

 La Opinión de Tenerife María Plasencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario