viernes, 25 de enero de 2013

Paqui presume de novelería

Sonriente y nerviosa, Francisca Pérez, Paqui, sostiene entre sus manos el trofeo que le acredita como Reina de los Mayores del Carnaval. Aún sin asimilar que ayer su cantante favorito dijera su nombre al término de la Gala, Paqui Pérez asegura que lo que quería era "estar sobre el escenario". No le importaba ganar y ni siquiera se lo había planteado sino que intentó "disfrutar la experiencia al máximo posible". Con el apoyo de su marido, sus dos hijos y sus cuatro nietos, afrontó su momento de salir al escenario con tantos nervios "que las piernas no paraban de temblar". 
El diseñador Toño Santos con la Reina de los Mayores, Paqui Pérez. "Sentí ganas de llorar por la emoción de ver a tanta gente y de oír tantos aplausos... pero me tragué las lágrimas y disfrute", resume la ya Reina del Carnaval tras obtener el cetro a sus 67 años. Aunque no es que tenga clara su edad: "A ver, que piense,... nací el 21 de noviembre de 1945, ¿lo puedes calcular?".
Nacida en Güímar, se mudó a Taco después de casarse aunque hace ocho años que adquirió un piso en el sur de la Isla. Desde allí se trasladaba para medirse, realizar las pruebas del traje y coordinarse con su diseñador. Desde que vio la fantasía que Toño Santos había creado para ella, Paqui Pérez se enamoró. "Es tan bonito, y tan cómodo y está tan bien hecho", suspira. Y tanto, que al final se convirtió en la flamante Reina de los Mayores. 
Ese momento se reproduce en su recuerdo como un millón de imágenes, casi tantas como las que ella misma protagonizó. "Creo que nunca me habían hecho tantas fotos, ni el día de mi boda", bromea Paqui Pérez, quien con los nervios y la emoción no vio ni al alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, que le entregaría el cetro. "No sabía para donde mirar ni para donde caminar,... menos mal que estaba Toño para indicarme". 
El diseñador sonríe mientras su Reina habla de su experiencia, consciente de la emoción que vive y como una forma de compartir su alegría. No en vano es el responsable del diseño que vistió Paqui Pérez y no solo porque su boceto saliera de sus manos. En realidad fue Toño Santos el que ideó y construyó la fantasía. "Durante siete horas cada día trabajaba en los trajes", dice el diseñador, quien logró, además de con la Reina, alzarse con la Primera Dama de Honor. 
Ayer aún no era capaz de expresar la emoción de copar el podio sobre todo después de estar entregado a la confección de sus fantasías. Del traje de Paqui Pérez, Que me quiten lo bailado, dice que llegó a modificar el diseño tras concluir el tocado. "El gorro lleva más de 400 pequeñas piedras de cristal que forman las dos coronas y al terminarlo me di cuenta de que tenía que cambiar el espaldar".
Además, se inspiró en la propia candidata para elegir los colores que darían vida a su idea. "La ilusión de Paqui está en el brillo de la plata", explica Santos quien añade que "ella quería un traje de princesa y se le añadió estilo de Carnaval". El diseñador indica que lo mejor "es el taller improvisado de manualidades que se creó en la Asociación de Tíncer", a quien representa la Reina y en donde muchos quisieron colaborar. Tanto esfuerzo y dedicación valió la pena al escuchar que sus "chicas" lucirán este año en lo más alto del Carnaval de los Mayores.
La Opinión de Tenerife María Plasencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario