jueves, 24 de enero de 2013

´Aunque fue duro compaginar la experiencia con mi trabajo, repito´


Si Rebeca Suárez fuera la protagonista de una película de Bollywood, el argumento tendría que contar la historia de una joven que ha tenido "la suerte" de repetir como candidata a Reina del Carnaval chicharrero, elegida en dos ocasiones por el mismo diseñador, Jonathan Suárez. A pesar de lo duro que fue para ella compaginar su trabajo como auxiliar de Enfermería con la aventura carnavalera cuando se presentó por primera vez, en su película no pudo resistir la tentación de volver a vivir la experiencia.
–¿Cómo llegó a ser candidata?
Rebeca Suárez Cabrera.–Casualidades de la vida. Mi cuñada empezó a trabajar con Jonathan Suárez, el diseñador, en su peluquería y yo comencé a frecuentarla. Me propuso ser candidata en 2010 y ni me lo pensé. Siempre me había hecho ilusión, aunque suene a tópico. Cuando me lo volvió a pedir esta segunda vez, sí le di más vueltas a la cabeza, porque para mí fue bastante duro compaginar mi trabajo con la experiencia carnavalera. Pedí permiso a mi supervisor de Enfermería y me dijo que no había ningún problema, y yo, encantada de la vida.
–¿Por qué cree que el diseñador volvió a pensar en usted?
–No lo sé, supongo que ha sido porque la primera vez llevé con mucha alegría el traje. No quedamos nada, pero yo lo di todo sobre el escenario. Me lo pasé muy bien y eso se notaba.
–¿Cómo es la fantasía?
–Sabe que no puedo decir nada, pero sí puedo adelantar que es muy diferente al de 2010. Los colores me encantan.
–¿Cree que el traje que paseará en la gala tiene posibilidades?
–Por su puesto que sí, la ilusión de ganar o de conseguir algún premio siempre se tiene.
–Como auxiliar de Enfermería imagino que tendrá que presenciar escenas muy duras. ¿Se tiene que estar hecho de una pasta muy especial para soportar su trabajo?
–Creo que sí, porque es muy duro. Reconozco que cuando empecé llegaba hecha polvo a mi casa. Lo pasé bastante mal, ya que muchas veces te enfrentas con la muerte. Pero con el paso del tiempo te vas acostumbrando y te haces fuerte. Incluso ahora, en ocasiones, pienso que ya no tengo sentimientos. La verdad es que me apasiona mi trabajo, estoy encantada, a pesar de lo difícil que es.
–Tres virtudes.
–Soy una chica bastante humilde, alegre y simpática. Está mal que lo diga yo, pero si no me queda otro remedio...
–Tres defectos
–Tengo que reconocer que soy orgullosa, demasiado sensible para algunos aspectos de la vida y un poco pasota ante otros.
–¿Hay algo de lo que se sienta muy avergonzada?
–La verdad es que ahora mismo no recuerdo nada que me haya puesto colorada.
–¿Y algo de lo que se sienta muy orgullosa?
–Sin duda alguna, de mi familia, de mi pareja y de mis amigos. Considero que soy una persona muy afortunada.
–¿Cambiaría algo del Carnaval chicharrero?
–Me encantaría que el Carnaval volviera a ser como antes, en el sentido de que hubiese fiesta en todos los rincones del centro de Santa Cruz. Ahora el baile por la noche está concentrado en San José, Villalba Hervás y la Plaza del Príncipe. Antes había ambiente en la Plaza de la Candelaria, en la Plaza de España, en la Avenida de Anaga..., pero eso ya ha desaparecido.
–¿Si fuese componente de una murga, a qué le cantaría?
–A los pueblitos de Anaga, porque están demasiado olvidados. Se les tendría que prestar un poquito más de atención porque son maravillosos.
–¿Se operaría de algo?
–No me operaría de nada, estoy muy a gusto con mi físico.
–¿Cómo se ve en un futuro?
–Me veo con mi familia, con hijos, con mi mismo trabajo y creciendo como persona. También me gustaría viajar más y seguir disfrutando de la vida.
La Opinión de TenerifeEloísa Reverón
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario