miércoles, 26 de septiembre de 2012

Las Bellacas, cuentan contigo para el Carnaval 2013


Este año Bellacas va a x todas

Aunque sea un año con crisis, lo vamos a superar anímate que aun hay una plaza para ti que te lo estas pensando

Acércate al local martes,  miércoles y jueves a partir de las 19:00 horas

Comprobarás como lo pasamos de bien

Ee esperamos




Suéter de Las Milikitulis 2013








Este es el nuevo modelo a lucir, estos Carnavales 2013




¡¡Precioso Milikitulis!!

El miedo más ancestral de las Islas


Los Diabletes de Teguise recibirán durante la celebración del Día del Turismo uno de los tres premios Distinguido del Turismo que concede cada año la corporación insular. Una figura ancestral que encarna el mal en las distintas celebraciones religiosas y paganas que desde hace más de cinco siglos tienen lugar en Teguise, la antigua capital de Lanzarote. Una cabeza de buey y cuernos y lengua de cabra son los elementos más visibles de una figura que originariamente nació en la celebración del Corpus Christi en la representación de la danza del bien y del mal
Un grupo de Diabletes el pasado viernes por las calles del casco histórico de Teguise. | javier fuentes
Una cabeza de buey y cuernos y lengua de macho cabrío son los símbolos de identidad de Los Diabletes de Teguise, unas figuras que desde hace más de cinco siglos encarnan el mal en las celebraciones religiosas y paganas que se realizaban en la isla de Lanzarote. Una tradición popular a la que el Cabildo de Lanzarote le ha concedido uno de los premios Distinguidos del Turismo por su contribución a la conservación del patrimonio cultural de la isla.

El cronista de Teguise, Francisco Hernández destaca que los Diabletes de Teguise surgen en las fiestas del Corpus Christi en la danza que representaba la lucha entre el bien y el mal. Fueron los franciscanos castellanos asentados en la antigua capital de Lanzarote los que incorporaron en el siglo XV a esa danza a los mahos (aborígenes de la isla) para que encarnaran el mal dado que en sus ritos mágicos se disfrazaban con una cabeza de macho cabrío y cubrían sus cuerpos con pieles de cabra. "Era la forma de incorporar a la religión católica a sus esclavos", señala Hernández.

Sin embargo, la actual representación de Los Diabletes ya no incorpora la cabeza del macho cabrío sino sólo los cuernos y la lengua. Según el cronista de Teguise, fueron los emigrantes de este municipio que se fueron a América los que trajeron la careta de buey.

Carmelo Cejas, de 55 años, es el miembro más antiguo de Los Diabletes. "Recuerdo que con 12 años ya me disfrazaba de Diablete pero no fue hasta después de hacer la mili cuando ya me vestí con el traje oficial, porque antes era imprescindible hacer el servicio militar para entrar en Los Diabletes", recuerda.

La decisión de la Iglesia en 1870 de prohibir la danza del bien y el mal en el Corpus no supuso la desaparición de Los Diabletes sino que trasladaron sus bailes a las fiestas del carnaval. Fue ahí cuando surgió también la figura del zurrón con piel de cabra que es utilizado por Los Diabletes para zurrar a todo aquel que se le pone por delante. "Los niños sobre todo no se nos acercan a menos de cien metros", señala Carmelo Cejas.

LaProvincia-DiariodeLasPalmasD. Rivero