sábado, 22 de septiembre de 2012

Septiembre no es Carnaval


Septiembre se quiso ayer vestir de febrero, el mes por excelencia del Carnaval, sin llegar siquiera a caldear al patio de butacas del Cine Víctor. El estreno del primer musical sobre la fiesta más multitudinaria y conocida de la capital a nivel nacional e internacional, el Tenerife Carnaval Show, no arrancó anoche el esperado empuje ni el entregado aplauso de los más fieles seguidores.
La sucesión de algunos de los más manidos tópicos de la fiesta de la carne tan solo despertó tímidas risas en algunos episodios. Únicamente el Chicharrero de corazón de Ni Pico Ni Corto y el arranque de las comparsas levantó en ocasiones al público de sus asientos al ritmo de la batucada y del más que esforzado cuerpo de baile. Joroperos y Cariocas fueron las notas de luz y de ánimo a un espectáculo carente de ritmo que ayer no enamoró ni a los fieles más acérrimos.
Momento del musical de ayer en el Cine Víctor. Una sola mirada a la platea en la recta final del musical, en la que el maestro de ceremonias invitó a los presentes a unirse a la fiesta final al grito de "todo el año Santa Cruz es Carnaval", evidenció las impresiones de los presentes. Raro es que un pueblo tan bullicioso y entregado como el chicharrero en todo lo ligado a esta celebración no se lanzase a bailar y desmelenarse al ritmo de la música. Sin embargo, muchos encararon inmediatamente la salida del teatro con rostros que dejaban entrever la oportunidad pérdida que para muchos supone este musical.
El espectáculo pronto evidenció las dificultades de llevar a un teatro una celebración que, al margen de los concursos, es eminentemente urbana, canalla y disparatada. A la lógica falta de rodaje de los grupos participantes cuando todavía estamos en verano y a los nervios del estreno se unió una puesta en escena que caminaba a caballo entre la lentitud y lo previsible y, sobre todo, con serios altibajos. Mezclar en apenas tres minutos el recuerdo de Enrique González y un mal chiste sobre Rafael Amargo, por ejemplo, no ayudó a dar continuidad al montaje.
Además, resulta complicado coordinar a más de cien personas. En algunos tramos del espectáculo los pasillos se convirtieron en un frenético ir y venir de personas mientras el escenario estaba vacío.
Sin embargo, la gran pata coja del Tenerife Carnaval Show radica en su hilo conductor. Como si se tratara del típico chiste de un inglés, un alemán y un francés, tres personajes de estas nacionalidades y/o ascendencias se deciden a cumplir sus sueños y unirse a los grupos del Carnaval. La historia de amistad y trabajo de este particular trío amoroso únicamente despertó en un par de ocasiones el interés del público. Pero no es el mayor de sus problemas.
En un espectáculo eminentemente dirigido a los turistas que llegan a la capital tinerfeña, mayoritariamente extranjeros, se echa en falta la existencia de subtítulos en inglés y/o alemán; algo completamente necesario para que un no iniciado en el Carnaval pueda al menos seguir el hilo argumental de la historia. El doblaje tan solo está presente en los vídeos destinados a contar la historia y las particularidades del Carnaval, una mínima parte del montaje de más de 75 minutos de duración estructurado en cinco actos, en la que se repasa desde el multitudinario concierto de Celia Cruz de hace 25 años, al Coso o al Entierro de la Sardina.
El montaje, no obstante, sí permite a los visitantes sentir el colorido y el frenético ritmo del Carnaval. Habrá que esperar para ver si con el tiempo se depuran los fallos, se potencian las virtudes y si el espectáculo consigue atraer a los siempre necesarios turistas a la capital.

La Opinión de Tenerife Andrés Lobato

La reina adulta se elegirá por votación al estilo de Eurovisión


Diseñadores de trajes de reina y organización del Carnaval acordaron la noche del pasado jueves restablecer e implantar la elección de la reina adulta según el modelo de Eurovisión, como ya hiciera por primera y hasta ahora única vez el director de la gala Jaime Azpilicueta el último año de la plaza de España, en 2009.

Algunos de los participantes en esa reunión explicaron que el número de miembros del jurado encargado de elegir a la reina adulta se limitará, y pasará de 18 a diez u once. Así, después del desfile de los trajes majestuosos de la fiesta, en el transcurso del espectáculo que dirigirá Juan Carlos Armas el miércoles 6 de febrero, cada miembro del jurado tomará la palabra para desvelar la puntuación que asigna a las diferentes jóvenes participantes.

Las fuentes consultadas precisaron que falta por aclarar si cada uno solo desvela la puntuación de las cinco mejores fantasías o si se valoran todas las que participen.

A pesar de que el modelo de la votación pos el sistema Eurovisión fue implantado por Azpilicueta y desterrado a la edición siguiente por la crítica de los propios diseñadores, ahora se retoma la idea porque consideran que en aquella oportunidad no se instruyó a los propios miembros del jurado. Curiosamente, desde aquella edición la fiesta de Las Palmas hizo suyo este modelo de votación.

En la reunión del jueves, los diseñadores hicieron partícipe a la organización de su preocupación por que la crisis económica se traduzca en el abandono de firmas comerciales. Según los datos aportados por el concejal de Fiestas, a falta incluso de que se aprueben las bases del concurso e incluso se abra el plazo de inscripción, desde la organización ya se cuenta con cuatro firmas comerciales seguras. Frente a este dato, los diseñadores creen que el número final de aspirantes se podría duplicar, hasta llegar a las ocho jóvenes.

Tercera edad

Junto al análisis de las bases para presentar aspirantes a la gala adulta del Carnaval, diseñadores y organización plantearon bajar el grado de exigencia en los trajes de reinas de la tercera edad, después de que en las dos últimas ediciones la propia Concejalía de Fiestas se haya visto obligada a costear los diseños que se presentaron para evitar que la elección de la reina se convirtiera en un festival de mayores sin soberana.

Las partes acordaron rebajar las dimensiones de los trajes de la tercera edad. Así, las fantasías de las reinas veteranas de la fiesta deberán tener un máximo de dos metros de alto por otros tanto de ancho, lo que animará a los diferentes centros de mayores de la isla a presentar una representante al reinado con la misma fantasía con la que salen al Carnaval y algún complemento más.

La organización también ofertó conceder una subvención de 500 euros a cada uno de los trajes, como incentivo para presentar una fantasía y evitar que se quede desierta la gala de los mayores.

Estas nuevas cláusulas se incorporarán en las bases que se llevarán al consejo del organismo autónomo de Fiestas, en los próximos días, que dará paso a la apertura del plazo de inscripción, previsto para la primera quincena de octubre, según prevé la concejalía que dirige Fernando Ballesteros.

Cabe recordar que el avance del programa del Carnaval 2013 establece la gala de la reina adulta el miércoles 6 de febrero. Sin embargo, la primera elección corresponderá a la tercera edad, el miércoles 23 de enero, que dará paso a la de los niños, señalada para el domingo 27 de enero.

Humberto Gonar

Chaqueta Diablos Locos 2013



Aquí esta la chaqueta del 2013 de Los Diablos Locos


Los Rumberos visitan a sus homónimos en Las Palmas Cubatao



Parranda al Solajero


El sábado 22 de Septiembre a partir de las 12:00 del mediodía vente a una Parranda al Solajero con asadero en el Casino El Porvernir de Puerto del Rosario.

Actuara la parranda Pikaretas, el duo Guajavi y la mejor música con dj Cat.

Se sorteara un cochino, una caja de vino y una caja kintos..


Donativo de 3 euros que incluye la comida.
Las entradas se pueden comprar a partir del lunes 10 de septiembre a cualquier componente de la murga.

Despide el verano con una Parranda...al Solajero!