lunes, 30 de enero de 2012

Una candidata bastante aplicada

Arquitectura Efímera. Así se llama la fantasía con la que Míriam atraerá las miradas de los miles de personas que se darán cita el día de la elección de la Reina del Carnaval del Cómic. El diseño de Julio Vicente Artiles representará a la empresa Seguridad Integral Canaria. "Por ahora estoy tranquila, pero me estoy agobiando porque la elección de la Reina me ha pillado en plenos exámenes en la facultad", dice la joven, matriculada en primero de Lenguas Modernas.


Míriam Ramírez, el pasado sábado en la capital grancanaria. i LUIS DEL ROSARIOLa estudiante es nueva en la Universidad, pero no en el escenario del parque Santa Catalina. Es la segunda vez que se presenta a la elección de Reina y, además, lo hace con la misma empresa. De pequeña participó un par de años con una comparsa.

"Claro que hay fallos la primera vez, no tienes ni idea y te pones nerviosa. En esta ocasión, estoy teniendo más ensayos y me siento más segura", afirma.

Para Míriam, que vive en Siete Palmas con sus padres y un hermano menor que ella, en la Gala de la Reina tan importante es la fantasía como la chica. "Creo que la elección depende, al 50%, de las dos cosas".

A pesar de estar por segunda vez sobre el escenario, su ilusión no ha descendido ni un centímetro. Ni la de ella, ni la de los familiares y amigos, que ya apuestan por ella.

"No me presento sólo para llevarme algo, siempre me gustó el Carnaval. Voy a disfrutar y a lucir la fantasía lo más que pueda", señala Míriam mientras aún no sabe con qué mascarita saltará a los mogollones.

No sueña con el cetro, pero sí con marcharse a estudiar fuera durante algunos años, a Londres para perfeccionar el inglés. Sus estudios son lo primero y apenas tiene tiempo para las aficiones. "Me paso todo el tiempo estudiando, y la Universidad no es el instituto", advierte.

LaProvincia-DiariodeLasPalmas L. S. V.

´El carnaval es un gran trampolín´

La joven, de 23 años, se subirá el próximo viernes 3 de febrero al escenario del parque Santa Catalina en el puesto número cuatro con la fantasía Criptonita, diseñada por Manuel Encinoso, Begoña Pérez y Francisco Romano. La representante del Centro Comercial Atlántico confiesa llevar sangre carnavalera. "Nací en Ingenio, pero sobre todo por mi padre que es de Agüimes".


Cynthia cuenta que fue al casting del centro comercial impulsada por una amiga. Ella, sin expectativas de ganar, salió vencedora entre una treintena de aspirantes mientras que la acompañante se quedó fuera. "Ella ya ha sido reina en otra ocasión e incluso dama. Yo no me lo esperaba, pero repetiría. La experiencia es maravillosa; lo mejor que me ha pasado".
Cynthia Santana se prepara para la gala en el gimnasio. La imagen es del sábado. i LUIS DEL ROSARIO
De momento tiene sus expectativas puestas en acabar la carrera de Trabajo Social, que ha comenzado este año. "Me gustaría poder ayudar a las mujeres y los niños maltratados. Soy muy sensible con esos temas".

Pero los brillos del Carnaval le pueden y Cynthia, que es aficionada a la moda y a la fotografía, también sueña entre bambalinas. "No me lo imagino, pero entregaría el cuerpo y el alma si salgo elegida. Para mí sería un trampolín bastante grande. Vamos a ver qué pasa. Depende del jurado".

Respecto al resto de candidatas señala que son "muy guapas. "Hay mucha competencia. No tenemos mucha confianza porque no llevamos mucho tiempo juntas, pero se las ve muy agradables y llevaderas. Creo que haremos buenas migas".

La joven, que vive con sus padres y es la menor de tan sólo dos hermanos, practica fitness, natación y asegura "leer bastante". "Como hago gimnasia no tengo que hacer dieta ni deporte para llevar la fantasía".

En cuanto a la competición que hay entre la Gala de la Reina y la Drag en los últimos años, la joven cree que cada espectáculo tiene su público. Y, tajante, afirma que ella "apuesta por las dos".

Si los ensayos y las pruebas del traje se lo permiten, asegura que actuará con su murga Las Miruflinas en el Carnaval de Agüimes.

LaProvincia-DiariodeLasPalmas L. S. V.

"La Noche Ríe", se sube a las ondas del Carnaval 2012

El Carnaval comienza esta noche en Teide Radio-Onda Cero con el programa La Noche Ríe. Desde hoy lunes y hasta el próximo 16 de febrero Raúl Díaz junto a dos históricos del carnaval chicharrero, Fran El Margarito y Fran El Chino, llevarán toda la actualidad de la Fiesta de la Máscara chicharrera de nueve a diez de la noche. Entrevistas, sorteos y la retransmisión de los concursos desde el Recinto Ferial y la Gala de Elección de la Reina serán algunos de los ingredientes del menú que ofrecerán el equipo de La Noche Ríe a todos los carnavaleros en el dial de la 94.0 de la frecuencia modulada.


Durante la primera semana pasarán por los micrófonos verdes de Teide Radio la candidata de DIARIO DE AVISOS y Centro Comercial PARQUE BULEVAR, Naomi Álvarez, músicos como Ray Castellano, y se harán programas especiales a personajes históricos del Carnaval tinerfeño.

Será en la segunda semana cuando comiencen las retransmisiones con las tres fases de murgas adultas, del 6 al 8 de febrero. Hasta el Recinto Ferial capitalino se desplazará el equipo de Carnaval que se completará con dos históricos de las murgas como son Felipe Ravina y Francisco Paredes, como comentaristas de las fases y de la gran final que se celebrará en el estadio Heliodoro Rodríguez López el 10 de febrero.

Será en la tercera y última semana de programación cuando se retransmita la Gala de Elección de la Reina con todo el equipo humano y técnico de Teide Radio, que contará con las colaboraciones de las periodistas Cristina García Maffiotte y Nuria Balsas en los comentarios. Como en años anteriores, la presencia de la calle, un tono “divertido” y “polémica cero” serán el principal argumento radiofónico de La Noche Ríe, que pretende acercarse a “la gran familia del Carnaval”.

Raúl Díaz, conductor del programa La Brújula de Tenerife en Teide Radio-Onda Cero contará de nuevo con dos co-presentadores de lujo, dos exmurgueros y conocedores de todos los entresijos de la fiesta de la máscara, Fran Margarito y Francisco Trillo Barroso El Chino que aportarán frescura, naturalidad y diversión a las noches carnavaleras de la emisora.

En una apuesta decisiva por las Carnestolendas santacruceras, la oferta del grupo de comunicación CANAVISA en papel con DIARIO DE AVISOS, en formato digital en la web www.diariodeavisos.com y a través de la radio en Teide Radio-Onda Cero se convierte el medio de referencia de esta edición 2012 del Carnaval.

Por último, las redes sociales a través de internet tendrán un papel destacado ya que toda la información de nuestro Don Carnal llegará a cualquier punto del planeta. DIARIO DE AVISOS y Teide Radio vuelven a tomar el pulso a la fiesta de la máscara este 2012.


El esfuerzo de un murguero

Dentro de una semana, Miguel Ángel Pérez subirá al escenario del carnaval de Santa Cruz y echará los restos junto a sus compañeros de la murga La Traviata. Lo lleva haciendo siete años, que son los años de vida de esta agrupación. Hasta entonces, nunca había estado en una murga. Eso sí, antes de decidirse a formar parte de ella, mucho antes de querer encajar su vida en el compromiso que requiere ser murguero, Miguel Ángel ya había sido tocado por la banda sonora del Carnaval.


Sus primeros contactos cara a cara con las murgas fueron gracias a su trabajo. Como técnico de imagen y sonido de televisión, participó en muchas retransmisiones de ensayos y concursos, tantas como para que acabara rondándole el gusanillo. Por eso, cuando unos amigos le propusieron crear una nueva murga chicharrera, dijo que sí.

Pero una cosa es rozar murgas y otra muy distinta es profesarlas. Si por un segundo pensó que sólo se trataba de cantar, no pasó otro sin que se diera cuenta de que se equivocaba. Ahí se cuecen más garbanzas de lo que parece a simple vista. Como asociación cultural que es, una murga tiene directiva, estatutos, tesorero, socios; se autofinancia como puede, se toman decisiones, hay discusiones y reconciliaciones; también están los trajes, las letras, las melodías, las voces, los ensayos, el director exigiendo mejorar, los dolores de garganta, los nervios, la responsabilidad con la gente, con sus seguidores; las peleas con el Ayuntamiento, las críticas de los periodistas, los agobios de llegar a los ensayos tras el trabajo...

Y todo esto le gusta a Miguel Ángel. Lo soporta bien. Lo asimila y lo incluye en su vida como si tal cosa. En resumen, forma parte de él y lo concibe como un colectivo que lo da todo por una de las fiestas más famosas del país. Pero su esfuerzo le cuesta.

Para empezar, vive en el norte, en Los Realejos, y, hasta que se quedó en el paro, también trabajaba por allí, por lo que en estos años ha quemado muchos kilómetros de su pueblo a Santa Cruz y de Santa Cruz a su pueblo.

De hecho, la distancia le ha ocasionado varios episodios de estrés. Por ejemplo, recuerda aquella vez que faltaban dos horas para que La Traviata pisara escenario en Santa Cruz y él todavía estaba trabajando en la retransmisión en directo del concurso de murgas del norte

Ese sí que fue un día malo, de esos en los que se acumulan nervios en el estómago y uno no sabe qué hacer: si reír o llorar. Al menos, llegó. En el local lo esperaban algunos compañeros que lo cogieron al vuelo, lo pintaron, lo vistieron y lo enviaron vía urgente al escenario del Carnaval. Por los pelos, pero cantó.

En otras ocasiones ha habido menos suerte, ya que también le ha tocado retransmitir el concurso de murgas en el norte mientras, varios kilómetros más al sur, tenía lugar al mismo tiempo el concurso chicharrero. Una faena, sin duda. Uno de esos momentos en los que Miguel Ángel ha tenido que hacer de tripas corazón y esforzarse en fijar la vista y el oído en su trabajo, mientras bombeaba sangre hacia su murga, que se la jugaba frente al público.

Afortunadamente, todos estos años de concursos y ensayos, de idas y venidas a la capital, le han hecho callo y, si la crisis no se lo impide, acabará militando las filas de murgueros veteranos. De hecho, ahora mira atrás y ya puede contar alguna que otra batallita de novato, como la primera vez que subió a la tablas carnavaleras para concursar ante Santa Cruz en pleno.

Su estreno en el campo de batalla no lo olvidará nunca. Incluso recuerda muy bien los minutos previos a la actuación. Lo explica como si lo estuviera viendo en este instante: en cuatro filas, él y sus compañeros esperando detrás del escenario, resonando en sus oídos los últimos acordes de la murga que actúa en ese momento. Luego, los aplausos y la despedida. Después, cómo el presentador da paso a La Traviata, cómo se abre el escenario y cómo ascienden por la rampa hasta salir frente al público y sentir la luz de los focos calentándoles las caras. Miguel Ángel confiesa que no podía mirar al frente. No era capaz. Ubicado en la segunda fila, cantaba con voz segura, expulsaba la tensión acumulada, pero algo le impedía fijar la vista en el público. Y así debutó. Con nervios, ilusión, tensión y pito de caña.

Este murguero asegura ser tímido. Lo afirma y reafirma sin ninguna duda. Si sube cada año a un escenario y canta cara al público se lo debe, ante todo, al apoyo de sus compañeros, con los que se mimetiza cuando actúa y así es capaz de plantar cara y sentirse colectivo.

La pertenencia a un grupo, formar parte de un equipo de trabajo por la satisfacción de hacer algo bueno sin más, es algo con lo que él se siente realizado, a gusto, como pez en el agua. Y, sobre esto, puede dar fe. Además de la disciplina que vuelca sobre la murga, Miguel Ángel también es un voluntario en un grupo de rescate de montaña del Gobierno de Canarias. Realiza prácticas cada semana y ya ha entrado en acción en muchas ocasiones. La última, el pasado 25 de diciembre, Navidad.

Ese día, a las ocho de la noche, recibió un mensaje de texto a su móvil: acababa de ser activado para participar en la búsqueda de un par de turistas que se habían perdido en Las Cañadas de El Teide. La cena navideña tuvo que esperar. Horas después, de madrugada, encontraron a los extraviados y todo terminó.

Miguel Ángel combina este trabajo voluntario con los ensayos y y otras responsabilidades de la murga. Aunque está en paro desde hace más de un año, no se queda ocioso en casa, sino que intenta mantenerse ocupado y con la mente bien despierta.

Estos días, su concentración está casi al 100% volcada en el Carnaval. La cuenta atrás ha comenzado y los ensayos se hacen cada vez más duros. Los meses han pasado volando desde que La Traviata comenzara a preparar el Carnaval en agosto pasado y, hasta ahora, Miguel Ángel lleva más de 200 días memorizando letras. Le llegaron hace tiempo por correo electrónico, con sus correspondientes tonos, y se las descargó en su reproductor de música para incorporarlas a la banda sonora de su día a día.

Técnicas de respiración, cantar con un lápiz en la boca para vocalizar o con tapones en los oídos para centrarse en su propia voz son algunas de las prácticas que ha tenido que hacer este murguero en la agrupación para perfeccionar estilo.
Miguel Ángel Pérez en el local de la murga La Traviata, en Santa Cruz de Tenerife.
No importa. Para él, todo es poco si de lo que se trata es de dejar el listón muy alto en el escenario carnavalero. Ni siquiera los desplazamientos en coche hasta la ciudad y la vuelta a casa de madrugada le desaniman. Lo único que no lleva bien es cuando el mal tiempo le pilla de noche en plena carretera, con el pésimo estado de la calzada y la poca luz que hay a lo largo del recorrido. Según dice, el estado de esas carreteras "infernales" ya han protagonizado alguna que otra canción de La Traviata.

El contenido de las letras de este año ya es otra cosa, es alto secreto, tabú hasta el día del concurso. Ni a base de lágrimas o sobornos soltaría una pista Miguel Ángel. De momento, su prioridad es no coger catarro alguno. "Los resfriados y las gripes matan a media murga", dice. Así que, garganta bien tapada, nada de juergas ni bebidas frías, y mucho ensayo. Esa es la receta.

De todas formas, a este murguero no le cuesta nada ser disciplinado. Asegura no ser nada carnavalero, en el sentido de irse de farra hasta la madrugada y pasarse las fiestas de bar en bar. Prefiere disfrutar con las actuaciones de La Traviata, en las que pone los cinco sentidos. En cuanto a su garganta, está a buen recaudo. Eso de esforzarla no le va nada. Ni siquiera cuando se trata de fútbol o de otras murgas. "Yo nunca discuto por esos temas", asegura. Aunque, nunca, nunca... tampoco es cierto.

Si se trata de poner a caldo a las murgas canarionas, no le frena nadie. De forma educada y sin exaltarse mucho, claro, pero el enemigo es el enemigo y uno es fiel a sus colores. No en vano La Traviata lo obsequió con el pin de oro de la murga. Un honor.

La Opinión de Tenerife Sol Rincón Borobia

La gran cantera de la batuta

Ya pueden estar tranquilos los directores de las murgas adultas que desde luego tienen cantera. Con 24 pequeñas murguitas, algunos de los responsables seguro que acabará al frente de alguno de los grupos críticos de mayores. Y entre ellas, ya hay dos nombres que sobresalen: Giany Pérez y Nayara Vera. Ambos tienen solo ocho años, aunque al verlos correr por el escenario, dirigirse al público a través del micrófono y disfrutar de la murga cualquiera lo diría.


Fueron la sensación durante el concurso de murgas infantiles celebrado la pasada semana en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife. Su desparpajo, su simpatía, su buenhacer... y su pequeño tamaño. Frente a murgas infantiles dirigidas por hombres o mujeres como castillos, Distraídos y El Cabito han optado por Giany y Nayara (respectivamente), para ser la cara de la murga.
Nayara y Giany, el sábado en el Recinto Ferial.
Tienen en común la edad y la destreza con la batuta, pero sus historias murgueras son algo diferentes. Giany fue el primero de los dos en hacerse con el mando de la murguita y ya destacó hace tres años cuando se subió al escenario por primera vez para dirigir a Distraídos. "Tampoco llevo tanto tiempo dirigiendo", dice el pequeño, mientras termina de vestirse con la fantasía de este año.

Con ocho años, llevar tres de director es casi media vida. Y ya ha aprendido una lección importante: "La murga me hace caso cuando quiere", afirma Giany Pérez. El pequeño gran director encima no solo se atreve a presentar las canciones, a orientar las trompetas, a marcar los cortes,... encima este año se marcó un solo en la presentación de la murga en el concurso, que despertó la ternura de los espectadores una vez más.

El pequeño afirma que no se pone nervioso casi nunca. De carácter tranquilo y sin una pizca de timidez, ni siquiera parece que vea complicación alguna en tener que dirigir una murga con componentes que rozan la mayoría de edad. Hasta los de 17 años se sienten orgullos de este pedazo de director, que tras un rato pensando con aspecto interesante acierta a esbozar una sonrisa picarona al nombrar a su director favorito: Lucas Mújica, de Triqui Traques.

No conocía a la otra directora revelación del año, Nayara Vera, y fue durante la espera por el veredicto el pasado sábado cuando ambos se encontraron. Se dieron la mano y sonrieron juntos mientras unos cuantos flashes de cámaras de fotos se agolpaban a su alrededor. Seguirán posando, juntos o separados, durante muchos años más en cabalgatas, cosos y actuaciones, así que está bien que se acostumbren.

Nayara se muestra más suelta. No para de sonreír y hasta se le escapa alguna carcajada. Perfectamente ataviada con la fantasía de El Cabito de este año, recuerda que fue ella la que se propuso par ser directora.

"Quería dirigir la murga y pedí que me dejaran", afirma la pequeña, que tampoco se muestra nerviosa ni en la actuación del concurso el pasado jueves en la primera fase, ni durante la deliberación del jurado que debía fallar los premios. "No tengo nada de vergüenza", admite Nayara, aunque no hace falta decirlo: no hay más que verla en el escenario para saber que ya es una gran directora. Aunque asegura que sí tiene alguna complicación que otra a la hora de dirigir la murga: "Como soy tan pequeña, no me ven siempre todos", afirma la niña, que se declara admiradora de Maxi Carvajal de Diablos Locos. A los trónicos no podrá dirigirlos, pero confía en "seguir de directora en adultas".
La Opinión de Tenerife María Plasencia

El jurado recompensa el espectáculo

Letras infantiles, bien interpretadas, con buena vocalización y con una puesta en escena interesante. Esos fueron los ingredientes que hicieron que el jurado designara en la madrugada del sábado a cuatro murgas infantiles como ganadoras de los premios de interpretación del concurso. Distraídos, Mamelones, Rebobinados y Lenguas Largas se erigieron como vencedores en el certamen, gracias a un veredicto en el que no hubo sorpresas. Se echa en falta el nombre de Rebeldes en el podio, del que no se veían fuera desde 2006, y en el que hicieron méritos para entrar.


Dos componentes de Distraídos tras ser nombrados ganadores del concurso.Aún así, si los chicos de José Francisco Cortés no pudieron celebrar un premio se debe a la excelente actuación de las cuatro que resultaron premiadas, entre las que destacó por encima de ninguna la intervención de Distraídos. Dirigidos por Giany Pérez, la murga ganadora del primer premio de interpretación supo combinar el elemento espectáculo con unas letras cuidadas y cercanas a las edades de sus componentes, con la firma de Airám Bazzochi. Pese a las dificultades para entenderles en alguna estrofa de ambos temas, estaba claro que arriesgarse tenía premio. En este caso el primero.

La celebración de Distraídos no fue mayor que la de los segundos clasificados en interpretación: Mamelones. No es de extrañar la alegría si se tiene en cuenta que la murguita de la Casa del Miedo recibió un doblete. Segundo premio de interpretación y primero de presentación no coincidían en la murga de Cathaysa Expósito precisamente desde que la directora debutó en la murga: 16 años. La joven asegura que la murga no esperaba ese éxito en este Carnaval, "o más bien no lo quería admitir, porque mucha gente felicitaba a la murga por la actuación".

No en vano, cuando Mamelones subió al escenario el pasado jueves, resucitó la primera fase de murgas infantiles. Dos canciones compensadas, del mismo letrista responsable de los temas de Distraídos, interpretadas con una musicalidad excelente valieron a los bichitos carnavaleros el segundo premio. "No era posible mejorar en lo que hicimos", asevera una orgullosa directora, quien explica el galardón en que "la murga fue muy infantil".

Más emocionado si cabe se mostraba ayer el director de Rebobinados, Romén Soriano, quien indicó que la mayor satisfacción al margen de la que produce "el trabajo bien hecho", es que la mayor parte de sus niños y niñas pudieron saborear las mieles de tener un cartón colgado del bombo. Rebobinados lleva dos años en el Carnaval y solo tres de sus componentes habían logrado un galardón en otras formaciones típicas, así que "con razón no se lo creían", explica Romén.

La joven murguita interpretó además una de las canciones más completas, relacionada con un viaje de fin de curso poco convencional que abordó temas para niños con algún recadito a los mayores.

Completa el podio el accésit de Lenguas Largas, murga que no escaló más posiciones porque no cantó haciendo el pino en el escenario. Fue la actuación tan equilibrada que rozó la perfección en dicción, armonía y contenido. "Pero lo de menos es el premio, nunca hay que valorarlos porque es la opinión de unas cuantas personas, lo importante es la actuación y la verdad es que al terminar lloré como un niño chico", admite su representante, Graci Martín.

La Opinión de Tenerife María Plasencia

Un fallo poco "Distraído"

El recinto ferial de Santa Cruz de Tenerife vivió la tarde-noche del sábado la tercera y última fase del concurso de murgas infantiles, la más numerosa en cuanto a público, pero la menos espectacular en cuanto a los grupos actuantes. A su conclusión se dio a conocer el fallo del jurado, que premió a Distraídos, Mamelones y Rebobinados, por este orden, en Interpretación, y a Mamelones, Sofocados y Rebeldes, en Presentación.

La sorpresa positiva de la tercera eliminatoria vino de la mano de la murga Lenguas Largas, que cuajó una actuación completísima y que despertó al público e hizo reír al jurado. La nota negativa la protagonizó Rebeldes, la murga infantil decana de la fiesta chicharrera. Los chicos de José Cortés, "El Pirata", tuvieron problemas con la vocalización en su primer tema, y, aunque fueron los mejores con su puesta en escena en el segundo, tampoco lograron el efecto deseado. Su público, eso sí, entregadísimo.

En la tercera y última fase también dejaron muy buenas sensaciones, aunque un peldaño por debajo de los dos grupos anteriores, Triqui-Traquitos y Guachipanduzy, mientras que El Draguito, Bambas y Carricitos mantuvieron el tipo. Chiripitifláuticos, en cambio, echó en falta un mayor número de ensayos y cubrió como pudo el expediente.

El Draguito.- Les tocó abrir el concurso y lo hicieron con un homenaje a aquellos murgueros que ahora están en otros grupos. En su primer tema, "Cómo valora el jurado a las murgas infantiles", se quejaron de lo de siempre: del jurado y sus valoraciones (pero eso es el concurso). Dijeron haberse quedado en el olvido por no ser una murga de nombre y de que se juega con la ilusión de los niños. Además, le recordaron a la Comisión de Fiestas que a ellos también les gustaría poder aprovechar el Carnaval de Día, que coincide con el coso. Aunque se les entendió perfectamente, en algunos momentos se les desacoplaron las voces. En su segundo tema, "Experiencia de los niños con los padres en la cabalgata de Reyes", también arremetieron contra Fiestas por la organización del acto. Aunque introdujeron algún toque de humor, como que el rey Baltasar "no es negro", e, incluso, repartieron caramelos, lo mejor fue el deseo final: "el año que viene será mejor". En algunos momentos de esta canción costó entenderles.

Rebeldes.- La expectación era máxima tras el varapalo del año anterior, en el que el fallo del jurado los relegó a la tercera posición, y tal vez eso les pasó factura. Tras una presentación muy enérgica arrancaron con "¿Al colegio británico o al de Taco? La educación no tiene precio?", un análisis de las diferencias entre la educación pública y la educación privada. Con la murga dividida en dos, los pijos y los otros, explicaron las diferencias que existen entre los centros privados y los públicos. En los primeros hay "laboratorios" a los que acudes con "bata" y el viaje de fin de curso es en el extranjero, mientras que en los segundos no hay tantos medios y hay que vender "polvorones" para viajar. Todo ello para acabar reflexionando que lo importante en la educación no es el dinero y que los niños de unos y otros centros tienen problemas similares. Aunque la canción resultó interesante, problemas de vocalización limitaron su efecto y le restó posibilidades. En su segundo tema, "El juguete de la abuela", dieron una vuelta de tuerca a la puesta en escena. Apareció cantando la mitad de la murga, y se le sumó la otra mitad apareciendo desde dentro de una caja de música, con los componentes disfrazados de bailarinas. El efecto visual, muy llamativo, pero poco más. Quisieron mostrar así la diferencia entre los juguetes de antes y los de ahora. "Cómo han cambiado los tiempos: ahora jugamos con videojuegos y ordenador", cantaron. Pocos argumentos para una murga tan grande.

Bambas.- Los grillos verdes de Raisa Jiménez, con letras y montaje musical del Bambón Julio Alexis Fernández, cantaron "¿Travieso yo? ¿Y tú?" y "No me critiquen por criticar". En el primero comenzaron cantando la historia de un niño desde que nace hasta que llega al colegio, para acabar arremetiendo contra los "caraduras" políticos. Aunque suene raro, fueron los primeros que mencionaron en sus letras a Miguel Zerolo, alcalde de Santa Cruz hasta el año pasado, y a Ángel Llanos. Tal vez por que no se les entendió en algunas partes de la canción se perdió el hilo argumental. En su segundo tema criticaron el mal reparto del dinero en el mundo, la ONU incluida, y los recortes en educación. "Las injusticias no me las pienso callar; hay que luchar por los demás", cantaron. Una letra demasiado seria para un grupo de niños. Y lo reconocieron.

Chiripitifláuticos.- La franqueza de su director, Maikel Nazco, antes de comenzar a cantar acabó con cualquier expectativa: solo llevamos un mes y medio ensayando. Se notó sobre todo en su primer tema, "El supermercado", en el que intentaron narrar las peripecias propias de un día de compras con papá y mamá en el supermercado, en el que los niños se aburren. Poco que decir porque costó mucho entenderles. En su segunda canción, "Verdades de murgueros", arremetieron contra todo lo que rodea al Carnaval: cada vez es más complicado salir; hay que pagar por todo. Además, dijeron que el concurso de murgas infantil es "una farsa" y le dieron un recadito a otros grupos por apagar los micros de los más pequeños para no desafinar. Otra letra perdida para denunciar problemas internos de la fiesta. Y esta vez sí se les entendió bien.

Lenguas Largas.- Apuntaron maneras desde la presentación, y no defraudaron. Dirigidos magistralmente por Yeray Vargas, en "Yo te quiero enseñar" narraron las dificultades que entraña cuidar de un hermano menor, desde sacarlo de la guardería hasta evitar que meta los dedos en el enchufe, o ayudarle a hacer la tarea. Aprovecharon la tesitura para quejarse de lo cara que es la educación y para destacar los esfuerzos que hacen los padres con sus hijos (homenaje a mamá incluido). Acabaron con una reflexión: somos privilegiados; hay muchos niños en el mundo que lo están pasando mal. Con una selección musical muy acertada, combinaron muy bien crítica y humor, con el único pero de que alguna estrofa costó descifrarla. Su segundo tema, "Creo que me estoy enamorando, y como sé que me estás escuchando te lo digo cantando", es un ejemplo de humor. Contaron la historia de un adolescente que quiere declararse a una compañera y no encuentra el momento oportuno por tanto ajetreo con la murga. Cuando llega el momento -parodia incluida-, el hermano menor frustra la operación. Motivó la risa del público. Aprovecharon también para dar un recadito a la Comisión de Fiestas por tanto desfile para las murgas infantiles y para alertar de los peligros de las redes sociales. Una letra muy completa, incluso con una parte en inglés (el tono del móvil).

Guachipanduzy.- Con Lara Coello al frente, completaron una actuación muy aceptable. "En recortes, recortes y más recortes", su primer tema, denunciaron los "tijeretazos" en servicios básicos como la sanidad. "Fui al pediatra y para verme la garganta usó medio palito; el otro medio era para el siguiente", dijeron. También tuvieron toques de humor, pues los recortes también afectaron al alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez. "Por eso se quedó chiquitín", cantaron. Además, lanzaron otro recadito a Fiestas por haberlos colocado en la final de murgas adultas de 2011 en un lugar en el que no veían a sus mayores, aunque, al contrario que el resto, excusaron la rebaja en la subvención si el dinero es para algo necesario. Todo un detalle. Muy bien en vocalización. Tal vez les faltó más variedad musical. Sí la tuvo su segundo tema, "El regreso de Robin Hood", en el que, sin embargo, volvieron a aflorar temas internos de los grupos. Denuncia a la Federación de Murgas Adultas por organizar los actos sin contar con los niños. No obstante, y haciendo alusión a su fantasía de héroe de los pobres, se erigieron en defensores de los que menos tienen. "Quitaría dinero a los ricos para que ningún niño se quede sin estudiar", cantaron, a lo que sumaron también que eliminarían las dietas de los políticos para ayudar a todos aquellos que usan los comedores sociales. Por ayudar, ayudarían también al Tenerife a salir de 2ª B. Salvo alguna estrofa, un tema muy original.

Triqui-Traquitos.- La tribu africana optó por convertirse en bebé en sus dos temas. En el primero, de crítica, "Con los pañales puestos y el biberón tomado, nos vamos a la cuna que estamos agotados", denunciaron asuntos del Carnaval y de la sociedad en general: las entradas agotadas para ver a los reyes en el estadio, el concurso es una pesadilla, con la crisis cada vez nos quitan más... Costó seguir el hilo argumental. Su segundo tema, "Mi primer día en la guardería", dejó muestras de la factoría Triqui. También de bebés, narraron el primer día en la guardería con personajes tan variopintos como Justin Bieber, José Manuel Bermúdez ("el que manda aquí") o Cristina Tavío, "que se quedó sin nada y se puso rabiosa", con música de Shakira. Genial la puesta en escena y la sátira.

Carricitos.- En su primer tema, "Si no lo digo reviento, ento, ento", criticaron la situación de algunos niños en el mundo, y advirtieron a Fiestas de que con los más pequeños no se juega. Muy bien en vocalización, pero demasiado serios. En su segunda canción, "No creas que por ser menor no me entero", se quejaron de que no les hacen caso por ser pequeños. Calificaron de "horterada" el cartel del Carnaval, "que un niño pinta con más cariño y respeto". No les acompañaron las voces.
O. González

"Las parodias ya están un poco pasadas de moda"

Más allá de que Distraídos se alzara el sábado con el primero de Interpretación, o que Mamelones cosechara el segundo, o Rebobinados, el tercero, el gran ganador del concurso de murgas infantiles es Airam Bazzocchi, autor del repertorio de Distraídos y Mamelones, y exponente de una generación a la que también se vincula al letrista de Rebobinados, Carlos Casanova. Bazzocchi acaba de cosechar por tercera vez consecutiva el primer premio de Interpretación (2010, con Rebeldes, y 2011 y 2012 con Distraídos). Bazzocchi (Santa Cruz de Tenerife, 1987) comenzó en murgas en Bambas, en 2000, para subir a militar en Ni Pico, 2003; Singuangos, 2004; Trabas, 2005 y 2006; Bambones, 2007-11, y este año con Mamelucos.

¿Satisfecho con el veredicto?
Contento porque el trabajo que han realizado los niños se ha visto recompensado por la gente, que dice que le gustan mucho.

¿Quién ha ganado: Distraídos y Mamelones, o Airam Bazzocchi?
Han ganado Distraídos y Mamelones, y yo con ellos. En la actuación entra el concurso de todos.

¿Ha habido nivel en el concurso?
No hubo muchas cosas que me sorprendieran... Me queda pena que no haya más nivel en general. Creo que el año pasado hubo más nivel en el concurso; igual que creo que Distraídos tiene esta edición un mejor repertorio. Teníamos una apuesta fuerte y sabíamos que era muy difícil repetir el primer premio, pero los niños han formado en Distraídos un grupo compacto y hacen todo lo que les pides.

¿Alguna decepción?
Decepción, no; tal vez descolocado con algunas murgas que no fueron fieles a su estilo. Rebeldes solo fue Rebeldes en su segunda canción, con la parodia; esperaba reírme más con Sofocados...

Cuando uno gana premio, ¿los veredictos los discute menos?
No, yo discutí el veredicto del año pasado (ganó Distraídos y Rebeldes quedó tercero). Uno tiene que ser sincero y encajar la crítica.

¿Qué criticaría de la actuación que hizo Distraídos?
La falta de vocalización en el primer tema. Lo hicimos demasiado rápido.

¿Y de Mamelones?
El cuerpo de baile en la canción del musical acaparó toda la atención, y no tendría que haber sido así, pero la culpa fue nuestra, de los mayores, de Xerach Casanova y mía. Cuando pensamos en el cuerpo de baile, teníamos que haber pensado en darle un poco de protagonismo más a la murga.

¿Cuál es la murga que más le gustó musicalmente?
Por lo que vi en directo, Rebeldes, y también Lenguas Largas, y Mamelones, por supuesto.

¿Tiene clavada la espina de no estar en Rebeldes este año?
Se me queda la espina clavada de no contribuir a ayudar a mi hermano, y a gente buena que hay en la murga también.

Cuando comienza un repertorio, ¿cuál es su reto?
Mi objetivo es ser siempre diferente y reinventarme, al menos intentarlo, aunque no gane premio. Algunos letristas intentan imitar a la que ganó y, por eso, la clave está en hacer otra cosa diferente.

¿Vivimos un exceso de parodias en las murgas infantiles?
Las parodias están un poco pasadas de moda en las murgas infantiles y el espectáculo debe estar dentro de la murga, como ocurre este año en Distraídos. El año pasado, con Rebeldes, hicimos un despliegue espectacular con los platós de televisión. Y dije: Hago esto y no vuelvo más. Hay gente que se preocupa más por la parodia que por la calidad de la letra.

¿Quiere una final infantil?
Soy partidario de la final infantil. Es una forma también de educar a los niños. Ojalá todos los golpes en la vida fueran no pasar a una final de murgas. Tienen que saber perder y ganar; sobre todo saber ganar, porque hay quien no sabe...

¿Ustedes saben ganar?
Sí, y me siento muy orgulloso. Nosotros, a diferencia de muchas murgas adultas incluso, cuando ganamos vamos al local y no hablamos de nadie sino ponemos musiquita, a comer y ya está. Inculcamos saber ganar y perder.

¿Es partidario de abrir el cupo a nuevas murgas infantiles?
Abriría el cupo, pero sería exigente porque hay que tener un mínimo de calidad y de componentes; endurecería las bases por el bien del concurso. Los mayores les deben dar aliciente a los niños para que vayan; a veces se suben muchos cochitos para llegar al mínimo por falta de componentes.

Este ha sido el primer año de un concurso con federación infantil. ¿Ha servido para algo?
Distraídos no sabe de la federación desde hace un par de meses, pero al principio había una buena expectativa porque el objetivo era mejorar las bases. No queremos que algunas personas nos representen, pero, si se hace bien, es una buena idea. No puede ser que se haya creado una federación para cerrar el cupo a nuevos participantes. Para eso no quiero una federación.

¿Hubo colados este año?
Lo que se vive a veces en la trasera del escenario es una vergüenza. Cada uno que mire en su casa. Un niño colado no te hace nada, salvo que tenga una voz espectacular... Pero detrás se viven muchos nervios, piden que se despinte a un niño porque dicen que es colado y luego ven que es un niño de 12 años que mide 1,80 metros... Esas personas deberían dedicarse a ensayar mejor a sus murgas; algunos parecen perros de caza detrás del escenario.

¿Hay murgas infantiles a la altura de murgas adultas?
El espectáculo de Distraídos, en su segunda canción de este año, no le envidia a nadie; está claro que habría que extrapolar esa idea a las murgas adultas.

En la murga infantil, ¿prima la crítica o el humor?
Me gusta mezcladito; a veces también asociamos humor con historia, y para mí hay historias que no me han hecho gracia. Y la crítica... a veces se pasan. Las letras que funcionan son aquellas que, cuando tú la llevas a la murga, los componentes sonríen.

¿Qué espera de las murgas adultas?
Deseo que se suba el nivel. Las finales son superaburridas. La gente se cansa y, en el estadio, más. Tienes que llegar con letras y voces para paliar la lejanía con el público que no te ve los movimientos. Hay que sacar ya la final del estadio. Aunque no sea políticamente correcto, es preferible un grupo más reducido por el bien del espectáculo. No tiene razón de ser una final con 20.000 personas, diez mil hablando.

Por estilos, ¿cómo definiría a Bambones?
La murga más completa a la que todos intentan seguir e imitar en algún momento.

Diablos Locos.
La locura que cuando la hacen ganan y cuando no la hacen no gusta.

 
Triqui-Traques.
Innovación y humor.

La Traviata.
Argumento. Seriedad. Buenas voces.

Triquikonas.
Desparpajo e intento de hacer cosas nuevas.

Marchilongas.
Veteranía, aunque varían mucho de un año para otro.

Ni Pico.
Ni Pico era Alexis Hernández.

Mamelucos.
Mamelucos, si pasan, serán Mamelucos en la final.

 Humberto Gonar

¡Llega el Carnaval!

Ahora más que nunca el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2012 está a la vuelta de la esquina. Solo hay que darse un paseo por el mítico parque de Santa Catalina, epicentro inigualable de las carnestolendas, para darse cuenta de que la capital grancanaria ya bulle con los preparativos para su fiesta más participativa y multitudinaria. La enorme viñeta que presidirá la fiesta en forma de escenografía, ideada por Alberto Trujillo, ya destaca con una visión, puramente de tebeo, de los paisajes y edificios más emblemáticos de la ciudad y de la isla de Gran Canaria. La estatua de Alfredo Kraus y el casco histórico de Vegueta ya presiden la escena que acoge este próximo viernes, a partir de las 21.00 horas, la elección de la reina de las carnestolendas.
Será el mejor pistoletazo de salida para los diecinueve días en los que las penas estarán prohibidas y donde el humor, la ironía y las ganas de disfrutar de la vida serán de obligado cumplimiento.
Los diseñadores afrontan esta recta final con cierta tranquilidad, no en vano las diez fantasías que competirán por el cetro y la corona de la fiesta están más que culminadas. Solo quedan algunos retoques, sin mayor importancia. «La verdad es que estamos bastante tranquilos, con ganas de que llegue el día», afirma Julio Vicente Artiles, que este año presenta dos candidatas.
Willie Díaz, diseñador de la fantasía con la que competirá el Centro Comercial El Muelle, también muestra la ausencia de nervios, pese a faltar solo cinco días para el evento cumbre de la fiesta.
«Nervios no hay ninguno, lo que hay son ganas de que el público vea la fantasía y el duro trabajo que hay detrás», añade Díaz.
Hablar de las candidatas es harina de otro costal. Ellas sí que viven estos días previos con dosis extra de nervios, que en algunos casos les quitan hasta el sueño. La ilusión por deslumbrar con sus fantasías y de ser parte activa de la fiesta que todas aman con locura pueden con los nervios y con lo que les echen encima. Para ello contarán con 26 metros de pasarela, por primera vez en la historia del carnaval, donde poder lucir las fantasías ideadas por los diseñadores de la fiesta.
sentencia. Una vez coronada la reina de la fiesta, el sábado tendrá lugar la primera noche del carnaval en los ventorrillos del Intercambiador de Santa Catalina. Será la primera de las cinco noches de carnaval, tras el susto judicial de esta semana en la que se reaviva la polémica entorno al derecho de descanso de los vecinos de la zona. El alcalde de la capital grancanaria, Juan José Cardona, insistió esta semana en que los actos están garantizados.

              Carlos S. Beltrán

Reyes: ´No me gusta la gente que ve el Carnaval como un problema´

- ¿Cuántas historietas ha tenido que leer para el Carnaval y cuántas le contaron en su vida?
- Algunas historietas me han contado en la vida y, lo triste, es que me las he creído. Creo que de todas se aprende. Para preparar el Carnaval he intentado leer de todo un poco. Cómics clásicos, contemporáneos, europeos, americanos. No soy un gran lector de cómic, pero sí soy de la generación de los superhéroes, del cine de animación y de aventura.

- ¿Hay que tomarse la pócima de Asterix para organizar el Carnaval capitalino?
- Sin duda. He traído a Asterix y Obelix para que me echen una mano con los galos para sacar esto adelante.
Israel Reyes con el vaquero Lucky Luke, en Santa Catalina.

- Romanos no parece haber a la vista, aunque no sé si en las carnestolendas a quien se teme más es a las murgas.
- No las temo, las admiro. Pero, como a los romanos del cómic, les tengo mucho respeto. Afortunadamente, no han perdido su punto divertido. Atacan, pero con humor.

- ¿Cree que para verlos también hay que pagar entrada?
- Creo que hay que financiar en la medida en que se pueda los gastos. Si el precio simbólico que tienen las entradas ayuda a cubrir algunos, aliviamos el resto del presupuesto.

- ¿A quién o a qué le ha lanzado ya un menhir?
- No se lo lanzaría al tribunal, pero sí a la sentencia. [Contra los mogollones]

- ¿Se ha llamado ya a Batman para que arregle lo de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia a la que alude?
- ¡Ojalá¡ No sé los contactos de Batman, pero necesitamos a un superhéroe que le haga entender a los vecinos que la convivencia y el respeto tienen que ser mutuos.

- Su trabajo es como una misión secreta hasta la noche de la Gala de la Reina. Conocemos al súper, pero ¿no sé si usted es Mortadelo o Filemón?
- Creo que hay que ser más Mortadelo por aquello del disfraz para poder ir apropiadamente en cada circunstancia.

- En el escenario hay mucho bocadillo, ¿es por la crisis?
- En el Carnaval siempre ha habido mucho bocadillo para aguantar las largas noches. Lo importante es que este año tenga fiambre dentro.

- ¿Puede que haya habido mucho manga en el ayuntamiento?
- Conozco dibujos japoneses, pero mangas del otro tipo, afortunadamente, no me ha tocado lidiar con ninguno.

- Con su experiencia en el Carnaval, supongo que usted ya es más rápido que su sombra como el vaquero Lucky Luke, ¿las ve venir todas?
- No, siempre se escapa algo. Me gustaría llegar a los sitios antes que mi sombra, como Lucky Luke. Estos días tengo muchos frentes abiertos, pero la gente es muy comprensiva y me protege. No tengo que correr tan rápido como Lucky Luke.

- Por primera vez en los Carnavales no hay Pregón en el parque aunque éste se lanzó a través de internet, ¿son los recortes económicos o es el preludio de lo que será esta fiesta en los próximos años?
- Una asignatura pendiente es revisar hacia dónde va el Carnaval. El que hayamos hecho este año este pregón demuestra que la organización tiene espíritu renovador. Creo que es necesario para una fiesta tan viva como ésta; que no puede quedarse anclada en el pasado.

- Por primera vez también, en la Gala de la Reina las candidatas desfilarán por una pasarela, ¿no teme que los espontáneos le arruinen la fiesta?
- No. Es la primera vez que se usa. Pero, si algún espontáneo quiere subirse que lo haga, por lo menos, como Tintín.

- ¿Nos espera alguna sorpresa más?
- Más que en las sorpresas confío en la energía de toda la gente que colabora en la Gala. Es difícil, hoy con los medios, guardar alguna sorpresa. Pero, a lo mejor, hay que mirar para el cielo durante la Gala.

- ¿Qué nos deparará la Gran Gala? ¿Un remix?
- Creo que una oferta novedosa. No es la primera vez que se hace una gala donde se reúne a los premiados. Pero vamos a dar un giro más dinámico. En dos horas, la gente de la ciudad y los visitantes verán lo mejor del Carnaval. Reinas, drags e incluso perritos del concurso canino. Puede ser una fiesta colorista y un buen retrato de lo mejor del Carnaval.

- Ya están elegidos los presentadores de la Gala de la Reina y la Gala Drag, pero si hay algún imprevisto, ¿hay parejas de cómic para sustituirlas?
- Hay recortables gigantes dispuestos a pintar los bocadillos que hagan falta. Como decimos en el teatro, tenemos cover suficiente. Están Asterix y Obelix, Mortadelo y Filemón y Zipi y Zape.

- ¿Cree que en este país hay mucha Rué del Percebe?
- Haberlas, hailas. Pero si son tan divertidas como las del cómic, vale. Las peligrosas son las que acaban en los juzgados.

- ¿Y en esta tierra?
- Desgraciadamente, sí. ¡ojalá todo se quedará en el papel del cómic¡ Y ese trapicheo y forma de entender la vida fuera cambiando y fuéramos todos más solidarios y aplicáramos más el sentido común.

- ¿Robin bailará con el capitán Trueno en este Carnaval?
- Robin va a bailar con todo el que se le ponga por delante. Con sus antecedentes, puede terminar en chiringay.

- A Mafalda no le gusta la sopa y a usted ¿qué no le gusta de los carnavales?
- La gente que no tiene sentido del humor y que ven el Carnaval como un problema. El Carnaval es una suerte.

- Si va de Zape, ¿a qué político llevaría como Zipi?
- No soy de hacer parejas políticas. No es mi territorio.

- No veo a Milú así que le preguntaré por su gata, ¿sigue metiéndose en los bolsos?
- En los bolsos y en las maletas. Pero Milú viene con Tintín. Se quería presentar al Carnaval canino, pero le dijimos que no porque era muy plano.

- Por cierto, ¿qué cómics leía de pequeño?
- Mortadelo y Filemón. Llegue a tener colecciones que, por cierto, las he estado buscando, pero no quería remover mi subconsciente. Mi tío leía cómic y dibujaba. Mis primeros dibujos fueron de Mortadelo.

- Esta historieta se ha acabado, vayamos por unos instantes a los cuentos infantiles, ¿quién es su hada madrina para que haya trabajado sin problemas con el PP y el PSOE en la organización de este evento?
- La constancia, la responsabilidad, los resultados y creer que en este país para trabajar no hace falta carné político.
  LaProvincia-DiariodeLasPalmas Lourdes S. V.

El Ayuntamiento de Arrecife llega a un acuerdo con la Televisión Canaria para la retransmisión de los Carnavales

El Ayuntamiento de Arrecife alcanzó el pasado viernes un acuerdo con la Televisión Canaria por el que ésta retransmitirá en directo las fases de clasificación y la final del concurso de murgas, las galas de elección de la Reina y la Drag Queen y el carnaval porteño, según ha confirmado este domingo la institución en nota de prensa.
Así lo ha anunciado el concejal de Fiestas, Víctor Sanginés, tras la reunión mantenida en Las Palmas con responsables de la cadena autonómica, quienes se mostraron muy satisfechos con la propuesta del edil.
El concejal ha recordado que, en virtud de ese convenio, que se ha negociado para cada agrupación, las murgas dispondrán de faldones publicitarios durante sus actuaciones, con el fin de acceder a fondos a través de patrocinios empresariales. El beneficio irá destinado a ellas en su totalidad, según el compromiso del edil, de buscar vías alternativas que minimicen la reducción de la ayuda institucional.
“Espero que esta posibilidad anime finalmente a las agrupaciones a participar en el concurso, pues sin duda son parte del alma de nuestro Carnaval”, dijo Sanginés.
El edil ha querido hacer explícito su apoyo a las murgas. “Estoy convencido de que las murgas serán compresivas con la situación económica del Consistorio y aceptarán las nuevas condiciones económicas. Todo esto pasará y acabaremos disfrutando del magnífico Carnaval que cada año ofrece Arrecife”, apuntó.
El canal del Carnaval de TVC permitirá a todos los habitantes del Archipiélago conocer un poco más de cerca las peculiaridades de las Carnestolendas arrecifeñas y el enorme apoyo y participación de todos los vecinos y vecinas de la capital.
“Además, nuestro novedoso carnaval porteño, que discurrirá el primer sábado por la mañana por el centro de la ciudad, acercará a todos los hogares de Canarias la belleza de nuestro litoral y el bullicio de nuestro casco histórico”, dijo.

´El Museo del Carnaval tendrá que esperar´

´El Museo del Carnaval tendrá que esperar´    - ¿Para cuándo el tan esperado museo del carnaval?

- Todos los que amamos el Carnaval pensamos que esta ciudad debe tenerlo. Creo que vamos a conseguirlo, pero en estos momentos, a día de hoy, año 2012, no lo tengo previsto porque las condiciones económicas en las que nos movemos no nos lo permiten, lo que no quiere decir que no tengamos en cartera este proyecto para estos cuatro años o que no estemos pensando en cómo recopilar todo ese material. Muchas veces se monta un museo sin proyecto, sin embargo, aquí el proyecto está y lo que nos falta es presupuesto para poder llevarlo a cabo.

- Al pequeño museo de Ginés Betancor han ido ya varios miles de personas. ¿Se imagina usted si lo hace el Ayuntamiento en el parque Santa Catalina?

- Lo he visto, pero la ciudad necesita otro referente más importante. Tenemos tres años y medio y espero más adelante que las condiciones económicas nos permitan montar un museo en condiciones. Es un sueño que queremos verlo hecho realidad. Gracias a personas como Ginés tenemos muchos recuerdos y mucho material que se ha conservado, como tantas otras personas que guardan muchas cosas del carnaval. Lo que está claro es que, de momento, el museo tendrá que esperar. 

LaProvincia-DiariodeLasPalmas J. F. F.

Laura Ojeda: "Nunca olvidaré la imagen del público"

La vigente reina de la fiesta afronta sus últimos cinco días de reinado con cierta tristeza pero satisfecha del papel jugado en la promoción del carnaval de la capital grancanaria. por algo fue miss las palmas en 2004 y segunda dama de miss europa en 2006. Tiene un futuro prometedor.Publicidad— Quedan cinco días para dejar la corona, ¿te da pena?


— La verdad que sí, para que te voy a engañar, algo triste sí que estoy. Aunque, por otro lado, estoy contenta porque ha sido un año muy bueno, en el que he podido hacer distintas cosas, he conocido a diferentes personas, he podido viajar... Ya es hora de que otra de las niñas que se presentan puedan disfrutar de un año tan bueno y positivo como el que he vivido yo.

— ¿Qué tal esos viajes?

— Pues viajes he hecho de todo tipo, el último fue a Fitur, donde me lo pasé estupendamente y me trataron genial. Pude ver y conocer muchos lugares nacionales e internacionales. Además, hay un proyecto de ir al carnaval de Miami en junio, invitada por Fernando Méndez, y, bueno, es una cosa que sigue en el aire, y esperemos que salga, que espero que sí.

— ¿Qué relación tienes con Méndez?

— Es una persona maravillosa que trata muy bien a sus niñas, está siempre pendiente de todo y pendiente de que no te falte de nada. Es una persona a la que quiero mucho, y le deseo toda la suerte del mundo este año, sé que es muy bueno en su trabajo y cuenta con un equipo de profesionales excelente. Además, este año la candidata es una modelo guapísima y sé que van a hacerlo muy bien. Espero que le reconozcan este año su trabajo.

— Personalmente, ¿con qué te quedas de este año de reinado?

— Me quedo con el cariño de todo el mundo, porque no me esperaba esa acogida de toda la gente, sobre todo el respeto, que te pregunten en la calle cómo estas y cómo te va todo. Me quedo, personalmente, con todo el cariño que me ha dado la gente en este año de reinado.

— ¿Y profesionalmente?

— Con los viajes que he hecho y el estar en sitios donde no había estado antes y que me haya abierto un poquito más las puertas tanto a nivel del mundo de la moda, como en otros ámbitos.

— Entonces, ¿ser reina abre puertas en la moda?

— No deja de ser un título. Luego tú tienes que demostrar lo que vales, yo siempre he trabajado y he tenido la suerte de poder trabajar y seguir trabajando en la moda. Quizás en este sentido no lo he notado mucho porque como es mi profesión, no sé si me ha abierto puertas o no. Lo que sí sé es que me ha enriquecido muchísimo como persona y, bueno, ha sido todo un orgullo representar a mi carnaval en los lugares a los que me han invitado, y poder llevar un trocito de mi isla a todos los rincones posibles.

— ¿Qué recuerdas de esa noche mágica?

— El momento en el que me pusieron en la rampa y me dijeron que me tocaba salir a mí. Tengo la imagen del público, de las caras de la gente, y eso que en ese momento miras a la gente y no les distingues. Lo que impactó que la gente viera el traje nada más abrirse la puerta, nunca lo olvidaré. Ese es el momento que más me viene a la cabeza, y cuando estaban dando las puntuaciones y estaba desmarcándome, ese momento fue inolvidable.

— ¿Y de la cabalgata?

— La cabalgata fue muy dura la verdad, porque no es que lloviera, es que diluvió. Pero me quedo con la imagen de la gente, de lo carnavalera que es, que pese al chaparrón que estaba cayendo, estaba todo el mundo en la calle, gritando, dándome ánimos, dándome de beber e incluso una señora se me acercó y me dio su abrigo. La gente estaba muy entregada, y todo pese a que estaba lloviendo.

El Carnaval también vende Santa Cruz

Algunos son ya un clásico del Carnaval porque suman hasta 20 años de visitas ininterrumpidas y a otros se les reconoce por la cara de asombro y el entusiasmo con el que siguen actos como la Gala de la Reina, la Cabalgata y el Coso, siempre parapetados detrás de una cámara y en muchas ocasiones, con un micrófono en la mano. Son los periodistas que cada año, desde hace décadas, llegan a Santa Cruz de Tenerife invitados por Turismo de Tenerife para conocer el Carnaval.


Desde que el Carnaval de Santa Cruz dio a partir de los años 80 el ‘salto’ que lo convertía año a año en objeto de reportaje por los medios nacionales, el esfuerzo promocional del Ayuntamiento, en primer término, y después, ya con más fuerza por el Cabildo, la Sociedad de Promoción Exterior de Tenerife (SPET) LUEGO, y ahora Turismo de Tenerife, se haN centrado en lograr vender la fiesta fuera de nuestras fronteras insulares.

Como todo en los carnavales chicharreros, los primeros pasos para garantizar y fomentar la presencia los actos en radios, periódicos locales y en la única televisión del momento se dieron forma de forma espontánea por las propias empresas que solicitaban, en ocasiones, al Ayuntamiento y al Cabildo apoyo para costear los traslados o el alojamiento. Así, las hemerotecas nos muestran a unos jovencísimos Iñaki Gabilondo, Andrés Aberasturi, Concha García Campoy o María Teresa Campos haciendo sus programas desde Santa Cruz en coincidencia con las fiestas de la máscara.

La presencia de esas estrellas mediáticas también se utilizaba para darle un mayor realce al jurado de la Reina y lograr, así, una mayor implicación con la fiesta. Mención aparte merece Carlos Herrera, fiel a su cita con el Carnaval y con Santa Cruz desde hace décadas y, probablemente, el periodista de talla nacional que mejor conoce las carnestolendas chicharreras. Él y su equipo no necesitan presentaciones en algunos puntos clave de la fiesta y restaurantes señeros de la capital donde se le espera cada mes de febrero y a donde acude puntualmente después de promocionar la Isla desde su programa en Onda Cero.

Luego, con los años, y sobre todo tras la creación de la SPET y en coordinación con el Ayuntamiento, esas ‘invitaciones’ se formalizaron y, sobre todo, se profesionalizaron, preparando para ello completas agendas de visita (programas de hospitalidad) para que, durante su estancia en el Carnaval, se llevaran una idea global no solo de la fiesta sino también de los lugares de interés, la gastronomía y la historia de la capital y de la Isla. Con el Hotel Mencey, y, más tarde, el Contemporáneo y el Botánico, como cuartel general se despliega todos los años un operativo que busca presentar a Don Carnal de la mejor manera posible a quienes luego serán los responsables de venderlo fuera de nuestras fronteras insulares. Aunque al final, y nunca falla, la mejor carta de presentación de la fiesta es la que viven ellos mismos, desde la tribuna de invitados de la Cabalgata y desde la esquina de El Águila, en plena noche carnavalera.

Cierto es que la crisis le ha dado un nuevo enfoque al plantel de invitados. Así, hace diez años se intentaba buscar la asistencia de periodistas del corazón conjugando su participación con la de algunos invitados estrella al jurado, lo que siempre garantizaba la presencia del Carnaval en las siempre abundantes páginas de revistas de papel cuché y en los programas rosa de la televisión. Ahora, sin olvidarse del peso de algunas agencias especializadas en prensa amarilla, los esfuerzos se centran más en medios internacionales y nacionales de información general.

Doble ‘venta’

La promoción del Carnaval fuera de nuestras fronteras tiene un doble enfoque. Por un lado, mediante la presencia de periodistas ‘invitados’ y por otro la que los propios grupos y las reinas hacen fuera de nuestras fronteras acudiendo a ferias y congresos. Actos puntuales a lo largo de la agenda de promoción exterior de la Isla que sirven para llamar la atención de potenciales visitantes y tour operadores. De hecho, Turismo de Tenerife ha contado con los más de 100 grupos del Carnaval para promocionar la imagen turística de Tenerife, mediante un acuerdo de patrocinio que especifica que los colectivos carnavaleros se comprometen a utilizar el logotipo turístico de la Isla, Tenerife, disfruta de todo, en los elementos identificadores de la agrupación, como bombos, banderolas, chándales, chaquetas o camisetas y también se incorporará en la cartelería, vídeos, DVD y cedés que pudieran editarse de sus actuaciones así como en su página web. Es decir, en cualquier elemento de difusión de la agrupación.

Entre los últimos ‘actos’ destacados del Carnaval de Santa Cruz fuera de nuestras fronteras destaca la promoción que hace unos años se realizó en Praga donde la Reina del Carnaval acaparó la atención de los más importantes medios de comunicación del país.
De todos los rincones

La crisis ha marcado también la relación de periodistas invitados aunque no la repercusión de la fiesta en medios nacionales. Así, en 2011 se invitó a 30 informadores nacionales y extranjeros, con un presupuesto de 20.000 euros de presupuesto; mientras que en 2008 el número de invitados fue 45 y la inversión de 100.000 euros, logrando una repercusión mediática de 2,6 millones de euros.

Hay que apuntar que tras cada Carnaval se realiza un seguimiento a lo que cada periodista, cadena o medio invitado publica y difunde sobre la fiesta y se computa en términos de precio; es decir, lo que hubiera costado publicar en ese periódico, programa de radio o televisión, revista o agencia una publicidad con el mismo tamaño o tiempo de duración, una publicidad pagada. La cifra final, que el año pasado llegó a los 4,6 millones de euros es lo que se llama ‘difusión’ o repercusión de la fiesta y la que, año tras año, justifica el desembolso para las arcas públicas que cuesta el traslado y hospedaje de estos invitados. A lo largo de los años han sido ‘invitados’ a la fiesta periodistas de las principales televisiones y radio nacionales; RTVE, Onda Cero, Tele 5, Antena 3, Cuatro, la Sexta, Intereconomía TV, Telemadrid, Cadena SER, Cope, Punto Radio entre otras, y fotógrafos para periódicos y revistas como El Mundo, ABC, La Razón, Hola, Semana, Diez Minutos, Pronto, Cuore, Viajar, Cosmopolitan o Glamour. Entre los medios extranjeros acreditados han conocido la fiesta la televisión alemana Deutsche Welle, los programas Life Is Beautiful, del canal TV3 de Lituania, y Naturalist´s Travelling, de la cadena rusa Russia-Culture.

Desde Estados Unidos han venido periodistas de la revista Fama de Nueva York o Radio Latina, de Francia -una popular radio de la región de París-; BBC Radio, el portal travelbite.co.uk, la agencia de comunicación Snappin Turtle, o el Daily Mail, todos de Reino Unido. Desde Suecia han venido periodistas de Allt om Resor, una importante publicación de viajes de ese país; Xpress, la revista de a bordo de los trenes Arlanda Express, que unen Estocolmo y el aeropuerto de Arland, y el escritor y periodista Thomas Gustafsson, quien escribe para el Aftonbladet Resa, el suplemento de viajes del diario Aftonbladet -el periódico de mayor tirada de Suecia-. Hasta la cadena de televisión japonesa TBS ha visitado la isla para conocer la fiesta y luego presentarla en su país.