martes, 3 de enero de 2012

Los primeros 25 años de Río Orinoco

El periodo navideño llega a su fin, pero la Comparsa Río Orinoco borbota estos días de actividad, entre ensayos, pruebas de costura, emails y visitas de autoridades municipales, como punto de inflexión de una aventura que celebra estos carnavales sus primeros 25 años. “Hemos evolucionado bastante y hemos ganado más disciplina, que no dictadura, e implicación con el grupo, dentro de la diversión”, explica Antonio Javier Socas Rodríguez, actual responsable de la sociedad.
La aventura comenzó en el año 1988 en La Cuesta y tras hacerse un hueco en el concurso capitalino han logrado idear -con altos y bajos en el camino- una trayectoria con sello propio. Tras la triste desaparición de su impulsor, conocido por El Chamo, el grupo lagunero ha emprendido un nuevo carácter, “más luminoso”, más activo y más “serio”. “Lo más complicado que uno se puede encontrar a la hora de mantener un grupo amateur lo hemos encontrado en esta década, porque hace 15 años las opciones de ocio para la juventud no son las de hoy, con lo que resulta más difícil mantener a la gente atada a un grupo de Carnaval en el que no cobran nada pero sí les cuesta dinero y esfuerzo”, afirma el diseñador Frank Romero, que lleva años compaginando su labor creativa con la parte coreográfica de la comparsa. Y es que en esta nueva etapa, bajo el epígrafe Tenerife alegre con Río Orinoco, la comparsa ha presentado un proyecto para que pueda ser elegido por los clientes de Banca Cívica y recibir una subvención de la entidad bancaria.

Bodas de plata

Aunque el Carnaval capitalino no atraviesa su mejor momento, agobiado por los efectos de la crisis económica, Río Orinoco no renuncia a celebrar “con ilusión” sus 25 años dando la batucada. Lo más curioso es que, como explica su presidente, a la reducción de la subvención que cada año otorga Fiestas a los grupos se une que la ayuda que solía concederse a aquellos colectivos que cumplen 25 años ha desaparecido por la merma de las arcas públicas. “Teníamos claro que queríamos celebrar las bodas de plata, encima en el peor año, pero como cada año nos gusta buscar una motivación, lo hemos logrado poco a poco”, insiste Antonio Socas. Así, para sostener el entramado logístico, musical y social que supone una comparsa del Carnaval sus componentes han optado por subir las cuotas de sus miembros (50 euros por componente al año) y la venta de rifas. A pesar de los momentos económicamente delicados, la comparsa reconoce que a su cuenta bancaria ayudan las actuaciones que realizan a lo largo de todo el año en diferentes hoteles, salas de espectáculos y fiestas “de toda la Isla”. “En este último año fuimos a Los Gigantes, Los Cristianos y todo el Norte”, apostilla Antonio Socas, quien añade que su talante al frente del grupo se basa en “intentar tener un buen contacto con todos los grupos de Carnaval”.

Retos de futuro

“Aprender de los errores para convertirlos en éxitos”. Esta es la premisa con la que la Comparsa Río Orinoco se plantea su participación en las carnestolendas chicharreras. Este año cuenta con unos 70 componentes, entre los que se suben al escenario y colaboradores, y su aspiración es seguir creciendo. Su presidente desde hace dos años, Antonio Javier Socas, apuesta por el trabajo en equipo y la estabilidad para evolucionar. “De todos, soy el menos que entiende de Carnaval, de hecho, creí que era imposible sacar la comparsa sin El Chamo, quien tenía todo en la cabeza -admite-, pero tengo conmigo un grupo en el que cada uno tiene su función y con ello complementan y ayudan mi trabajo”.

Uno de los principales ingredientes que han aportado equilibrio a su potaje comparsero es el ‘fichaje’ de Frank Romero como coreógrafo permanente. Aunque lleva vinculado al grupo seis años, su participación se reducía en ocasiones solamente al vestuario. Los miembros de la junta directiva de la comparsa estiman “positivo” que Romero sea también su coreógrafo porque los números de baile irán en consonancia con las características de la fantasía. “No se puede llegar a ningún lado si el diseñador y el coreógrafo, director musical, etcétera, cambia cada año”, observa el propio creativo. En el apartado musical, el complemento de Romero es Juan Antonio Barrera, director de la batucada y la orquesta. Con Antonio Javier Socas al frente, la Comparsa Río Orinoco se presenta al Carnaval 2012 con varios lemas tanto para su fantasía como para su actuación musical, que tendrá sabor a “espectáculo de variedades”: Estamos de aniversario y Bodas de plata. La ‘puesta de largo’ tendrá lugar el 4 de febrero, a las 21.30 horas, en la Sala Castillo de Tegueste.

Diario de Avisos Nan García

Ya se pueden adquirir las entradas para la Final del Concurso de Murgas Adultas y de la Gala de la Reina del Carnaval 2012

Están a la venta desde hoy través de General Ticket de CajaCanarias Banca Cívica
La Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha puesto a la venta hoy lunes, 2 de enero, las entradas del Concurso de Murgas Adultas, tanto las tres fases como la gran final que tendrá lugar el 10 de febrero en el Estadio Heliodoro Rodríguez López, de la próxima edición del Carnaval que estará dedicado a Los Prodigiosos Años 60: La Era del Flower-Power .
Fernando Ballesteros, concejal de Fiestas del Ayuntamiento capitalino, ha llegado a un acuerdo con CajaCanarias Banca Cívica que permitirá adquirir las entradas a través de la web www.cajacanarias.es en el enlace general ticket.
El precio de las entradas para presenciar la final del Concurso de Murgas del Carnaval 2012 será de 9 € grada y 10 € silla, mientras que el bono que permite asistir a las tres fases y a la final cuesta 19 €.
También desde hoy se pueden adquirir las entradas para la Gala de Elección de la Reina del Carnaval 2012, que se celebrará en el escenario del Recinto Ferial el 15 de febrero, al precio de 10 € y la zona especial habilitada costará 15 €.

La Concejalía de Fiestas irá incorporando la venta de entradas del resto de espectáculos del Carnaval por Internet en los próximos días.