jueves, 22 de noviembre de 2012

Condenan a SCTF a pagar 2,5 millones por una deuda


Fue la popular Maribel Oñate la que contrató los servicios de Rolo Producciones, encargada de la construcción del escenario, entre otras funciones.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Santa Cruz de Tenerife ha condenado al Ayuntamiento capitalino a pagar 2,5 millones de euros a la empresa Rolo Producciones por las cantidades adeudadas durante la celebración del Carnaval de 2008. En aquel entonces la concejala de Fiestas era Maribel Oñate del Partido Popular (PP) quien contrató diversos servicios con esta empresa tales como la construcción del escenario en el Parque Marítimo.

Sin embargo, a lo largo del tiempo los diversos reparos impuestos por los servicios jurídicos sobre las facturas presentadas y la negativa a proceder al pago de las mismas pese a los acuerdos plenarios para que así lo hiciera el Ayuntamiento, obligaron al empresario a acudir a los tribunales que ahora le acaban de dar la razón.

En concreto, la Sala indica que los documentos presentados por Rolo demuestran "no sólo la realidad de la prestación de servicios, sino incluso la conformidad de las facturas", otorgadas por el Organismo Autónomo de Fiestas. De hecho, esta entidad las incluyó en un expediente de reconocimietno extrajudicial de créditos procediendo a acordar el abono de la deuda más los intereses de demora derivados.

La única defensa que planteó el Ayuntamiento fue la de apuntar que las facturas debían ser abonadas por el organismo autónomo y no por la Corporación local, un argumento que ha sido rechazado por el Juzgado. En concreto, la cantidad reconocida en la sentencia asciende a 2,2 millones a los que habría que sumar los intereses tal y como asume la propia Corporación local. Fuentes de la defensa del empresario apuntan que dada la claridad y contundencia del fallo éste no debería ser recurrido, pero en caso de que sea así advierten que en su momento podrían pedir que los funcionarios y cargos públicos que tomen la decisión abonen las costas judiciales y los intereses de demora que se apliquen a partir de ese momento.

El propietario de Producciones Rolo sufragó de su bolsillo desde la instalación y el montaje de los equipos de luz y sonido para los escenarios del Carnaval 2008 -que suponen la partida más abultada de la veintena de facturas que se reclaman y que asciende a 299.253,94 euros-, hasta la instalación de la estructura para el decorado. Sin obviar el abultado pago que se realizó al grupo Orishas, autor de la canción oficial de aquella edición, por su actuación en las fiestas de San Juan, y que supuso un desembolso de 133.522,36 euros, a parte de otros 89.117,34 a la misma formación musical por cantar en la primera edición del Carnaval de Día.

El Juzgado da también por probado que Javier Rolo pagó 72.507,82 euros a los cantantes de Eurojúnior, que estuvieron en la gala infantil o también otros 30.556,61 euros por el desplazamiento, alojamiento y contratación a Son 21 y Danzarines Canarios para protagonizar en Madrid la Marcha del Día de la Hispanidad. Posteriormente, la Asesoría Jurídica impuso reparos a algunas de las facturas al considerar que "no contenían los justificantes correspondientes, albaranes de entrega ni presupuesto aceptado". La Fiscalía Anticorrupción también remitió hace años un escrito al Ayuntamiento solicitándole que le enviaran el expediente. El empresario ha manifestado en varias ocasiones que el retraso en el pago de las facturas le llevó a la ruina y generó numerosos problemas económicos.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario