miércoles, 28 de diciembre de 2011

Descubren al firmar la subvención que Fiestas no les paga toda la ayuda

Una norma no escrita establece que los grupos nuevos del Carnaval cobran la mitad de la ayuda municipal el primer año y, a partir del segundo, el 100%. Sin embargo, representantes de grupos que cumplen dos años han descubierto que la organización les paga el 75% y deberán esperar al tercero para cobrarla toda. Y esto, sin aviso.


Dos murgas adultas y una infantil se encontraron el miércoles de la semana pasada con la desagradable sorpresa de que no iban a cobrar el cien por cien de la subvención económica, como el resto de colectivos de esa modalidad, sino que la organización había establecido un paso intermedio como requisito previo a cobrar toda la ayuda municipal.

Hasta ahora, los grupos nuevos admitidos percibían el primer año el 50% de la subvención, y a la siguiente edición, en su segundo año de participación, pasaban a percibir la totalidad de la ayuda. Eso, que ha ocurrido históricamente, se variará este año, sin aviso previo. Así, los que se estrenan recibirán el 50% de la ayuda, mientras que en el segundo año de participación el ayuntamiento abonará el 75% y no será hasta el tercer año cuando la corporación les abone el 100% de la ayuda.

Según los datos recabados por este periódico, los grupos afectados son las dos murgas adultas que se estrenaron el año pasado, caso de Jocikudos y de Rebotados, así como la infantil Rebobinados.

La desagradable sorpresa la descubrieron cuando minutos antes del sorteo que deparó el orden de actuación en el concurso los representantes fueron a firmar el contrato que regula la asignación económica municipal. En ese momento, aquellos que celebrarán el próximo febrero su segundo Carnaval se percataron de que iban a cobrar menos que los veteranos.

Tras preguntar, fuentes de la organización esgrimieron que, "como era habitual, el primer año se cobra la mitad de la subvención y al siguiente, el 75%", un criterio que fue defendido en el consejo del organismo autónomo de Fiestas que se había celebrado horas antes del sorteo, precisaron. Es más, para dar a valer la explicación, aseguraron que algunos de los expresidentes del organismo autónomo que participan en la actualidad, como ocurre con los exediles de Fiestas Dámaso Arteaga y José Carlos Acha, habían asegurado que no era hasta el tercer año cuando se abonaba la ayuda municipal.

Algunos de los grupos afectados están indignados no tanto por el recorte, que les afecta al perder más de dos mil euros, sino porque la organización no les avisara de sus intenciones. "Ahora ya hemos comprado las telas y nos hemos comprometido con gastos y tendremos que hacer un sobreesfuerzo, lo que supone un revés para nuestra maltrecha economía", explican los murgueros. En este sentido, las fuentes consultadas, que prefirieron guardar el anonimato, aseguraron que los grupos del Carnaval acumulan ya un 13% en la pérdida de poder adquisitivo. "El año pasado recortaron el 7% de la ayuda municipal y ahora aplican el 6%", señalan.

Versión oficial

El concejal de Fiestas, Fernando Ballesteros, explicó en la tarde de ayer que los grupos con dos años de antigüedad cobrarán el 75% de la subvención municipal, y no el 100 por cien como esperaban. El edil aseguró que la asignación presupuestaria ya recoge esta asignación, que priva a cada grupo de entre dos mil y tres mil euros.

No obstante, afirmó que desde Fiestas se intentará buscar fórmulas para ayudar a paliar los contratiempos económicos que le pueda provocar una decisión que se aplicará en firme a partir del Carnaval 2012. Desde la concejalía de Fiestas explican que no se trata de una decisión política, sino técnica, al ajustarse la previsión económica, y aseguran que la decisión ya era conocida por los grupos, extremo que niegan tanto los afectados como los históricos.

 
Humberto Gonar

Las ´macroterrazas´ vuelven al Carnaval

Las 'macroterrazas' vuelven al Carnaval del Cómic en 2012, tras seis años de ausencia, con el fin de recuperar y atraer a los mogollones de la plaza de Canarias (o del Intercambiador) a los miles de mascaritas que en los últimos años han escapado de la zona de Santa Catalina por la suciedad, el barullo y la inseguridad. "Yo no las considero terrazas", puntualizó ayer la concejal María Isabel García Bolta, "se trata de ofrecer algo diferente, reordenar y dignificar la zona de chiringuitos para atraer a la gente remisa a pisar el parque y a los extranjeros que nos visitan en el Carnaval, se trata de crear distintos ambientes para cada público". El Ayuntamiento eliminó estas instalaciones después de que en 2006 fueran precintadas para cumplir una sentencia judicial contra el ruido de los mogollones a instancias de unos vecinos de la calle Eduardo Benot.


Con el fin de crear esos "ambientes" se han diseñado unas zonas de copas delimitadas por chiringuitos agrupados en torno al nombre de los personajes más populares de los tebeos españoles. Esos chiringuitos-terraza estarán acotados por una valla de planchas translúcidas con uno o dos accesos en los que habrá vigilancia privada para controlar la admisión de clientes y evitar aglomeraciones.
Una de las terrazas se denomina Mortadelo y dentro de su espacio vallado se habilitarán hasta 12 barras y baños propios. Aunque la terraza sale a licitación por 40.000 euros con el fin de que la explote un solo empresario, se da la posibilidad de que luego este negocie con otros empresarios el subarriendo de alguna de las barras. La zona Mortadelo sólo tendrá un acceso por lo que será la más privativa de las áreas de marcha del Carnaval.

Los chiringays se agruparán en el espacio llamado Filemón, una zona con hasta 16 ventorrillos también acotados con vallas translúcidas. En este caso, sin embargo, los chiringays tendrán dos accesos aunque también habrá vigilancia en los mismos. Estas vallas impedirán el trasiego entre chiringuitos y las zonas ajardinadas y sobre todo la circulación o aglomeración de mascaritas por detrás de los ventorrillos. Cada chiringay se explotará de manera individual y salen a licitación a 3.300 euros.

La última terraza-chiringuito que sale a concurso para las fiestas es la que se monta bajo la recuperada marquesina de la autovía, donde ya hubo una terraza fija, precisamente llamada Marquesina, hace más de cinco años. Esta vez la zona de copas -se denominará Rompetechos- se circunscribe únicamente al espacio techado sobre la autovía.

El Carnaval contará también con una zona más popular, sin vallas ni vigilantes, en la trasera de Elder y Miller, la zona Zipi y Zape. La componen una veintena de ventorrillos de estudiantes y una docena de profesionales.

LaProvincia-DiariodeLasPalmas  Raúl Gil

Carolina Hernández es esteticista, diseñadora y propietaria, junto a su marido, Víctor Díaz, de Cavi Lladó

Carolina Hernández es esteticista, diseñadora y propietaria, junto a su marido, Víctor Díaz, de Cavi Lladó, firma que lleva más de 20 años realizando diseños para el Carnaval.


Para esta sesión, la representante de los encargados de la elaboración de la fantasía que presentará DIARIO DE AVISOS y Parque Bulevar en la Gala de la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife ha elegido para Naomi Álvarez “un estilo festivo pero sin recargar para no desentonar con su frescura y su juventud”, afirma la diseñadora. Carolina Hernández recuerda que “no solo la elegimos por su físico sino también por su personalidad, y por su forma de hablar y de expresarse”, destaca.

Diario de Avisos  Angeles Riobo

Gran Fiesta Infantil Murga Las Quintillas