domingo, 2 de octubre de 2011

Los grupos del Carnaval no descartan El Rincón

Las murgas y comparsas se resisten a dejar el parque y defienden que las fiestas sigan allí

 Los grupos del Carnaval se resisten a sacar la fiesta del parque Santa Catalina, pero apuntan a El Rincón como la única zona alternativa que hay en la capital grancanaria capaz de albergar un espectáculo de esas características. Entienden que toda el área de la plaza de la Música y las explanadas donde están los aparcamiento y las naves, en la desembocadura del barranco de Tamaraceite, dispone de los metros cuadrados suficientes para dar cabida a un gran escenario con sus gradas y a las decenas de miles de personas que acuden a los mogollones y las galas.

Lo mejor que tiene el lugar, coinciden, es que no hay viviendas cerca, aunque no desaparecería el problema de los ruidos porque los que se generan en la plaza de la Música sí afectan a las urbanizaciones de la carretera de Chile. También advierten de los reducidos accesos, que habría que ampliar para no convertir aquello en un embudo insoportable. Los carnavaleros echarían en falta también un edificio como el de Miller, que les permite cambiarse y ensayar mientras les llega el turno.

Orlando Jiménez, presidente de la Federación Insular de Grupos del Carnaval (Figruc) y líder de la murga Los Nietos de Kika, considera que la "la zona es buena, porque está situada en un marco incomparable, elimina todo el ajetreo de Santa Catalina y no está lejos del resto de la ciudad, porque está bien conectada y la gente puede llegar sin problemas". Jiménez, no obstante, prefiere seguir en Santa Catalina, porque es "más acogedor" aunque sea "caótico". "Yo no quiero pensar una gala o un concurso de murgas a la una de la madrugada en esa zona de El Rincón tan ventosa. La gente se puede morir de frío, pero si no hay más remedio podría ser el lugar alternativo", señala.

Algo parecido piensa José Talavera, presidente de la murga Los Twitty's, quien considera que la zona de El Rincón "estaría bien para los mogollones y los conciertos, porque no se molestaría a a nadie. Si hicieran una especie de anfiteatro, un buen escenario, a lo mejor estaríamos dispuestos a estudiarlo, porque no nos vamos a gastar una millonada en vestuario para luego salir en un descampado". Para Talavera, la mejor cualidad de El Rincón es la ausencia de vecinos en los alrededores, pero insiste en reclamar un escenario en condiciones para salir de Santa Catalina. "A cualquier sitio no nos vamos a ir", advierte Talavera, quien considera que "El Rincón no será nunca alternativa a Santa Catalina".

Muchos años
A juicio de Laura Nordelo, presidenta de la comparsa de la comparsa Cubatao, "son muchos años en el parque Santa Catalina y no veo los carnavales en otro sitio, pero es cuestión de adaptarse. Si son capaces de montar un escenario agradable para los grupos, a lo mejor me lo pensaría. Yo sé que para los vecinos es muy molesto aguantar los ruidos, pero lo que más les afecta a ellos son los mogollones. Por ese lado, sí lo veo bien que lo cambien a un sitio que no moleste a nadie". Para José Julio Armas, presidente de la comparsa Los Lianceiros, y muy crítico con los recortes en las subvenciones que habrá el próximo año, "el Carnaval es Santa Catalina o La Isleta". Por su parte, Francisco Rosales, presidente de la murga Los Chancletas, no contempla la posibilidad de "salir de Santa Catalina. No veo alternativa. El Rincón es el único espacio que hay, porque es una zona libre y no hay edificaciones, pero ya nos hicieron salir a las murgas del Estadio Insular".

LaProvincia-DiariodeLasPalmas

Continuas mudanzas

Murgas

Los concursos de murgas vienen celebrándose en el parque Santa Catalina desde 1998, fecha en la que la Sociedad del Carnaval decide sacarlas del viejo Estadio Insular para llevarlas al puerto. El primer concurso de murgas que se celebró en la capital grancanaria tuvo lugar en 1976 en los jardines del Castillo de La Luz y lo organizó el desaparecido Manolo García. Después las fases se celebraban en la gallera del López Socas y la final en el Estadio Insular, hasta que se mudaron al parque, donde llevan once años. Durante los años 80, solían actuar en el parque San Telmo y en la calle Francisco Gourié.

Galas
Las galas de la Reina del Carnaval comenzaron a celebrarse a finales de los años 70 en el teatro Pérez Galdós. Luego comenzaron a celebrarse en la plaza Santa Ana hasta que en 1995 las galas comenzaron a celebrarse en el parque Santa Catalina, donde permanecen.

Mogollones
Los mogollones y las verbenas se fueron antes para el parque Santa Catalina, que disponía de más espacio que la plaza Santa Ana, aunque también hubo verbenas en Vegueta. A principios de los 80 comienzan a celebrarse los mogollones en Santa Catalina, mientras en la otra punta, en la plaza Santa Ana o el teatro Pérez Caldos, tenía lugar el acto estrella de las carnestolendas

Alfonso Bravo, en exclusiva para Grupo Mascarada

foto
 ¿Qué significa para ti, tanto personalmente como profesionalmente este reto?Ante todo me gustaría comenzar esta entrevista aclarando el tema del cobro del cartel del Carnaval, aunque espero que lo haya hecho el Ayuntamiento de Santa Cruz. Tanto en la rueda de prensa como en muchos medios ha salido la noticia de que cobraría 3000 euros por la realización de dicho cartel, cuando la cantidad que voy a percibir será de 1500 euros. Me dicen que el motivo es un malentendido en la rueda de prensa.

Personalmente, crear el cartel del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2012 me llena demuchísima ilusión. El poder hacer el cartel de un Carnaval tan importante para el pueblo y para el mundo y más siendo de mi tierra, indudablemente es una gran satisfacción.
Profesionalmente, es un paso más en mi carrera, lo haré con la seriedad que se merece,pensando siempre en el pueblo y en la repercusión internacional que conlleva tener un cartel representando a Tenerife en ferias y escaparates de las ciudades más importantes del mundo.

¿Cuál es la foto que mejor plasma lo que significa el Carnaval?
Es complicado concentrar en una sola foto todos los diferentes sentimientos y significados que tiene un Carnaval. Ya se dijo una vez que el hombre que no se contenta con poco no se contenta con nada. Espero que sea una imagen que crea ilusión en este tiempo de cambios.

¿Que tipo de experiencias profesionales tienes en el ámbito carnavalesco?
En estos últimos años la verdad es que he tenido bastante contacto con el mundo carnavalesco. Fui el creador de la imagen de Murgas Champions, de las fotografías que llenaban las vallas de Santa Cruz y del spot del evento, donde realmente pude descubrir desde dentro la devoción y el fanatismo que concentran las murgas a la hora de "competir". Pura esencia y entrega y eso es digno de admiración. Conocí a auténticos líderes como Maxi, Raquel, Primi entre otros y entendí aún más esa fiel entrega a grandes personas. Fui jurado en Santa Cruz el año 2010, en una gala llena de recuerdos homenajeando a Don Enrique, una pura identidad carnavalera. En el apartado de carteles, tuve la suerte de ser seleccionado para la realización del Cartel del Carnaval Internacional de Puerto de la Cruz en los años 2004 y 2007. Evidentemente, gran orgullo también por ser el lugar donde nací, el lugar que me vio crecer y donde tantos amigos guardo en mi corazón.

Conocemos en tu trayectoria que has trabajo con diseñadores canarios con M&M (Marcos Marrero y María Díaz), incluso también has trabajado con Juan Calos Armas, diseñador y nuevo director de nuestra gala. ¿Cómo definirás el trabajo que hacen en el Carnaval?
La verdad que he tenido la gran suerte de trabajar con excelentes personas y profesionales en mi camino. El trabajo que han hecho tanto María Díaz, Marcos Marrero y Juan Carlos Armas, sin duda alguna han sido de gran calidad y espectacularidad, aportando al Carnaval en muchas ocasiones, en lo que a reinas se refiere, un antes y un después. Para mi han creado recuerdos inolvidables como aquellas piernas de Bibiana en 1993 con "Pim Pam Pum fuego", como ese esplendor de luz y color de Shaila en el año 2000, la elegancia de Ana María en 2005 y el atrevimiento de Cande en el 94. En el ámbito de la moda, creé las campañas en los años 2000, 2001, 2003, 2006, 2007 y 2008 de M&M y en 2008 la campaña Borboleta y el desfile en el Parque García Sanabria, que sirvió de tributo a la magnífica trayectoria de Juan Carlos Armas.

¿Cual es desde tu punto de vista, el mejor cartel que se ha hecho?
Le tengo especial cariño al cartel de 1985 creado por César Manrique, ya que tuve la oportunidad, siendo un niño, de que me contara en persona su inspiración y conservo un ejemplar firmado por él, aunque también el de 1988 ha sido uno de mis favoritos.

¿Te hubieras presentado con uno de tus trabajos a un proceso de Selección para elegir el cartel, si hubiera habido un concurso?.
Quizás en otra ocasión si. En estos momentos no estaba dentro de mis proyectos.

¿Crees que el carnaval de Tenerife, necesita apoyarse mas de grandes profesionales, para estar a la altura del 2ª Carnaval del Mundo, o consideras que la magia esta en ser elaborado por el pueblo?
Independientemente de los profesionales que se ocupen del Carnaval, creo que lo principal tendría que ser la seriedad, y evidentemente, no la seriedad como fiesta sino en la administración de ella. Llevamos mucho tiempo viendo más una guerra socio-política que una fiesta y eso creo que no debería ser. Sin lugar a dudas en Canarias hay grandísimos profesionales que pueden ocuparse de este trabajo. Creo que el profesional debe aprender del pueblo y el pueblo debe confiar en el profesional, eso sería un cocktail magnífico a la par que difícil. Sin duda, la magia la pone el pueblo, pero tiene que existir alguien que conduzca esa magia.