miércoles, 13 de julio de 2011

El Carnaval critica que la SGAE cobre por fiestas populares

Los representantes de las agrupaciones del Carnaval chicharrero desaprueban en su mayoría que la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) en Tenerife reclame al Ayuntamiento de Santa Cruz 300.000 euros por los actos en la calle. La Sociedad exigió al Organismo Autónomo de Fiestas el pago de diversas facturas pendientes de el Carnaval celebrados entre 2008 y 2010, entre otras cosas, por el concierto de Chayanne hace dos años, así como por los derechos de autor del certamen de rondallas, el Coso o los bailes en la ciudad.

Ante esta situación, el presidente de la murga infantil Los Mamelucos, Germán Vega, señaló que reclamar esas facturas es "lamentable".
En este sentido, Vega aclaró que los grupos que participan en el Carnaval no tienen "nada" a su favor porque, "al fin y al cabo, la SGAE cobra a las agrupaciones a través del Ayuntamiento", explicó. El presidente, además, puntualizó que es una "fiesta del pueblo en la que no se lucra nadie" y, por lo tanto, manifestó su desaprobación. "Se cobra por todo, incluso a las discotecas por poner canciones", protestó.

Vega también aprovechó para recordar la presunta trama de desvíos de fondos que rodea a la sociedad a nivel nacional: "Si nos ponemos así, que los culpables paguen lo que se mamaron porque estamos en un país de vividores".

Por su parte, el presidente de la agrupación musical Sabor Isleño, Pedro Ortega, cree que está "muy mal" que la Sociedad de Autores y Editores reclame el pago de las facturas. Ortega comparte la misma opinión con Germán Vega. Para el responsable de Sabor Isleño, el Carnaval es "una fiesta del pueblo" y, por ello, considera que "no se debería pagar". El representante, además, precisó que si se le debe ese dinero a la Sociedad estatal que dicha entidad justifique las facturas mediante "un listado detallado".


"La entidad se está enriqueciendo. ¿Hay que pagar por todo?", criticó Ortega. En su opinión, el nuevo concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Fernando Ballesteros "no debería pagar un duro".

La misma línea sigue Maxi Carvajal, director de la murga Los Diablos Locos. Ante la actitud de la SGAE, Carvajal declaró que no entiende por qué se tiene que dar ese dinero. Sin embargo, ante la deuda, señaló que el consistorio tendrá que pagar las facturas, aunque "también deberá abonar las facturas pendientes de otras cosas, como es el caso de Rolo Producciones", cuyos responsables demandaron judicialmente al consistorio debido al impago de un 2,6 millones de euros del Carnaval de 2008.

El director de la rondalla Orfeón La Paz, Esteban Afonso, define los cobros que realiza la SGAE como "un abuso". Ante las facturas que la sociedad reclama al Ayuntamiento, Afonso aludió a que las fiestas de invierno "son un festival cultural que no da negocio".

El director de la rondalla destacó que los ingresos que generan dichas fiestas son "deficitarios" y, aparte de eso, "la SGAE cobra un canon excesivo" al Ayuntamiento. El representante de Orfeón La Paz aseguró que es una "fiesta para el pueblo y no se puede recargar con este tipo de tasas cuando es un bien común", declaró el responsable de la entidad lagunera.

El director de la rondalla fue duro ante el sistema actual que ha puesto en juego la Sociedad de Autores y Editores a nivel estatal. El representante explicó que "cuando se generan ingresos, sí se pueden pagar dichas tasas, pero cuando no hay dinero, no". Además, Afonso consideró que utilizar las canciones de otros artistas es una forma de "promocionar al autor". Ante la desaprobación, piensa que es necesario "cambiar el sistema". "El Ministerio de Cultura debe marcar las pautas para realizar este tipo de cobros", aclaró el representante del Orfeón La Paz.

El presidente de la comparsa Danzarines Canarios, Luis Hernández, por el contrario, fue rotundo al considerar que el consistorio debe cargar con las facturas. "Lo que se debe se paga", precisó. Hernández recordó que "todos" utilizan los derechos de autor y, por ello, le parece "justo" que las canciones de otros se paguen porque "los artistas tienen que vivir de algo. Sin embargo, otra cosa es la SGAE", matizó Hernández.

El responsable de Danzarines Canarios recordó el presunto desvíos de fondos que pone en entredicho a varios dirigentes de la Sociedad a nivel nacional. Ante la presunta trama, recalcó que si "alguien metió la mano en la caja debe ir para la caja". En este sentido, Hernández hizo pública su oposición ante la problemática que rodea a la SGAE a nivel nacional. Pese a la desaprobación, el presidente de Danzarines Canarios ve "justo" que los artistas reclamen el dinero por utilizar la música que crean. "Para algo compongo canciones", precisó Hernández.

Al respecto, el Organismo de Autónomo de Fiestas del Ayuntamiento de la capital tinerfeña aún no ha hecho declaraciones oficiales al respecto. A pesar de la negativa a pagar la deuda por falta de presupuesto, fuentes del consistorio afirmaron que el nuevo concejal del área, Fernando Ballesteros, estudia actualmente la situación económica del organismo, además de las facturas que existen en torno a la entidad recaudadora para poder solucionar esta cuestión.