lunes, 16 de mayo de 2011

De almacén a ´museo´ del carnaval


Ginés Betancor Hernández atesora un verdadero arsenal de artículos de carnaval, recopilados a lo largo de 35 años. Ahora, ya retirado del mundanal ruido, los saca a la luz en su pequeño 'museo' instalado en un almacén

 Ginés es un clásico del carnaval capitalino. Hace 36 años comenzó su andadura en La Isleta, y con 70 años cumplidos y retirado de la actividad profesional, continúa en su empeño de rememorar el acontecer histórico de las fiestas. Su popularidad en el barrio se la debe en buena parte a su dedicación en la colaboración de las fiestas, no sólo las de carnaval sino también las del Carmen y La Naval.

La aportación a las carnestolendas capitalinas ha sido discreta, pero práctica y muy diversa, siempre en un segundo plano, huyendo de protagonismos y fiel a su modestia. Ginés es parco en palabras, pero desde que la conversación deriva en hablar del Carnaval, recuerda sin pestañear todos los momentos vividos en las distintas etapas que le ha tocado estar en la brecha.

Es un manojo de recuerdos y por eso quiere continuar con su labor de recopilación de objetos carnavaleros que atesora acumulados a lo largo de los años. Algunos regalados, otros obtenidos del reciclado considerados ya como desechos y otros, en muchos casos, adquiridos de su propio bolsillo. Y así, pasito a pasito, hasta atesorar un verdadero patrimonio de recuerdos de la fiesta más participativa de la isla.

"Siempre me ha encantado coleccionar y como me gustan los museos, pensé que sería una buena idea dedicar uno al carnaval, que, aunque muy modesto, al menos rescate muchos recuerdos y personajes que, de otro modo, pasarían al olvido", afirma.

Ha conocido a artistas, políticos, famosos, de los que cuenta multitud de anécdotas vividas tras el escenario y en la popularmente conocida como la 'Casita de Ginés', en el parque Santa Catalina, donde su consigna era "ver, oír y callar". ¡Ay, si Ginés hablara!, se preguntan algunos... Pero hay otros personajes del mundo del carnaval que Ginés recuerda con orgullo, como es el Charlot, al que le profesa un afecto especial. Con él entabló una íntima amistad y lo considera un icono y personaje único de las carnestolendas grancanarias. "Charlot no hay más que dos...", asegura Ginés. Otros personajes que recuerda con especial cariño son Juanito el Pionero, Tita, entre otros muchos que han dejado honda huella en el devenir del carnaval.

Rodríguez Doreste

Pero el personaje que le causó mayor impresión y con el que también terminó entablando una gran amistad, fue con el alcalde socialista Juan Rodríguez Doreste, quien cariñosamente llamaba a Ginés el enano. Edil que, en 1983, creó junto a Manuel García Sánchez la Comisión Mixta, formada por el Patronato del Carnaval y el Ayuntamiento, con el objetivo de consolidar las fiestas.

Gines Betancor ha expuesto en la Casa de Colón, en el Victoria, La Ballena, Las Arenas y el Castillo de La Luz, y ahora, de forma casi permanente, en un almacén de su propiedad en la calle Andamana 52, del barrio de La Isleta, donde ya son numerosas las personas y colegios que se han dado cita para mostrar a sus alumnos ese trocito de historia del carnaval grancanario.

El primer recuerdo que nos encontramos a la entrada es el traje de la primera reina del Carnaval, Rosa Delia González, en 1976. Viudos, carteles, objetos de la comparsa pionera Los Caribe, del que Ginés fue uno de los miembros fundadores, fotos de personajes carnavaleros, artistas, políticos, el disfraz del primer príncipe del Carnaval, elegido en 1980, e incluso, hasta la primera corona y cetro de la reina en 1980, Pilar Arocha, porque hasta esa fecha sólo se les entregaba bandas y se les daba un ramo de flores, puesto que no había para más...

LA PROVINCIA