martes, 13 de septiembre de 2011

El Carnaval de Las Palmas, “huérfano” sin Alberto Trujillo

Espero, deseo y confío que el retorno de Alberto Trujillo como responsable del decorado de las galas de Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria sea cuestión de breve tiempo.
 
 Hace cuatro años, Alberto Trujillo, fue víctima de una “caza de brujas” por parte del por entonces nuevo gobierno municipal, que intentó disfrazar –nunca mejor dicho- la destitución de Trujillo por otra pareja de diseñadores con el argumento de que eran de la total confianza de los nuevos responsables del ayuntamiento.
Sin embargo, muchas personas tuvimos el convencimiento de que a Alberto le pasó factura que presentarse en la lista municipal de Pepa Luzardo, aunque fuera en un puesto simbólico, sin opciones de ser elegido concejal.

Lo cierto es que Trujillo se superaba año tras año en nuestro Carnaval, algo nada fácil, y dejó el listón muy alto a sus sucesores, que personalmente creo que no lograron igualarlo.
En tal sentido, recuerdo obras tan majestuosas como la del Carnaval dedicado a París -parte de la cual puede apreciarse en la imagen que acompaña a este texto- junto a la que se fotografiaron numerosos grancanarios y foráneos.

Otra de sus obras de arte puede contemplarse aún en el exterior del Real Club Náutico de Gran Canaria. Esta entidad solicitó para su Centenario un cuadro de enormes dimensiones, y como reconocimiento a la excelente labor de Trujillo decidió exponerlo de forma permanente.

A lo largo de los años, Alberto Trujillo ha seguido trabajando en diversos proyectos, evitando polemizar sobre su destitución como diseñador del escenario carnavalero, pero llega la hora de que el nuevo gobierno municipal reconozca la labor del que ha sido el mejor artista a la hora de realizar el escenario del parque de Santa Catalina.


No hay comentarios:

Publicar un comentario